Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Baeza escriba una noticia?

Descubren el "eslabón perdido" entre hombres y primates: un lémur de 47 millones de años

06/01/2010 23:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El doctor Jorn Hurum presenta el fósil de mono-lémur de 47 milliones de años de antigüeda

Un equipo de científicos han descubierto al mundo el esqueleto fosilizado de un mono-lémur de 47 millones de años de antigüedad que podría convertirse en el eslabón perdido de la evolución humana. El fósil, al que han llamado 'Ida', ha sido presentado en Nueva York.

El descubrimiento del 95% del esqueleto de un mono-lémur ha sido descrito por los expertos como "la octava maravilla del mundo" y consideran que su impacto en el mundo de la paleontología será algo así como "un asteroide caído en la Tierra" al considerar que se ha completado la búsqueda de una conexión directa entre los humanos y el resto del reino animal que inició Charles Darwin hace 200 años con la Teoría de la Evolución.

Así, el equipo investigador señalan a 'Ida' como la prueba de la transición de las especies que inició Darwin a bordo del 'Beagle'. Según expresó sir David Attenborough al canal de televisión Sky News, Darwin "se habría emocionado" de haber visto el fósil porque expresa lo que el ser humano es y de dónde procede.

"Esta pequeña criatura va a enseñarnos nuestra conexión con el resto de los mamíferos. Es el único que nos conecta directamente con ellos" -ha añadido-. Ahora la gente puede decir, de acuerdo, somos primates, enséñennos el vínculo. Ese nexo que decían que estaba perdido ya no lo está más".

Investigación secreta

El fósil de la mona Ida, de unos 53 centímetros de altura, ha sido investigado en secreto durante los últimos dos años por un equipo internacional de expertos en fósiles dirigido por el profesor del Museo de Historia Natural de Noruega, Jorn Hurum. Después de ese tiempo fue trasladado a Nueva York bajo fuertes medidas de seguridad para ser revelado al mundo durante el bicentenario del nacimiento de Darwin.

Según han indicado, a finales de este mes se exhibirá durante un día en el Museo de Historia Natural de Londres, antes de regresar a Oslo.

Los científicos consideran que Ida -aplastado hasta el grosor de un posavasos- es el fósil de primate más completo nunca encontrado.

En concreto, Ida tiene en vez de garras uñas como las de los seres humanos y sus pulgares opuestos, lo que la sitúa en el inicio de la raíz de la evolución humana cuando los primeros primates desarrollaron características que después eventualmente les harían convertirse en lo que hoy es el hombre.

El eslabon perdido, una buena noticia para el ser humano

Asimismo, otro importante descubrimiento es la forma del hueso del talón de su pie, que los humanos tuvieron de la misma manera muchos años más tarde.

Colgado en una pared durante 20 años

Ida fue desenterrada por un cazador de fósiles aficionado hace unos 25 años en Messel Pit, un antiguo cráter volcánico cerca de Frankfurt (Alemania), famoso por la cantidad de fósiles. El coleccionista que la encontró la limpió y la colocó en un poliéster de resina y la mantuvo colgada durante 20 años en la pared de su casa.

Este fósil es realmente parte de la historia de la evolución humana, de la parte más profunda de los anales del tiempo, de hace 47 millones de años, según los investigadores.

Según Sky News, el propietario no tenía idea de la importancia única del fósil y él simplemente lo contemplaba como un cuadro. Sin embargo, en 2006 Ida llegó a las manos de un tratante privado, Thomas Perner, que se presentó con el fósil al profesor Hurum, quien aseguró que se trataba del "fósil más bello del mundo" y que se trataba de "algo que el mundo no ha visto nunca antes, un espécimen único, totalmente único".

El tratante le pidió al profesor más de un millón de dólares por el fósil -diez veces más que la cantidad más alta pagada por un fósil en el mercado negro-, aunque, tras seis meses de negociaciones, el profesor logró recaudar el dinero en Noruega y se llevó el fósil a Oslo (Noruega).

El profesor creó un equipo de investigación con un paleontólogo, el doctor Jens Franzen, el doctor Holly Smith, de la Universidad de Michigan (EE.UU.), y el presidente electo de la Sociedad Paleontológica de Estados Unidos, Philip Gingerich.

Vivió en el Eoceno

De acuerdo a los estudios radiométricos de las rocas volcánicas de Messel, los expertos descubrieron que Ida vivió hace 47 millones de años en el periodo del Eoceno, cuando los bosques tropicales casi se juntaban con los polos y Suramérica estaba aún separada de Norteamérica.

Durante ese periodo surgieron las primeras ballenas, caballos, murciélagos y monos y los primeros primates se dividieron en dos grupos; uno de ellos vivió y se mantuvo como lémures y el segundo evolucionó hacia los monos y después hasta los humanos.

Los investigadores han concluido que Ida no fue un simple lémur sino un "lémur mono", porque se encuentra a caballo entre ambos grupos y además se sitúa en la cercana línea hacia los humanos.

Según Hurum, Darwin estaría muy contento por este descubrimiento, ya que cuando publicó su teoría sobre el origen de las especies no tenía ningún ejemplo de especie de transición, "por lo que toda su teoría podría haber sido incorrecta".


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Baeza (3 noticias)
Visitas:
4938
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.