Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marchetti escriba una noticia?

Descubren caverna más profunda de Venezuela en el Gran Turimiquire

11/12/2010 23:38 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

La sima “Los Escorpiones” se localiza en jurisdicción de la parroquia Pozuelos, del municipio “Juan Antonio Sotillo” del estado Anzoátegui, a 2, 5 kilómetros en dirección este-noreste del caserío El Toyano

Este sistema de cavernas en rocas calizas estratificadas y desarrollo predominantemente vertical, bautizado como sima “Los Escorpiones”, ostenta el récord de profundidad en Venezuela con -440 metros, y ocupa la cuarta posición entre las cavernas de mayor desnivel de Sudamérica.

Sima “Los Escorpiones” se localiza en el municipio “Juan Antonio Sotillo” (Puerto La Cruz) del estado Anzoátegui, fue descubierta por Tonio Gregoriani y Leonardo De Sousa, del Núcleo de Anzoátegui de la UDO, y su hallazgo tiene importancia geológica, paleontológica y bioespeleológica para el país.

¿Qué hay después de “La Cripta”? Esta es la pregunta que se hacen Tonio Gregoriani y Leonardo De Sousa, de la Escuela de Ciencias de la Salud del Núcleo de Anzoátegui de la Universidad de Oriente y miembros Grupo Espeleológico Talpa Specus et Montis, tras descubrir y explorar en el Macizo del Turimiquire un sistema de cavernas en rocas calizas estratificadas y desarrollo predominantemente vertical, cuya profundidad registraron hasta ahora en -440 metros, lo que constituye un récord para Venezuela y ubica a esta cavidad en la cuarta posición entre las de mayor desnivel de Suramérica.

Ese sistema de cavernas se distingue con el nombre de sima “Los Escorpiones”, por albergar una población relativamente abundante de alacranes de la peligrosa especie Tityus quirogae, y su hallazgo tiene importancia geológica, paleontológica y bioespeleológica para el país.

La sima “Los Escorpiones” se localiza en jurisdicción de la parroquia Pozuelos, del municipio “Juan Antonio Sotillo” del estado Anzoátegui, a 2, 5 kilómetros en dirección este-noreste del caserío El Toyano, fila La Flojera, sector oeste de la Serranía del Turimiquire, y a una altitud de 718 metros.

imageHallazgo de la sima “Los Escorpiones”

Gregoriani y De Sousa descubrieron este sistema de cavernas el año 2001, durante una expedición que realizaron con otros seis integrantes de Grupo Espeleológico Talpa Specus et Montis: Howard Velásquez, Alexander Hernández, Jorge Moreno, Alexander Guarimata, Gregorio Cárdenas y Freddy Vásquez.

Entre junio de 2001 y septiembre de 2004, realizaron 13 expediciones, que permitieron generar la topografía de esa estructura conformada por rocas calizas y establecer el descenso hasta una profundidad de -261, 15 metros, lo que en esa ocasión le atribuyó a la sima “Los Escorpiones” el mayor desnivel para una caverna descubierta en el estado Anzoátegui, donde el récord lo ostentaba con -80 metros sima-cueva del Agua o “Cueva de Rolando Húmeda”, ubicada en el municipio Guanta.

Durante una expedición realizada en mayo de 2008, estos científicos y espeleólogos registraron el récord de profundidad para una caverna en el territorio nacional con -440 metros, superando así el récord de – 383 metros que ostentaba hasta ese entonces sima “Aonda”, en el Auyantepui, estado Bolívar. Esta labor la coordinó Gregoriani, y además del científico De Sousa y del espeleólogo Alexander Hernández, participaron: Lenin Lárez, de la Escuela de Ciencias de la Salud Núcleo de Anzoátegui de la UDO y miembro del Grupo Escalada y Montañismo Cerro Negro de Puerto La Cruz y, adicionalmente, Francisco Coronel, quien también forma parte de dicho grupo.

Aunque la profundidad total de la sima “Los Escorpiones” todavía no se ha determinado, ocupa el cuarto lugar en profundidad en Suramérica, donde el récord de profundidad lo ostenta la sima brasileña “Abismo Guy Collet”, con un desnivel de -670 metros, seguida por: sima “Pumacocha”, de Perú, con -638 metros, y “Gruta do Centenario”, de Brasil, con -480 metros.

La sima “Los Escorpiones” es, además, la segunda cavidad con desarrollo predominantemente vertical hallada en el municipio Sotillo del estado Anzoátegui; la primera fue descrita como sima “Talpa Bothrops”, descubierta en el año 2004 por Tonio Gregoriani y Leonardo De Sousa.

Arribo y descripción de la caverna

Para llegar a la sima “Los Escorpiones”, desde el sector La Laguna del caserío El Toyano y a partir del sitio donde termina la vía agrícola para vehículos, se debe hacer un recorrido de 2, 5 kilómetros de distancia y una hora de duración, aproximadamente, a través de un sendero estrecho y de fuerte inclinación, que pasa cerca de la sima “Talpa Bothrops” y por varias haciendas de café y tubérculos aledañas al sistema.

