Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Desearía que usted no hubiera venido”

22/09/2009 09:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde la isla de Pascua hasta Venecia, las comunidades locales se alzan en contra del daño ambiental causado por el ingreso ilimitado de turistas en zonas con ecologías frágiles y escasos resguardos

“Desearía que usted no hubiera venido”En folletos o guías turísticas se ven idílicos y fascinantes. Playas limpias, antiguos monumentos y ciudades históricas exultantes de encanto.

Pero las tarjetas postales de los sitios turísticos del mundo no muestran una imagen cada vez más común: los grupos de locales que enarbolan carteles deseando que uno no estuviera allí.

El mes pasado, habitantes de Isla de Pascua bloquearon el aeropuerto, exigiendo que se ponga límites a los 65 mil visitantes que llegan cada año, algunos de los cuales deciden quedarse a trabajar. “Lo único que queremos es una respuesta del gobierno respecto de la necesidad de controlar más a quienes llegan a Isla de Pascua”, dijo la alcaldesa Luz Zasso.

“Queremos, por ejemplo, que quienes lleguen tengan una tarjeta que describa las actividades que harán acá, como se hace en las islas Galápagos”.

Con una población de 4.900 habitantes, que ha crecido en 29% desde 2002, la isla está obligada a lidiar con más de lo que es capaz.

Un problema parecido llevó a las islas Pitcairn, también en el Pacífico, a establecer controles de inmigración con categorías de turistas de “período corto”, con una estadía máxima de 14 días, y turistas de “período largo”, con estadía máxima de seis meses.

Las islas Galápagos ya tienen un límite de visitantes, pero siguen sufriendo de lo que algunos llaman “fatiga mochilera”.

Hace sólo unas semanas, científicos descubrieron que un mosquito portador de la malaria, que amenaza al ecosistema único de las isla, estaba siendo traído por turistas.

Las Galápagos (famosas por su gran cantidad de especies endémicas) tuvieron un incremento en el número de visitantes desde 40 mil en 1990 a más de 170 mil el año pasado, haciendo del turismo una fuente importante de ingresos para las islas y el Ecuador continental.

Proteccion Turismo masivo

“Pocos turistas se dan cuenta de la ironía de que su viaje a las Galápagos está afectando a la misma belleza intocada que vienen a ver”, dijo Tom Hall, de la guía de viajes Lonely Planet.

“La Isla de Pascua es algo diferente a las Galápagos. Es una escala clave para los vuelos entre Chile y Tahiti y recibe muchos visitantes que se quedan por unos días. Pascua no tiene la opción de restringir las visitas privilegiando a los turistas de altos ingresos, como lo hacen algunos países como Botswana. (…) La lejanía de Isla de Pascua significa que nunca será otro Machu Picchu en términos de las cantidades que la visitan, pero depende casi por completo del turismo, por lo que es comprensible que la gente local quiera llamar la atención y limitar cualquier daño… Mire lo que está planeando Venecia: ¿es eso justo? ¿Debiera tener, una de las ciudades más caras del mundo, el derecho a dejar gente afuera?”.

Cierres definitivos

Venecia está aumentando la presión sobre las autoridades italianas para que tomen acciones drásticas contra el flujo diario de visitantes que repletan las estrechas calles de la ciudad y su plaza del Renacimiento.

Enrico Mingardi, encargado del transporte público, acaba de proponer que los turistas anuncien con anticipación sus visitas a la ciudad para que sólo una cantidad sea autorizada a ingresar en un día determinado. “Se necesita estudiar un proyecto que ponga un tope al número de visitantes”, dijo.

La conquista del Everest ha visto cómo un pequeño pero devoto flujo de escaladores deja allí tanta basura que el campamento base fue descrito como “el basurero más alto del mundo” por el montañista Sir Chris Bonington.

La Asociación nepalesa de montañismo instó al gobierno de Nepal a imponer un depósito a los escaladores, a devolver sólo si se llevan de vuelta con ellos sus elementos desechables.

Cuando los constructores de las tumbas de los faraones sellaban los sitios funerarios en el Valle de los Reyes, hacían todo lo que podían para sellarlos eternamente. La ventilación no era prioridad, razón por la que Zahi Hawass, secretario general del Consejo supremo de antigüedades de Egipto anunció en agosto que el impacto de miles de turistas respirando todos los días dentro de las tumbas estaba haciendo daño a los grabados y pinturas murales.

Las tumbas de Tutankhamon y de la reina Nefertiti y Seti I tienen tanta humedad que están creciendo hongos en los muros.

Se espera ahora que las autoridades egipcias anuncien planes para cerrar completamente al público por lo menos esas tres tumbas, reemplazándolas con réplicas. Hawass advirtió que “las tumbas podrían desaparecer en entre 150 a 500 años”.

Desde la isla de Pascua hasta Venecia, las comunidades locales se alzan en contra del daño ambiental causado por el ingreso ilimitado de turistas en zonas con ecologías frágiles y escasos resguardos


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
3692
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.