Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Denuncian que en EUA se subestiman crímenes de odio contra latinos

27/02/2011 14:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La posibilidad de que los latinos sean deportados de Estados Unidos incluso cuando son víctimas de un ataque cada vez es mayor, por lo que las cifras oficiales subestiman la cantidad y gravedad de los crímenes de odio contra hispanos. “Los crímenes de odio en este país son poco reportados porque los latinos tienen miedo”, asentó Lisa Navarrete, vicepresidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR). La directiva de la mayor organización de promoción de los derechos civiles de los latinos en Estados Unidos, declaró en entrevista con Notimex que los crímenes de odio contra los latinos son, por lo tanto, “subestimados” dentro de las estadísticas oficiales. De acuerdo con cifras de la Oficina Federal de Investigación (FBI), los crímenes de odio contra la población de origen hispano en Estados Unidos aumentaron 40 por ciento de 2003 a 2007, cuando alcanzaron su máximo nivel, al ubicarse en 830 víctimas. En 2008, el número de latinos víctimas de crímenes de odio -ataques motivados por el origen étnico o nacional, preferencia sexual o creencia religiosa– fue de 792. Mientras tanto, en 2009 –el último año del que el FBI dispone de cifras respecto a los crímenes de odio–, la cifra fue de 692 víctimas hispanas. Los latinos, sin embargo, tienen cada vez menos incentivos para reportar un crimen a la autoridades. Tradicionalmente las autoridades locales no comparten información con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) sobre la condición migratoria de las víctimas de crímenes, pero el programa Comunidades Seguras, vigente desde finales de 2008, obliga a intercambiar esos datos. Según información del gobierno federal, Comunidades Seguras ya opera en poco más de mil jurisdicciones en Estados Unidos –mil ocho, hasta principios de febrero– en 38 estados de la Unión Americana, de las tres mil cien jurisdicciones que existen en todo el país. Para 2013, de acuerdo con el gobierno federal, el programa operará en todo el país. Diseñado para deportar inmigrantes que hayan cometido crímenes en Estados Unidos, Comunidades Seguras ha operado también como una gigantesca red para atrapar personas que no cuentan con documentos para vivir en Estados Unidos. De acuerdo con cifras de ICE, 28 por ciento de los poco más de 58 mil individuos que han sido deportados a través del programa Comunidades Seguras no tenían ningún tipo de antecedente penal. Muchas de esas personas, como han documentado varios organismos civiles, han sido deportadas luego de su arresto por reportar crímenes en su contra. Comunidades Seguras “ha dañado la relación entre la comunidad y las policías locales”, de acuerdo con Navarrete, pues los individuos han perdido confianza para denunciar delitos. Al mismo tiempo, han aumentado en los últimos meses los movimientos de odio contra los latinos en Estados Unidos, en buena medida debido al encendido debate migratorio y a que a finales de 2008 el país sufrió una de las mayores crisis económicas en la historia del país. De acuerdo con el Centro Legal Sureño para la Pobreza (SPLC), los grupos de odio en Estados Unidos por primera vez superaron el año pasado los mil, para ubicare en 1, 002 en 2010, un repunte de 7.5 por ciento respecto del año pasado. De ese total, los grupos anti inmigrantes aumentaron tres por ciento en 2010 respecto del año anterior, de 309 a 319 organizaciones. El debate sobre los crímenes de odio contra los latinos fue revivido la semana pasada cuando un jurado de Pensilvania sentenció a dos jóvenes a nueve años de prisión por la muerte a golpes en 2008 de Luis Ramírez, inmigrante indocumentado mexicano. “La muerte de Ramírez es un claro ejemplo, uno más, de lo que pasa en el país, del incendiario debate originado por la posibilidad de discutir una reforma migratoria federal”, opinó Brad Baldia, vocero de la Coalición de Inmigración y Ciudadanía de Pensilvania (PICC). En entrevista con Notimex, Baldia observó que la sentencia resulta insuficiente para castigar a los asesinos de Ramírez, aunque se mostró satisfecho de que las autoridades hayan procesado a los culpables. En su opinión, los crímenes contra los latinos están al alza desde 2010, pese a que las cifras del FBI al respecto serán publicadas hasta el otoño. “Necesitamos luchar contra esta horrible mentalidad de violencia que se ha infiltrado en mucho del debate migratorio actual en Estados Unidos”, enfatizó Baldia.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1653
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.