El mundo subterráneo es el “continente” inexplorado de la tierra. Sin lugar a dudas, la sima “Los Escorpiones” representa el “fondo” parcialmente explorado de Venezuela

La sima “Los Escorpiones” tiene una boca o entrada de 10 metros de diámetro y un desarrollo horizontal de 411 metros. El carso está constituido por rocas calizas lutíticas pertenecientes a la formación Querecuimageal, cuya data morfológica se ubica en la era Mesozoica del período Cretáceo Inferior.

Este sistema de cavernas posee tres grandes desniveles en caída vertical, en extraplomo, que conducen al “Salón de La Gloria”, “El Abismo” y “La Cripta”. El descenso al “Salón de La Gloria” es de 31 metros; hacia “El Abismo”, de 65 metros, y hacia “La Cripta”, de 100 metros, aproximadamente. En la superficie de la tierra, estos precipicios equivaldrían a descender por una cuerda desde un edificio de 12 pisos de altura, en el caso del “Salón de La Gloria”; de 22 pisos, en el caso de “El Abismo”, y de 34 pisos, en el caso de “La Cripta”.

Adicionalmente a estos descensos vertiginosos, la estructura geológica posee otros sectores de longitud variable, denominados arrastraderos, que en algunos casos no sobrepasan los 80 centímetros de diámetro y unen bóvedas o salones dentro de la caverna. El arrastradero más dramático del sistema empalma el “Salón de La Gloria” con la bóveda de la antesala, para los descensos a las profundidades de “El Abismo” y “La Cripta”.

Impresiones de Tonio Gregoriani y Leonardo De Sousa

El “Salón de La Gloria”, ubicado a una profundidad de 153 metros, se le denominó así por su gran belleza, puntualiza Gregoriani, y explica. “Este gran salón presenta múltiples formaciones, denominadas espeleotemas, que provienen desde el techo en forma de cortinas y que a su vez aportan flujos de agua que escurren por las paredes, formando zonas de goteo intenso. Las estalactitas son de gran tamaño y cuelgan hasta 5 metros”.

“El Abismo” y “La Cripta” recibieron esos nombres por presentar desniveles extremos, en extraplomo, de 65 y 100 metros, respectivamente, refiere De Sousa. “El Abismo” se encuentra a una profundidad de 300 metros y “La Cripta”, el récord subterráneo de Venezuela, a los 440 metros”, precisa el investigador de la UDO, y resalta todavía falta mucho por explorar, por lo que se pregunta ¿qué hay a continuación de “La Cripta”?

Recorrer esa caverna fue, para estos investigadores y el grupo que los acompañó, una experiencia nueva e inimaginable en cada una de las exploraciones. “Cuando observamos por primera vez la boca de entrada de la sima “Los Escorpiones”, nunca imaginamos la complejidad de esta estructura geológica”, enfatiza Gregoriani.

-Estar al borde del sector para descender hasta el “Salón de La Gloria” y presenciar esta inmensa bóveda, es como contemplar la majestuosidad de la catedral gótica de la ciudad de Colonia, en Alemania”, enfatiza De Sousa, para quien otra emoción indescriptible fue descender y ascender a “El Abismo”. “Creo que sería equiparable en esfuerzo a un ascenso al pico Bolívar”, subraya.

Al describir qué sintió al explorar la sima “Los Escorpiones”, explica: “En las profundidades de esta caverna el silencio es el patrón que perturba, sólo alterado por la actividad de los espeleólogos. Imagínese estar colgado durante el ascenso de la vertical de “El Abismo”, donde sólo se escucha nuestra actividad respiratoria. La oscuridad es absoluta: sí apagas el sistema de iluminación y colocas tu mano a 10 centímetros de la cara ¡no la ves…¡¡¡, pero sabes que esa parte de tu cuerpo está allí. La humedad del ambiente y el agua permanente dentro de la cavidad generan preocupaciones, por el riesgo de hipotermia; la mugre es el segundo traje del espeleólogo”.

Después de permanecer días en una caverna, emerger a la superficie con la luz del día, con todos sus colores, matices y sonidos, es para De Sousa el momento extraordinario del espeleólogo; “de lo contrario, que desconsuelo sería salir de la oscuridad absoluta y perpetua a la oscuridad de la noche, y tener que esperar el despuntar del día”.

El mundo subterráneo es el “continente” inexplorado de la tierra, ya que conocemos más sobre la profundidad del universo marino. Sin lugar a dudas, la sima “Los Escorpiones” representa el “fondo” parcialmente explorado de Venezuela-, concluyen diciendo Gregoriani y De Sousa, protagonistas de este importante hallazgo.

Prensa UDO Teresa Rodríguez de Tononi / CNP 3.951


Sobre esta noticia

Autor:
Marchetti (45 noticias)
Visitas:
5709
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (21/12/2010)

Super descubrimiento. Adrenalina a millon

0
+ -
Responder

Pedro (03/02/2011)

Increible las caidas verticales de esta caverna. Conozco a dos de los exploradores de esta sima; son fabulosos