Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lobokrat escriba una noticia?

Desde Haití

09/02/2010 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Relato de un voluntario que viajo a este pais para evaluar la necesidad de ayuda medica a finales del mes de Enero 2010

A continuacion un extracto de un relato enviado hace algunos dias por la pequeña brigada de evaluacion de las necesidades de atencion medica y posible colaboracion con este pais.

Desde Haiti

(esta es una adaptacion libre de un reporte recibido directamente desde Haiti. El autor de la narracion se encuentra en Haiti para evaluar la situacion y determinar la mejor estrategia para poder ayudar. El autor original representa una organizacion de salud y por ello hizo el viaje de evaluacion. Siendo este un reporte de primera mano y de una fuente 100 % confiable, se me ocurrio adecuado para empezar mi colaboracion en estas paginas ).

"Al llegar a Puerto Principe, nos hospedamos en una zona alejada de la destruccion, y desde nuestras habitacion la vista era hermosa. Con una panoramica de la ciudad a lo lejos. Si alcanzabamos a vislumbrar algunas contrucciones derrumbadas, pero en general, era un panorama hermoso. A la distancia podiamos observar el trafico del aeropuerto en donde desfilaban helicopteros y aviones cargados de ayuda para los sobrevivientes, ese era el unico recordatorio de la tragedia que percibiamos desde nuestro alojamiento.

Empezamos el dia escuchando la misa de domingo oficiada por el Arzobispo, y el coro de los feligreces sonaba agradablemente. Nos enteramos que a pesar de lo melodioso del canto, la mayoria de los feligreses habian sufrido la perdida de seres queridos en el terremoto.Los Haitianos han tenido una vida muy dificil. Nos dijeron un 40 % es portador del virus del SIDA, que 52 % no ha ido a la escuela y que el sueldo promedio es de alrededor de 800 euros al año.Esto en un pais en donde la gasolina cuesta 3 euros el galon y en donde los viveres son mas caros que en el estado de California. El indice de desempleo es de 70 % y el promedio de vida de las mujeres es de 57 y de los hombres 52.

Asi empezamos el dia y nos dirigimos hacia el centro de la cuidad. Durante el trayecto, nos dimos cuenta que los daños a la ciudad excedian las peores imagenes que habiamos visto por television. vimos como edificio tras edificio estaba destruido y en el aire flotaba el hedor a muerte. Cruzamos campamento tras campamento de gentes alojadas en casas de campaña. Cada parque y cada espacio abierto disponible esta ocupado por campamentos de refugiados. Vimos miles y miles de gentes deambulando o paradas en las esquinas.La vida regresa, pero a una cuidad destruida.por el terremoto.

A la media hora llegamos a nuestro destino ( un hospital muy antiguo)en donde ibamos a iniciar nuestra labor del dia.Las rejas se abrieron para dar paso a nuestro vehiculo. A nuestro alrededor habia una gran cantidad de gente y la mayoria de las construcciones se han derrumbado o estan en pesimas condiciones.Al entrar a los terrenos del hospital, nos impacto lo que vimos: los enfermos tirados sobre colchones o resguardandose en tiendas o albergues improvisados. La privacidad no existe, vi enfermos descansando lado a lado, en camas, camillas y sillas. Vi el examen efectuado a una mujer al aire libre, sin ropa o cobertores, Todos estan amontonados, hombres mujeres y niños.la gran mayoria de los lesionados presentan lesiones por haber quedados atrapados entre escombros, fracturas y amputaciones.

A nuestra llegada fuimos recibidos por un par de doctores de Belgica y de Alemania que habian estado realizando labores voluntarias durante varios dias.Los voluntarios iban a regresar a sus paises proximamente. El Dr Belga nos recibio de manera cortante, pero poco a poco empezamos a mejorar la comunicacion, nos llevaron a recorrer el hospital. Para hacer la evaluacion inicial de los enfermos, esta se hace bajo un tejado improvisado con una lona (sin camillas ni mesas, solo sillas)El hospital tiene un patio central en donde los enfermos se refugian en tiendas o se tienden al aire libre.Algunos reciben atencion de los voluntarios, pero la mayoria son atendidos por sus familiares.La mitad del hospital se habia derrumbado, cuando nuestro guia nos llevo a la seccion que aun estaba en pie, junto a la parte destruida, el olor a cadaver putrefacto era casi insoportable.Nos explicaron que el olor provenia de unos 50 niños y algunos adultos que habian quedado sepultados al derrumbarse esa parte del hospital. Nadie pensaba siquiera en desenterrar esos cuerpos. Nos indicaron que podiamos instalar un operativo en una sala adyacente, siempre y cuando pudiesemos soportar el fuerte olor.

