Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jomega escriba una noticia?

La descivilización: nuestro mayor peligro

25/06/2009 15:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El nazi, el fascista o el terrorista no es sino un idiota moral que hace compatible la civilización con la crueldad humana

La guerra es un concepto difícil de definir porque la manera de entenderla ha variado con el paso del tiempo. Hablamos del enfrentamiento de dos ejércitos que poseen capacidad destructora y que encarnan, respectivamente uno del otro, la figura del enemigo; una figura extraña, ajena, distante, que busca dañar y arrebatar al contrario en beneficio propio.

El siglo XX se convirtió en el siglo de los exterminios, de las destrucciones, del holocausto. Se produjo la exaltación nacional, ese sentimiento de pertenencia a la nación, ese movimiento extraordinario de movilización de masas que arrastrado a sus últimas abocó al fascismo italiano de Mussolini y al nazismo alemán de Hitler.

Se perdió el sentido de la civilización y prosperó el totalitarismo. Se impusieron dictaduras en su sentido más estricto, con un fuerte dirigismo económico basado en la autarquía y un estricto control social. El fascismo y el nazismo tomaron líderes fuertes, carismáticos y militares para interpelar constantemente a las masas a través del dominio de los medios de comunicación. Una apelación constante a la violencia. Se desató el totalitarismo y al individuo se le expropió su individualidad, su condición de ser moral, y se anegó en la sumisión. Hombres violentos, intoxicados con su propia agresividad verbal, hombres que imponían sus opiniones sin razonar y sin atender la supervivencia del contrario encarnaron la figura del fascista.

Desapareció la maduración del individuo y con ello, desapareció el individuo civilizado, lo que abriría paso a la guerra. Una maduración que, si atendemos a la teoría de Sigmund Freud, pasaba, no por la represión y amputación del salvaje que hay en cada uno de nosotros, sino por un mero equilibro y una armonía estable entre el instinto salvaje y el instinto civilizado, entre lo moral y lo no moral. Faltó en las sociedades totalitarias ese tribunal de conciencia que cada individuo adquiere paulatinamente por el simple hecho de vivir en sociedad. Faltó, a ojos de Roger Chartier, un proceso de civilización basado en el desarrollo del autocontrol, en un desarrollo histórico, secular, de los frenos que contienen al salvaje o al bárbaro que fueron nuestros antepasados.

La cilivización es algo que se gana o que se pierde cada día

Por tanto, la civilización, el afán de superación, la mejora personal, es algo que se gana o que se pierde cada vez, cada día, una batalla que se libra en cada uno de nosotros sobre la elección propiamente moral. Un combate contra la violencia, contra el terror, contra la indiferencia.

Verdugos, cuyos rostros conocemos y cuyos actos tanto daño han infligido e infligen, no son una particularidad del proceso de descivilización que pudo darse en Alemania, no son consecuencia de una sociedad con un Estado tardío, no son producto de una ensoñación colectiva. Son tipos que se hacen a sí mismos renunciando a su dimensión moral. Si pudo haber tantos verdugos voluntarios en aquel país (Alemania), habría que preguntarse por qué hubo también buenos alemanes que no sucumbieron a esa ignominia, habría que interrogarse por qué hubo patriotas que escaparon a la seducción de la violencia y la brutalidad.

No hay justificación ni pretextos pues para exculpar la sumisión de alemanes y fascistas, ni para verdugos cualesquiera que se recogieron y siguen haciéndolo a lo largo de la historia. Existen numerosas formas de no sucumbir a la violencia sin llegar a ser un héroe: basta con no prosperar en la sociedad descivilizada, basta con no caer en las garras del holocausto.


Sobre esta noticia

Autor:
Jomega (6 noticias)
Visitas:
7928
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.