Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lainvasiondelasultracerdas escriba una noticia?

Democracia... ¿real? Las Orejas Del Lobo.

19/05/2011 18:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya sabéis que este blog no es muy dado a hablar de política, pero creo que la situación política que está atravesando el país (con esas elecciones del domingo ahí a punto de caramelo) bien merece una excepción. Y con ella quiero contribuir. Así pues, para empezar a divagar, tomo prestada esta captura superior que hizo recientemente mi amiga Lulú de la espeluznante publicidad que decora un tramo de la Gran Vía. En ella, vemos a una sonriente Esperanza Aguirre , actual presidenta de la Comunidad de Madrid, con un slogan que aquí no se distingue, pero que reza algo así como: "Toda España espera un cambio. Comenzamos el 22M." Es una publicidad con la que me enfrento todas las tardes, de camino al curso que estoy haciendo, en la mayoría de paradas de metro... y que me pone los pelos de punta todas las veces. Ya no por la manipulación en sí misma, sino por el descaro con que la ejerce. Y es que, si de publicidad hablamos, no es de recibo que una ya presidenta desde hace varios años intente rascar votos diciendo poco menos que España pide a gritos un cambio y que, si la votan, ese cambio llegará. Estooo... ¿perdona? ¿No se supone que la gente ya te dio tu oportunidad en su día para que obraras ese cambio? Así que, si no lo has obrado y necesitas que te voten para obrarlo ahora, ¿qué se supone que has estado haciendo durante tu mandato? Sin embargo, bajo mi punto de vista, lo preocupante del asunto no son todos los interrogantes sin respuesta que abre esta pancarta, sino el tremendo descaro y la desidia con que lo hace, casi como si se riera de nosotros. Porque yo no sé cómo lo veréis pero, tal y como están las cosas, ese slogan ya no es que no debería haber sido impreso, sino que no debería haber sido sugerido siquiera (y mucho menos aprobado).

Por lo que respecta a la otra gran fuerza política del país (PSOE, partido al que confieso que siempre he votado... y no siempre por fuertes convicciones, sino simplemente para que no ganaran los otros), admito que ni me he fijado en sus pancartas publicitarias, pero lo más probable es que sean igual de descaradas y sonrojantes. No me cabe duda, vamos. Pero es que la cosa esta del descaro gratuito no queda ahí: ¿alguien se ha parado a pensar en el dineral que se habrán gastado estos partidos en publicidad, con la que nos está cayendo? O sin necesidad de limitarnos a nuestro país: ¿no es irónico que el presidente Obama , último premio Nobel de la Paz, se jacte de haber (supuestamente) ejecutado sin juicios ni hostias al terrorista Osama Bin Laden ? ¿O que tenga en su gabinete de consejeros económicos a algunos de los principales responsables de la crisis económica mundial? Y suma y sigue...

En este contexto surge DRY (Democracia Real Ya), un movimiento ideológico (que no político, al menos de momento) absolutamente heterogéneo, pero cuyo principal objetivo es denunciar esta situación injusta por la que pasa nuestro país y dejar claro que somos muchos los que estamos hartos de que este sistema político bipartidista nos tome por el pito del sereno con tal de favorecer no intereses comunes, sino privados, y todos ellos con la acumulación más o menos agresiva de capital por bandera. Para esto, DRY propone que en las elecciones del próximo domingo 22 mayo todos vayamos a votar... pero que no votemos a esos dos principales partidos (PP y PSOE) que siempre se reparten las mayores porciones del pastel para no dejarnos ni con las migas, independientemente del empobrecimiento y la desprotección a los que sus malas gestiones nos están llevando a muchos. Lo curioso es que, al principio, ambos partidos no dieron demasiado crédito a este malestar más o menos generalizado, llegando a decir en algunos medios que las manifestaciones de varios miles de personas que se están sucediendo en diversas capitales durante lo que llevamos de semana no pasaban de algunos cientos de personas con demasiado tiempo libre. Hoy, sin embargo, parece ser que han empezado a verle las orejas al lobo, pues las opiniones empiezan a ser otras: el periodista de derechas César Vidal , por ejemplo, en lo que yo entiendo como un acto desesperado por evitar que los manifestantes sigan engrosando simpatizantes, ha llegado a echar mano del siempre resultón miedo e insinuar que DRY tiene vínculos con ETA... ¡ahí es nada! Además, parece ser que hay intención de disolver la manifestación madrileña en Puerta del Sol, que está absolutamente colapsada (y eso que se trataba de un centenar de personas, según ellos ...).

Siempre que veo la película V de Vendetta , no puedo evitar emocionarme al llegar a este fotograma que véis aquí arriba. En él, 0bservamos cómo un número nada desdeñable de ciudadanos se une de forma pacífica para recomponer los sueños, derechos y libertades que un grupo bastante menor (por comparación) de instituciones caducas y políticos corruptos/incompetetes han estado sofocando en aras de intereses propios. Se trata, simplemente, de gente cansada de vivir con miedo, ahogada, con una bota sobre la cabeza, y que, por tanto, se une para dar fin a tal situación. Os confieso que, tras esto que está ocurriendo, no puedo evitar sentirme tan emocionado como con la secuencia final de esa película, con la que observo más de un paralelismo. Y me emociono doblemente al haberme quejado durante tanto tiempo de que vivimos en un país acomodaticio, donde nos adaptamos a cualquier situación, por perjudicial e injusta que sea, con tal de no mover un dedo por cambiarla... y cuando nos quejamos, es apoyados en la barra de un bar, en el mejor de los casos. Siempre he admirado a los franceses por la facilidad que tienen para quejarse no con la boca chica y una cerveza en la mano, sino a lo grande... con compromiso... juntos. Y eso es lo que creo yo que está ocurriendo. No sólo las plazas de las capitales están llenas de gente harta de esta precariedad buscada: también las redes sociales, los blogs, la red. Y a ello quiero unirme yo con este post, que espero que no caiga en saco roto. No somos cien, somos muchísimos más. Lo queráis o no lo queráis.

También me emociona observar que yo estaba equivocado. Que no todo está perdido. Que algunas de las viñetas del genial Miguel Brieva (como la que véis aquí arriba) no se han cumplido por completo. Que el todovale y el panycirco no se han asentado hasta los extremos que yo creía. Que no han conseguido sobornarnos del todo. Que, tal y como se ve en primera línea de algunas manifestaciones, sigue habiendo gente que tiene claro que hay cosas más importantes que Belén Esteban y el fútbol.

Y a pesar de que, tal y como dice mi compañero de Nocte Julián Sánchez , citando a Manuel Alcántara , "Muchas personas no se fatigan de ser engañadas" , me alivia enormemente que mucha otra sí se fatigue de ello. Y que lo demuestre.

En fin, que no sé vosotros, pero yo lo tengo claro: hasta los huevos. Y una cosa os digo: un cambio no se produce quedándose en casa el día de votaciones, ni votando en blanco, ni dando voto nulo (las tres opciones no hacen más que beneficiar a los de siempre y, si no me creéis, leed esto)... ni, por supuestísimo, votando a los dos grandes que no han sabido/querido sacarnos de esta. Un cambio se produce yendo a votar, sí, pero a otros. Me llamaréis soñador, pero quiero pensar que no siempre es mejor malo conocido que bueno por conocer.

.


Sobre esta noticia

Autor:
Lainvasiondelasultracerdas (55 noticias)
Fuente:
lainvasiondelasultracerdas.blogspot.com
Visitas:
8481
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.