Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La derecha española y el caos

15/03/2021 10:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si existe una regla de oro en el universo esa es la del caos, una regla que siempre se cumple en la vida política de los pueblos a lo largo de la historia y que ha conducido casi siempre a mejorar el gobierno de las naciones

Después del caos siempre afloran nuevas alternativas que superan los momentos de confusión y anarquía dando paso a la normalización de la vida política.

Los partidos políticos no son otra cosa que la representación de las distintas formas de ver y entender la cosa pública y se corresponden con sectores de la sociedad afines en sus intereses y preocupaciones.

La situación española en este momento, es consecuencia de una atomización del conjunto de las fuerzas políticas después de la Gran Crisis de 2008, que dio paso a la crisis del PSOE, la aparición de Podemos, la implantación a nivel del Estado de Ciudadanos y la creación de VOX a la derecha del Partido Popular.

Por si esto fuera poco la crisis provocada por la pandemia, que ya ha tenido graves consecuencias políticas en varios países –véase sino los Estados Unidos—ha producido y va a seguir produciendo grandes transformaciones en el espectro político de algunos países.

No es que el virus haya afectado a los políticos, son las consecuencias sindémicas de la pandemia, es el resultado y la respuesta a la dramática situación que produce la pandemia en la vida social y económica de cada país sobre los ciudadanos.

La reducción de los derechos civiles, la recesión económica, la quiebra de infinidad de pequeños y medianos negocios, sumado a la pérdida de seres queridos, la desesperación y la confusión creada por la pandemia, lleva a la desesperación y al caos.

Y es este caos el que sirve de caldo de cultivo de la extrema derecha, del fascismo y del oportunismo populista, que da pie al negacionismo, a la fabulación de conspiraciones y a todo tipo de teorías caóticas y desesperadas, que alimentan a los agitadores  del caos, dispuestos a ponerse al frente de la salvación nacional.

El ascenso de la extrema derecha es el motín a bordo de un barco que navega sin velas a través de la tormenta de la pandemia.

Es el deseo del fracaso que produzca el naufragio de la embarcación, para repartirse las tablas de salvación que conduzcan a la tierra prometida.

En tiempos de caos la certidumbre es un bien preciado y escaso

Y este mensaje es el que desestabiliza a toda la derecha frente a un gobierno de coalición de los partidos de la izquierda, surgido de la atomización anterior, una atomización que afectó a derecha e izquierda, que ahora pugnan en medio del caos por aprovechar los restos de los naufragios de los que fueron encallando contra las rocas en su intento por desbaratar el gobierno de coalición.

Cuanto más caos mejor, cuanto peor mejor, cuanta más confusión mejores oportunidades para el arribismo y el populismo, de eso se trata.

No se trata de salvar a la patria, se trata de crear las peores condiciones en el peor de los escenarios para presentarse ante la sociedad como la solución de la salvación frente al caos.

Por eso las propuestas se presentan como una salida al caos, como una salvación frente al desconcierto que ellos mismos están generando al llevar las situaciones al límite.

El gran caos generado por la derecha, conduce necesariamente al crecimiento de la extrema derecha y a una radicalización y envenenamiento de la vida política en el Estado español de consecuencias previsibles.

Todo va a depender de la templanza del gobierno de coalición y el no dejarse arrastrar al terreno de la confrontación que tanto ansía la extrema derecha y que en muchos momentos es alimentado desde la extrema izquierda de forma irresponsable.

Frente al caos, siempre existe la respuesta de la templanza de ánimos y la llamada a la cordura desde el gobierno, hay que desenmascarar a los alarmistas, a los negacionistas, a los agitadores y a los predicadores del caos.

Hay que aislar y ningunear a la extrema derecha y hay que combatir a los agitadores del fascismo con contundencia.

Por último, no hay que olvidar que las atomizaciones de los partidos llevan siempre aparejados a los oportunistas dispuestos a venderse al mejor postor.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro  


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1389 noticias)
Visitas:
7473
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.