Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El descubrimiento de las estrellas mediceas

05/10/2009 08:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es importante recordar un momento de trascendental importancia en la historia de la astronomía, como fue el descubrimiento de Galileo de los satélites del planeta Júpiter

El descubrimiento de las estrellas mediceas

Ahora que celebramos el año de la astronomía, marcado por el 400 aniversario de las primeras observaciones de Galileo con su telescopio, es importante recordar un momento de trascendental importancia en la historia de la astronomía, como fue el descubrimiento de Galileo de los satélites del planeta Júpiter.

Retrato de Galileo por Ottavio Leoni

Este descubrimiento dinamitaba la creencia aristotélica de que todo giraba en torno a la Tierra, y daba paso a la visión heliocentrica propuesta por Copérnico, pero falto de evidencias observacionales. Este descubrimiento tendría profundos efectos en la mentalidad y en la forma de concebir el mundo.

"El séptimo día de enero del año actual en 1610... cuando estaba viendo los cuerpos celestes con un telescopio, Júpiter se me presentó y puesto que estaba preparado con un excelente instrumento hecho por mí, lo percibí (como no lo había visto nunca, por causa de la mediocridad del instrumento anterior) que además del planeta, había tres estrellitas, pequeñas, pero muy brillantes."

Así comienza Galileo el relato de su descubrimiento de los nuevos mundos descubiertos en el sistema solar: "Pero volviendo a la misma investigación del ocho de enero... los encontré en una disposición muy distinta.... estando seguro de que ésas eran las mismas estrellas que había observado... mi perplejidad fue ahora transformada en entusiasmo."

Más sobre

El descubrimiento de las lunas de Galileo orbitando el planeta Júpiter causó sensación en 1610. Al principio algunos de los detractores de Galileo le respondieron negándolo y burlándose de de sus argumentos. "Los nuevos planetas no obedecen a ningún propósito, por lo cual no pueden existir", afirma la un dogmático oponente. Otros rehusaron mirar a través del telescopio de Galileo aduciendo que su óptica no producía más que ilusiones.

Fragmento del Sidereus Nuncius donde se explica el descubrimiento de los satélites de Júpiter

En marzo de 1611 sin embargo, después de la primera visita de Galileo a Roma, incluso los astrónomos jesuitas escépticos se convencieron de que el nuevo "tubo óptico" de Galileo ofrecía vistas fiables y que las lunas de Júpiter eran reales. Las lunas resultaron ser una profunda evidencia de que Copérnico estaba en lo correcto (todas cosas no giran alrededor de la tierra). Tal y como Galileo concluía en su obra "Sidereus Nuncius" (el mensajero celeste). "Nuestros ojos nos mostraron cuatro estrellas que se paseaban alrededor de Júpiter tal y como la Luna lo hace alrededor de la Tierra, mientras que todas juntas trazan una gran revolución alrededor del Sol en el espacio de 12 años."

Con el fin de contentar y honrar al Gran duque de Toscana (Cosme II de Medicis) estos satélites fueron llamados durante un tiempo "astros mediceos" I, II, III y IV. Sin embargo, en nombre que se ha conservado hasta la fecha de los satélites son: Io, Europa, Ganimedes y Callixto, (pertenecientes a la tradición mitológica griega) propuesto por Simon Marius a sugerencia de Johannes Kepler.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Visitas:
9627
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.