Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Postcefalu escriba una noticia?

Después de amanecer

15/06/2011 23:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLos años de carestía posteriores a la depresión de 1929 y a diferencia  de lo que  ahora sucede en Occidente,     propiciaron la aparición de una  oleada de películas de muy diversas nacionalidades - entonces sí que la globalización, al  menos en cuanto a cine se refiere,   pudo ser real  -, incluso en las cinematografías más punteras,   de naturaleza  fundamentalmente optimista, tan realistas a la hora de reflejar las dificultades que atravesaba una mayoría de la población como aún arraigadas y defensoras de los valores de un humanismo que remontaría esas situaciones aplicando  sentido común, ganas de vivir, valor y un sentido de la dignidad  que  ahora parece a la venta.

Ni el sensacionalismo  que  buscaba hacer sentirse  un afortunado a quien se sentaba en la platea a contemplar ajenamente  problemas que quizá relativizaran los suyos ni el nihilismo para arrebatar la poca o mucha esperanza que el público aún conservara, se encontraban  entre sus ingredientes.  "Man´s castle" y tantos otros Borzage que ya barruntaban el desastre, la mágica "Zoo in Budapest", "The struggle", "Ze soboty na nedêli", "Heroes for sale" encabezando los  Wellman, "Bed of roses" y otros La Cava, un buen número de Sun Yu y Ozu contemporáneos, "Our daily bread", incluso "Merlusse" y otras tantas, aún  contaban decididamente con las personas como principal (y único) capital  de un país por  muy empobrecido que se hubiese quedado  por culpa de los que habían robado, malversado, escondido y, en fin, "movido" el dinero de donde generaba riqueza también para otros a su exclusivo territorio.Son todas ellas  películas duras, con escenas a veces terribles, que para nada gustarían ser vividas aún vestidas ocasionalmente con ropajes de comedias o  plagadas de  ironía y que reflejaban la tensión, la tristeza o el gris porvenir que esperaba  los próximos  años a mucha  gente víctima de las circunstancias, que tuvieron que vivir con lo puesto, perder sus sueños, olvidar sus aspiraciones, quizá para siempre.De todas ellas, una de las mejores y la que debería ser la bandera de todas es  "Sonnenstrahl", el optimismo hecho celuloide.Más capriana que Capra - que quizá tuvo en cuenta su final para el que corona su obra máxima, "It´s a wonderful life" -, "Sonnenstrahl" es también por desgracia una de las menos recordadas y difundidas, en ninguna de las dos versiones circulantes, alemana  o francesa ("Gardez le sourire").Desde  luego la popularidad del húngaro  itinerante Pál Fejös nunca fue grande.

A excepción de su justamente célebre "Lonesome", ninguna otra de  las películas de su  olvidada singladura ha obtenido grandes titulares en ninguna parte. No los hubiese merecído su versión de "Fantômas", pero sí con creces su muy personal y shakespeariana "Ítél a Balaton" o la espléndida "Tavaszí, zápor / Marie, légende hongroise", y hasta mal  se recuerdan  sus otros films americanos, la ambiciosa "Broadway", "The last performance / The magician"  - que  bien pudo  ser tan famosa como muchos Browning o Murnau - o la aparentemente desaparecida ya "The last moment".

En general ni han contado ni cuentan con buenas copias o siquiera forma de ser encontradas para revalorizar su carrera, pero pocas dudas puede haber del talento de Fejös a poco que se entre en contacto con su cine, o de si sabía dirigir actores, economizar planos y escenas y si tenía sentido del humor.  Ahora que sin duda somos más listos, estamos mejor informados y cualquiera es más mundano y entiende casi de todo,   "Sonnenstrahl" y su juvenil entusiasmo inarredrable aún sin tener un  groschen en el bolsillo, debe parecer una cómica fantasía pasada de moda para una gran mayoría: felicidad sin dinero, verdadera fe en las posibilidades individuales más allá de una línea tecleada en un curriculum vitae, capacidad para empezar desde cero las veces que hagan falta, la vida como un regalo si  quieres a alguien...

Más sobre

El efecto del film puede ser ahora incluso el opuesto a su sentido imageporque la historia de amor sin grandes pasajes románticos al uso, casi  más de amistad y reconocimiento mutuo de una inocencia aún no perdida,   entre el chófer en paro Hans (Gustav Fröhlich) y la aún ni veinteañera Anna (la siempre maravillosa  Annabella) - ambos, carne de suicidio  al comienzo del film -  es cualquier cosa menos sospechosamente ejemplificante, menos aún una demagógica llamada a la resistencia, con lo que queda eliminado el matiz sociológico que "justificaría" su recorrido y envilecería su sombra.

Poner buena cara a  los trabajos menos edificantes,   encontrar el lado  divertido a cualquier situación y mirar a la gran y hostil  Viena como a un permanente (eliminando el matiz  escapista, liberador  que la conexión con "Sunrise" lleva a hacer, aunque consista básicamente en la misma cosa: ver el mundo desde otro punto de vista) escenario para el disfrute del tiempo que les reste juntos, supongo que se antoja ahora poca porción del pastel de la vida.

"Sonnenstrahl"  tiene  el ritmo  adecuado, que parece improvisado y que de tan ligero resultan aún más abruptas  las contadas escenas dramáticas que contiene, que fastidian a los protagonistas casi tanto como al público que disfrutaba de sus simpáticas peripecias. Esa combinación  de ligereza amenazada por la tragedia que  Leo McCarey elevó a lo máximo.

Es precisamente esa característica, la empatía, la que  ha atravesado ocho décadas sin mácula para  conservar al film  con toda su frescura, como los grandes Borzage  con los que comparte una defensa cerrada de la  pareja como límite máximo exterior de la felicidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Postcefalu (179 noticias)
Fuente:
postcefalu.blogspot.com
Visitas:
1679
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.