El recorrido continuo y fuimos a la farmacia( sepultada bajo los escombros del edificio). Nuestro guia dijo que la unica manera de llegar a la farmacia, era gateando bajo unas paredesderrumbadas y asi lo hicimos. Pero cuando llegamos a la reja de entrada, nuestra sorpresa fue encontrarla cerrada, asi que nos volvimos a salir.

El, de unos 4 años, abrazo al osito y me regalo una sonrisa, la primera que le habiamos visto esbozar, y solo me dijo 'Merci'

El cuarto de interpretacion de radiografias, se encuentra afuera, contra una pared, y la maquina de radiologia estaba apagada, ya que segun el tecnico que la operaba, sa habia 'calentado', asi que el la habia apagado y se habia marchado a su casa.

Despues fuimos a visitar a los enfermos. Nuestro guia de Belgica nos presento con unos doctores alemanes y la discusion se centro en el caso de un paciente de unos 30 años que habia sufrido heridas al quedar prensado de una pierna y un brazo. Nuestro diagnostico fue de sindrome de compresion, y nuestro guia solo dijo -Pues llevemoslo a cirugia, y asi lo hicimos.

Las salas de operacion se encontraban en un edificio viejo y cuarteado, pero que parecia hasta cierto punto seguro. habia cuatro areas de operaciony tres de ellas estaban ocupadas, por lo que nos instalamos en la cuarta sala. La ascepcia se hizo bajo una llave que se usaba para regar el jardin. Como pudimos nos improvisamos un equipo de cirujia y efectuamos la operacion. Aunque habia un equipo de anestesia, no estaba funcionando. Solo teniamos un oxigenador manual sin medidor de presion y solo tienen un tanque de oxigeno en todo el hospital. no hay instrumentos de cauterizacion y solo hay unos guantes de talla mediana . La operacion la efectuamos usando el escaso equipo que pudimos llevar. Si bien habia una pequena lampara quirurgica, la iluminacion era insuficiente, asi que usamos la lampara de emergencia que llevabamos y asi se pudo realizar esta operacion.Creo que con esa intervencion le salvamos el brazo y la pierna a ese hombre, a diferencia de la gran cantidad de amputados que vimos en el hospital El trabajo continuo durante el dia, atendiendo a los enfermos en recuperacion. Al final del dia, el Dr Belga nos llevo el caso de un niño que habia quedado atrapado por un pie.Tambien lo operamos y lentamente se le removio el tejido muerto, se le tuvo que amputar un dedo, pero se hizo todo lo posible por salvarle la vida y el pie. Todo esto se realizo a 50 metros de los escombros que sepultaban a los 50 niños, que emitian un hedor apenas soportable.

Al regresar de este largo dia, vimos mas edificios derrumbados, la catedral; el ministerio de salud; el palacio municipal y mas escombros y polvo, kilometro tras kilometro, con miles de gentes deambulado por todas partes. Pasamos por un centro de distribucion de agua y viveres, en donde las personas hacian una fila kilometrica y compacta en donde todos estaban amontonados para no dejar que nadie se metiera en la fila.

Pasamos cerca del aeropuerto en donde vimos a los cargeros enormes que traian ayuda humanitaria. Hay una gran presencia de las Naciones Unidas y los embotellamientos son terribles.

Este es un pais que ha sido literalmente destruido, y sin embargo, hay gente por doquier y la mayoria se comporta como si nada hubiera pasado. En lo personal, a mi nunca me habia tocado percibir el hedor que emana de los escombros y tampoco habia vista tal devastacion. y a pesar de ello, la gente iba como si nada.

Para terminar, dos historias mas. El conductor de nuestro vehiculo tenia un hijo pequeño, y lo llevamos a tomar radiografias, ya que durante el terremoto le habia caido encima un ventilador y desde entonces no habia podido caminar bien. En mi ciudad, antes de salir para Haiti, un amigo me habia regalado un osito de peluche, pensando que se le podria regalar a algun niño enfermo, asi que se lo regale a este niño.El, de unos 4 años, abrazo al osito y me regalo una sonrisa, la primera que le habiamos visto esbozar, y solo me dijo 'Merci'. A juzgar por la manera en que abrazaba al osito, me imagino que ese oso sera su amigo durante muchos muchos años.

La otra se refiere a una niña que de repente salio de una de las tiendas, y me jalaba del brazo tratando de que entrara en la tienda.Debido a una barrera del lenguaje, ella no me entendia y yo tampoco, pero de alguna manera entendi que ella queria que yo estuviera al lado de su hermana mayor que estaba herida. Al entrar me di cuenta que la hermana se relajaba, hasta que cerro sus ojos y se quedo dormida. La hermanita que me habia jalado del brazo se me quedo mirando y se sonrio. a fin de cuentas si nos entendimos."

Nos explicaron que el olor provenia de unos 50 niños y algunos adultos

Fin del primer relato de la brigada de exploracion.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lobokrat (1 noticias)
Visitas:
3928
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.