Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jsebastian escriba una noticia?

El destructivo síndrome de los lanzamientos

16/03/2011 14:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si estás interesado en ganar dinero en internet y has explorado incansablemente las diferentes opciones que la web te ofrece y sencillamente no puedes escojer cuál es la mejor para tí, no estás solo.

Hay un muy común fenómeno que es una de las causas más fuertes de que tantos de los emprendedores en línea que quieren comenzar a gozar del maravilloso mundo del trabajo por internet se den por vencidos antes de ver siquiera su primer dólar por internet.

Se le llama ‘ Parálisis por Análisis’ y este estoy seguro que es una palabra que has escuchado anteriormente y es un fenómeno muy común. Sólo que en el internet se da de una manera muy peculiar.

Veamos si te identificas con la siguiente historia:

Juan es un profesional del mundo tradicional que está interesado en comenzar a liberarse de su estilo de vida de oficina, las largas horas de trabajo, la falta de dinero y la falta de tiempo para él y su familia.

Por alguna razón comienza a considerar el internet como una forma novedosa y práctica de generar un ingreso extra, y porqué no, posiblemente hasta como una nueva profesión por medio de la cual pudiera alcanzar la libertad financiera y el estilo de vida con el que siempre ha soñado de por vida. Así que un buen día comienza a hacer su investigación en internet, y sin haber pasado ni siquiera 30 minutos, ya ha dejado su email y su nombre en 20 diferentes sitios de 20 diferentes expertos que le prometen que su programa o su curso es la solución a todos sus problemas.

Juan comienza el proceso de estudiar cada uno de los productos, sistemas y herramientas mágicas que le prometieron fama, riqueza y sus sueños hechos realidad y después de 4 horas de estar viendo videos y cartas de ventas de todos los gurús a cuyas listas ya pertenece no puede evitar emocionarse tanto por lo que le prometen y le aseguran que va a pasar en su vida que inmediatamente saca su tarjeta de crédito e invierte alrededor de 200 dólares en herramientas y programas, y una o dos suscripciones con costo mensual. Después de todo hay que invertir para ver dinero ¿cierto?

Juan Tiene varias opciones de las cuales escoger y selecciona el que le parece más atractivo de todos los cursos que compró y empieza a poner manos a la obra. Pero hay tanto que aprender y tantos conceptos que dominar que la saturación no tarda mucho en llegar y con ella, la desesperación porque ya vas tres días desde que comenzó a aplicar la información de su curso y aún no está haciendo dinero mientras duerme.

Ni modo, supone que fué dinero perdido y deja atrás ese curso pensando que simplemente no era el correcto, pero no se preocupa porque todavía tiene en su arsenal los otros dos cursos que había comprado y después de escoger detenidamente el siguiente con el que va a comenzar de nuevo pone manos a la obra.

Ha pasado una semana desde que Juan comenzó a aplicar la información contenida en su segundo curso, y a pesar de que es muy pronto para que los resultados se empiecen a dar, Juan ya se vislumbraba tomando margaritas en la playa a estas alturas y le llena de frustración el hecho de que le está dedicando todo el poco tiempo libre que tiene a esta nueva aventura que ni siquiera sabe si va a resultar, pero sigue teniendo fé en las palabras del gurú que le prometía que con el curso que ahora tiene en sus manos se convertiría en un imán de dólares.

En un descanso que se toma, checa su correo y se encuentra con que uno de los gurús en donde dejó su correo y nombre está a punto de hacer un lanzamiento masivo de un revolucionario sistema que hará a todos los demás palidecer en comparación. Y su corazón empieza a latir de nuevo. ¡Esto es lo que estaba esperando! ¡Ahora sí no hay forma de que no me vuelva rico por internet! es lo que viene a su mente mientras detenidamente lee y escucha las palabras del gurú que, una vez más, le endulza el oído con historias de riqueza fácil y abundancia sin límites si tan sólo adquiere su curso.

Juan espera ansioso el día del lanzamiento, emocionado por la grandiosa vida que le espera. La emoción se ha estado acumulando a lo largo de varios días porque no sólo el experto creador del curso le ha seguido mandando emails con más videos y más cartas con sinfín de textos hábilmente elaborados para hacer a Juan salivar, sino que muchos otros más expertos de los que también recibe mensajes están promoviendo este mismo curso del gurú original, como afiliados, y todos le ofrecen tantos bonos si tan sólo compra el producto con ellos que no sabe a través de quién adquirirlo.

Después de cuidadoso análisis se decide comprarlo con el que considera le ofrece los mejores bonos y ahora no queda más que esperar al día del lanzamiento.

El día esperado llega finalmente y Juan casi no ha dormido de la emoción y no ha soltado su tarjeta de crédito y no se ha movido de la computadora y no para de ver el reloj para que exactamente a la hora que le manden el email que contiene el email con el enlace a la página de compra pueda ser de los primeros diez en comprar y ¡así obtener los más poderosos bonos que cualquier persona haya visto en la historia de la humanidad!

Después de pagar 197 dólares más de su ya drenado presupuesto Juan está contento por comenzar (una vez más ) y se dispone a poner manos a la obra. Empieza a ver la información que contiene el curso, comienza a poner manos a la obra y después de dos semanas completas Juan no es millonario todavía, lo cual lo llena de tristeza y poco a poco comienza a considerar la posibilidad de abandonar esto de los negocios por internet, lo cuales para Juan han resultado ser una total estafa.

Justo está dándose un descanso después de considerar esto por unos segundos, cuando en su bandeja de entrada ve un email que le hace latir el corazón una vez más y le devuelve la esperanza… El email se titula: ‘ gana 1000 dólares al día en piloto automático’ ¡El lanzamiento del año se acerca!…

Creo que sabes el resto de la historia. ¿O no?

Me interesaría mucho saber tu punto de vista con respecto a este fenómeno actual que parece que no tiene fin y que afecta de manera muy significativa las probabilidades de éxito de los nuevos emprendedores por el simple hecho de no dejarlos concentrarse en algo hasta llegar al final.

Te toca a tí terminar esta historia. ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Cómo te has visto afectado por esta técnica de ventas?

deja tu comentario aquí abajo…


Sobre esta noticia

Autor:
Jsebastian (31 noticias)
Fuente:
ganardineroeninternet.org
Visitas:
2110
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.