Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Despierta asesinato de activista fantasma de secuestros en Gaza

15/04/2011 06:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ejecución del italiano Vittorio Arrigoni por un grupo salafista radical supone un duro golpe para el gobierno del Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás) y para la seguridad de los activistas internacionales que trabajan en la Franja de Gaza. Secuestrado ayer y asesinado en horas de la noche antes siquiera de cumplirse el plazo que habían dado al gobierno de Hamás para liberar a tres de sus presos en la Franja, entre ellos a su máximo líder, el jeque Abu Walid al Maqdasi, el cadáver de Arrigoni fue hallado en la vivienda de un activista del grupo Monoteísmo y Guerra Santa. Se trata de un grupo de orientación salafista y de los más extremistas en la zona, más incluso en la interpretación del islam que el propio Hamás, que aboga por una vida estrictamente religiosa y de acuerdo a los principios del Corán. "En Gaza, como en otros países árabes e islámicos, hay numerosos grupos islámicos y aunque para un europeo o americano parezcan todos iguales, en realidad no lo son y entre ellos hay un intenso enfrentamiento ideológico, religioso y político", dijo a Notimex un periodista palestino de Gaza que prefiere no ser identificado. La vida en la Franja se radicalizó hacia el islamismo desde que Hamás expulsó de ese territorio al gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), de orientación laicista y centrada en la lucha contra la ocupación israelí para alcanzar la independencia. A diferencia de los grupos tradicionales que integraban la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), creados y desarrollados en el exilio, los que surgieron en Cisjordania y Gaza durante los años de ocupación israelí son de inclinación islamista. "Este crimen no refleja los valores morales y tradiciones del pueblo palestino", indicó el Partido Palestino del Pueblo, de izquierda y miembro de la OLP, en un comunicado de condena con el exigió "el máximo castigo" para los responsables. Arrigoni, de 36 años, era activista del Movimiento Internacional de Solidaridad, dedicado a luchar por los derechos de los palestinos y a ayudarlos en todo tipo de labores humanitarias para mejorar sus vidas. En 2003, una activista del mismo movimiento, la estadunidense Rachel Corrie, murió en Gaza atropellada por un vehículo militar israelí cuando trataba de bloquearle el paso, en un suceso del que Israel se responsabilizó recientemente en un acuerdo con la familia fuera de los tribunales. A diferencia de la de Corrie, la muerte de Arrigoni supone un duro golpe para Hamás, que desde 2007 creía haber puesto orden en Gaza y conseguido controlar a los grupos delictivos y políticos más duros, entre ellos algunos con posibles vinculaciones con la red Al Qaeda. Conocedor de las repercusiones políticas locales e internacionales que podría tener, Hamás niega tajantemente la existencia de estos grupos ultrarradicales en Gaza, pero el Monoteísmo y Guerra Santa es relacionado con la red por algunos expertos. La ejecución de Arrigoni, horas antes de cumplirse el plazo dado ayer en un video colgado en YouTube por los secuestradores, responde también al modelo de actuación de los salafistas. Ehab al Ghussein, portavoz del Ministerio del Interior en Gaza reveló que dos personas están detenidas por el asesinato y que se busca a una tercera, todas del grupo dirigido por el jeque Maqdasi, detenido el mes pasado en una playa de la capital de la Franja. El secuestro de periodistas y activistas extranjeros era común en Gaza hasta 2007, siendo el más notorio el del corresponsal de la BBC Alan Johnston, que duró 114 días en cautiverio y fue liberado de forma pacífica por Hamás poco después de hacerse con el poder. La madrugada del viernes estas fuerzas consiguieron dar con el paradero del italiano, aunque demasiado tarde. El comunicado oficial de Hamás destaca que fue asesinado "de una forma horrenda", ahorcado, y que los captores nunca tuvieron la intención de negociar su liberación porque lo mataron mucho antes de vencer el ultimátum de 30 horas que habían dado y que debía haber concluido después del mediodía del viernes. "Este asesinato criminal no refleja nuestros valores, ni nuestra religión, ni nuestra tradición", dijeron funcionarios del gobierno de Gaza en una rueda de prensa tras el asesinato. Para complicar la investigación, el grupo Monoteísmo y Guerra Santa se ha desvinculado del asesinato en un comunicado en internet en el que dice que "aunque no tenemos nada que ver, lo que ha ocurrido es resultado natural de la política de Hamás con los grupos salafistas". Por ahora Hamás mantiene el secreto sobre la investigación aunque se sabe que llegaron a la vivienda gracias a un militante detenido de ese grupo. Esto significa que hay una secesión dentro del grupo o que sencillamente ha preferido deslindarse para no sufrir las consecuencias del crimen. Las consecuencias más inmediatas del asesinato afectan también a la seguridad personal de las decenas de activistas internacionales que actúan en Gaza, si bien no existe aún un llamado a abandonarla por parte de ningún gobierno. Tras la ola de secuestros antes de 2007 muchas de las organizaciones no gubernamentales, y también medios de comunicación, abandonaron la Franja, a la que regresaron después de la operación israelí Plomo Fundido para ayudar a reconstruirla.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1698
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.