Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mundo Chico escriba una noticia?

Desarrollo del lenguaje en el primer año de vida

07/02/2011 22:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde el nacimiento el bebé está expuesto a un mundo plagado de voces y estímulos que pronto irá conociendo e imitando

Desde el nacimiento el bebé está expuesto a un mundo plagado de voces y estímulos que pronto irá conociendo e imitando. Descubre aquí el paso a paso de este proceso.

En los primeros 12 meses, el bebé vive en una etapa prelingüística, en la que interactúa con su entorno mediante gestos, movimientos, algunos sonidos y demostraciones de afecto. Durante este período los papás perciben cómo avanza el desarrollo del lenguaje en el primer año de vida y poco a poco comienza a emitir sonidos, hasta llegar a pronunciar sus primeras palabras.

Pero aunque el pequeño no hable, sus acciones y ruidos, son formas de comunicación. "Por ejemplo, el llanto en un comienzo es indiferenciado, pero luego la madre es capaz de identificar cuándo es pena, hambre o dolor", sostiene la fonoaudióloga Claudia Yáñez García.

Es importante que si pasado este período observas algún retraso significativo, consultes a un especialista, ya que mientras antes se detecte el problema, más pronto el niño alcanzará el desarrollo acorde a su edad. La especialista argumenta que los retrasos no siempre implican un trastorno y que es importante que la mamá conozca el desarrollo de su hijo y vaya observando sus conductas.

Es oportuno considerar, eso sí, que existe cierto margen de edad en el cual el niño puede adquirir las diversas conductas. "Algunos elementos que podrían ser de alarma, por ejemplo son: que a los cinco meses no presente contacto ocular con la madre ni atienda a ruidos del entorno, balbuceo pobre o ausente alrededor de los diez meses, a los 18 meses menos de diez palabras, entre otros", asegura la fonoaudióloga.

A continuación te presentamos una guía de la evolución del lenguaje del bebé durante su primer año.

- Primer mes

Durante esta etapa, el recién nacido tiene al llanto como principal forma de expresión, es prácticamente todo lo sonoro que es capaz de realizar a esta edad. A través del llanto, el pequeño pone en marcha el aparato fonador, lo que también genera la oxigenación de la sangre y el desarrollo de la respiración adecuada.

Si le hablas mirándolo frente a frente desde una distancia de aproximadamente 25 centímetros, el pequeño moverá la boca imitando tus gestos.

Para estimular a tu hijo, es bueno hablarle y cantarle constantemente utilizando expresiones faciales.

- Segundo Mes

Pasado el primer mes, el llanto ya no es una actitud mecánica, sino que le sirve para comunicar sus necesidades: hambre, frío, incomodidad. (ver El llanto del bebé)

Además, empezará a efectuar sonidos guturales y hacia el final de su segundo mes ya podrá gritar.

Te darás cuenta que tu hijo se gira hacia ti o reacciona cuando escucha tu voz.

A esta edad es importante no dejar de estimularlo: hablando, cantando, conversando con él y preguntándole cosas, siempre con gran expresión.

- Tercer Mes

En su tercer mes el bebé se da vuelta y sonríe cada vez que siente a sus papás. Comienza a atender auditivamente a los ruidos del entorno. Se comunica con la mamá a través de la sonrisa social, la que no es refleja, pues aparece frente a rostros humanos y el contacto visual, principalmente en el amamantamiento o muda.

A esta edad comenzará a producir más ruidos, como quejidos, sonidos guturales y de vocales como “a”, “o”, y “u”.

El niño ya distingue expresiones de afecto de sus papás y es capaz de responder con alegría o sorpresa.

Su llanto se vuelve más específico según lo que quiere expresar: aburrimiento, cansancio, hambre, disgusto y más. Por lo tanto, se hace más fácil saber qué es lo que el niño quiere. Es fundamental siempre responder a las necesidades de tu hijo.

Como ejercicio de estimulación es bueno que cuando el bebé haga algún sonido, los padres lo realicen también.

- Cuarto Mes

En su cuarto mes el bebé ya puede gritar de alegría. Y expresa su humor mediante sonidos: ruidos como “j” y “k” cuando está feliz, y “m”, “b” y “p” cuando se siente triste.

Para estimular el desarrollo del lenguaje es bueno imitar todos sus sonidos de manera exagerada y como conversando con él.

- Quinto mes

Durante su quinto mes, el bebé parece que intenta decir muchas cosas, más de las que su lenguaje le permite. Cuando intenta hablar, grita, se ríe, murmura, sopla y, además, utiliza el rostro para expresarse.

