Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Literatura En La Ciudad escriba una noticia?

Dexter

04/02/2016 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un retrato fiel de Dexter. Foto: Andrea MilianiDexter es un año menor que yo, ahora tiene veintitrésLos años lo han golpeado, principalmente por estrés.Obvio, no el de él, Muchos rasguños son por culpa de Andrés, Pero las principales culpablesFuimos sus conductoras más inestables.Para mí él es un mango, Es como un Harrison Ford, Aunque nunca le mencionaré tal apellidoA mi Toyota Corolla del 92.Dexter fue una herencia.Después de que mi Yaya lo sacó de la agencia, Pasó unos años siendo una sensación, Luego mi hermano viajó con él por toda la nación, Y finalmente llegó a mí como una degradación.Su piel ya no es uniforme, El óxido lo carcomeTiene vitíligo de carrocería, Y necesita unos meses en una latonería.Pero él es comprensivo, pacienteY muy importanteRESISTENTEEntiende que estamos pendientes, Pero el dinero solo alcanza para lo más urgente.OJO.Eso no quiere decir que no levanta, Siempre había un "salío" en la cauchera, En el electroauto, gasolinera, taller y hasta chiveraQue le sobaba el capó y se apoyaba en la maleteraPara luego decirme con voz altanera:"¿Y no lo vendes, princesa?"Siempre le decía al pana que no, Que lo de Dexter y yo no tenía negociación, Y luego me contaba con aquel guayabo, Que tenía uno igual, que lo llevó hasta El Callao, Que lo vendió a un primo, que se lo dejó a un hermanoQue su Hyundai Accent de 2002 lo deja varado, Que Toyota es Toyota y como esa marca no hay dosQue nada como su Toyota Corolla del 92.Acsel atendiendo a Dexter en Caracas. Foto: Andrea MilianiDexter observa con sus faros opacos, Y aunque el motor es nuevo, su corazón es de Los Llanos, Odia el Ávila y los altiplanos, Por eso siempre me acompañó con emociónCuando íbamos a Acarigua por alguna vacación, ¡Y es que amaba la bajada de Tazón!, Pero se recalentaba de regreso y no había mediación...Aunque su sentido del humor no tiene comparación:Se hacía el muerto en la Francisco FajardoPara que yo temblara entre motorizadosY ajustara los bornes entre cornetazos.Jugaba al débil subiendo a Los NaranjosCuando iba con amigos para aterrorizarnos.Se creía sauna los días más soleadosSin dejarme bajar los vidrios ni unos centímetros más abajo.Me hacía quedar como loca en el electroauto, Y perder el respeto del señor Eladio, Se rió junto a Acsel cuando raspé el silenciadorPorque parecía una rapera y él mi Beat Box.Pero lo mejor de Dexter era su vocación de profesor, Se dedicó a complementar mis estudios con fervor, A enseñarme con prácticas cómo se armaba un motor, A callarle la boca a los muchachos de mi salón, A hablar de conchas de viela, cámaras, pistones, bujías, amortiguador, Hasta de cómo se monta el ventilador junto al radiador.Me obligó a ser independiente y exigir respeto, A alzar la voz en las tiendas de repuestos.Me abrazó y me escuchó en la peor crisisNadie tiene dudas de que fue la de la tesis.Estuvo ahí para hacer eco a mis carcajadas, Fue mi clóset y hasta mi almohada, Fue complaciente con mis inventos, Me llevó a la playa y a esas noches de muchos eventos.Cuando existió una negociaciónEntendió todo en mi graduaciónMe dijo: "Toma la decisión, Pero antes, nos vamos de paseo solo tú y yo".Con un atardecer llanero espectacularY el CD rayado de Devendra BanhartHicimos el mejor viaje para decir adiós, Yoy mi Toyota Corolla del 92.El viaje de despedida con Devendra Banhart como soundtrack. Foto: Andrea Miliani

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Literatura En La Ciudad (92 noticias)
Fuente:
literaturaenlaciudad.com
Visitas:
4054
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.