En esta etapa es aconsejable que imites sus sonidos, y cambies el volumen y tono de tu voz al hablarle. Además, juega con él escondiéndote y apareciendo de repente para que el bebé grite de alegría.

- Sexto mes

Durante esta etapa, el recién nacido tiene al llanto como principal forma de expresión, es prácticamente todo lo sonoro que es capaz de realizar a esta edad

A esta edad el bebé busca acercarse a los demás y los saluda, explorando con sus manos el rostro de sus más cercanos. Además, mueve su boca generando ruidos con ella.

Entre los sonidos que hace durante este mes se encuentran: “da”, “ca”, “ma” y “ergg”.

El bebé aparentemente entiende algunas cosas que los adultos le cuentan, entonces cuando esto sucede, es bueno preguntarle si entendió y felicitarlo con aplausos y elogios.

- Séptimo mes

Los sonidos que había estado diciendo con anterioridad, durante el transcurso de su séptimo mes de vida se vuelven más claros.

El llanto tiene unos tonos graves y otros agudos, además de un sonido nasal.

Al bebé le gusta que sus padres lo imiten, así que hazlo, repite sus sonidos, así se sentirá importante.

- Octavo mes

El bebé sigue desarrollando la habilidad de hacer ruidos con sus labios y lengua. Comienza a pronunciar sílabas seguidas, aunque sin significado, por ejemplo: “baba” y “caca”.

Para estimularlo, es bueno inventar juegos que animen al bebé a imitar. Por ejemplo, cantar con mucha expresión una canción que contenga palabras que él pueda pronunciar, manteniendo una y otra vez el mismo ritmo y tono en cada parte del tema.

Además, puedes jugar con palabras y expresar a la vez su significado: puedes decir “gritar” y decirlo alzando la voz, por ejemplo.

- Noveno mes

El bebé entiende cada día más cuando se le habla. Durante este mes agregará los sonidos “t” y “d”. El niño puede imitar algunos sonidos si se le anima a hacerlo, por ejemplo, sonidos de animales.

Para estimularlo es bueno repetir algunas frases de conversaciones especialmente para él. Por ejemplo: “Voy a comprar” y luego, decirle al bebé “sí, mi amooor, voy a compraaaar”.

Como el bebé está agregando nuevos sonidos, es importante que pronuncies frente a él palabras que comiencen con “t” y “d”.

Otra alternativa es leerle cuentos, mostrarle el libro y sus colores, y hacer los sonidos de animales, viento, voces, entre otros.

- Décimo mes

Tras el noveno mes de vida tu hijo es capaz de entablar una conversación sin significado, pues produce cada vez más sonidos y habla con ritmo, pero aún no dice palabras que quieran decir algo.

Es bueno que hables frente al bebé, que te pueda ver. Asimismo, lee cuentos o revistas con colores. Es importante también, comenzar a nombrar todas las cosas de la habitación y los nombres de sus juguetes de forma clara.

- Onceavo mes

A los 11 meses el bebé ya debería reconocer su nombre. Comienza a intentar pronunciar palabras que signifiquen algo. Por lo general, la primera palabra con significado que dice el bebé es “papá”.

Si te ríes cada vez que el bebé hace algo bien y guardas silencio cuando hace algo indebido, es probable que el pequeño capte pronto esta asociación.

Para estimularlo es bueno repetir las palabras “mamá” y “papá”, estableciendo oraciones de sucesos reales con ellas. Por ejemplo: ”Papá está comiendo”, “Mamá se está peinando”.

No olvides la lectura de cuentos con imágenes.

- Duodécimo mes

Al año de vida, el bebé puede seguir conversaciones y decir palabras simples con significado, como “papá”, “gato”, “tato”, “tata”. Además, a la vez que lo dice puede señalar al objeto o persona.

Es importante enseñarle convenciones como decir “chao” o “gracias”.

Se sentirá bien si lo felicitan cada vez que entiende lo que los adultos le dicen.

A esta edad los cuentos pueden tratar de historias de animales con sus hijos, esto le gustará al pequeño y además desarrollará su interés por otros bebés.

Es importante recordar que festejar y celebrar las acciones y logros de tu hijo, fomentará la repetición de estas conductas y el desarrollo de una comunicación, tanto gestual como verbal.

Fuente: Www.mundochico.cl


Sobre esta noticia

Autor:
Mundo Chico (114 noticias)
Visitas:
5122
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.