Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

10-N: La democracia pide paso

13
- +
06/10/2019 19:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante los nuevos comicios los electores deben convencerse que el peligro no está en depositar la confianza en la izquierda real, sino en seguir otorgándosela a los que después de conducirnos a la crisis nos repercutieron sus efectos

Once años después del crack de 2008 las élites financieras parecen estar dispuestas   a repetir el proceso, eso al menos es lo que viene a indicar el  nuevo colapso de los mercados que han  entrado en un contexto de desaceleración económica indiciaria de un nuevo período  de recesión, tirando por tierra  la tan pregonada recuperación.

Esta  recaída es consecuencia de tener entregada la  soberanía del país  al entramado financiero, y  la gran mayoría de su clase política  marcando el paso disciplinario que ordena la oficialidad especulativa, favoreciendo con su actitud  tan contravenidas prácticas a costa de desposeer a la sociedad civil de prestaciones sociales esenciales, aunque tal proceder represente  una infracción constitucional de derechos reconocidos.

Es decir, esta reproducción en receso, se da cuando las mismas recetas neoliberales que desencadenaron la crisis  son utilizadas  como remedio para combatir sus efectos;  pues sabido es  que estamos  ante un  modelo más que agotado y que las actuales circunstancias demandan  giro económico hacia la estabilidad  mucho más humano y sostenible.

Que el ciclo económico se agotara justo en  coincidencia con la convocatoria de nuevos comicios, en primer término, dinamita la campaña electoral de Sánchez como  Presidente en funciones, pues no  se ha de  obviar que la “bonanza   de la economía” era una de las grandes bazas del PSOE para el 10-N, a pesar  que   las numerosas señales de empeoramiento ya se podían advertir desde meses atrás, como así lo indicaban entre otros factores  el  estancamiento en la creación de empleo, la fatiga de  la demanda interna y la mengua en los índices de crecimiento; una situación diametralmente opuesta  a la que el candidato  pretendía presentar a los electores  en su programada aspiración a la reelección.

Pero mas allá de las triquiñuelas socialistas al elector  no debe pasarle desapercibido que a pesar de su estrepitoso fracaso, el neoliberalismo  sigue siendo el  modelo  imperante y contra toda justificación la ideología que domina en gran medida  las dinámicas  del  funcionamiento político.

Ni la democracia puede quedar reducida a papel mojado, ni las políticas económicas pueden conducirnos a la catástrofe, y seguirá siendo así mientras nos gobierne el neoliberalismo

Tal es así,     que a pesar de  ser la causa del colapso financiero, de patrocinar la crisis para imponer políticas impopulares, vaya más allá en sus intenciones   hasta el extremo  de pretender subsidiar la democracia al interés de los grupos económicos, como de nuevo  puso de manifiesto  con su intromisión   en la fracasada  formación de gobierno,    cuya razón  para nada hay que buscarla en la aritmética electoral, sino en la maniobra  urdida desde esa élite  neoliberal que para garantizar la prórroga   de su doctrina,    no dudó en subyugar     a la domesticada socialdemocracia de Sánchez para así salirse con la suya y lograr sus planeados objetivos.

Una maniobra  para engaño  de ingenuos, diseñada como  señuelo  con  la finalidad  de  hacer creer como cierta  la  idea que  el  neoliberalismo contribuye al crecimiento y al  desarrollo, cuando realmente, es justo la  antítesis de tal  finalidad.

Razones mas que sobradas  para  poner fin  a  la secuencia  de este modelo inservible,    suprimiendo  en consecuencia   todo  apoyo  electoral a la derecha promotora de su instauración, de igual modo, que  a la denominada “ izquierda socialista”  que no dudó en  tomar en adopción su ideario  y exigir  a rajatabla  su estricto  cumplimiento,   a pesar   de la desaconsejable reiteración de cuatro largas décadas de ubicación en la insolvencia  y el  quebranto.

A la vista de los hechos  se ha  de  cuestionar  que eso sea lo normal, y conscientemente asumir como propia  la  necesidad  de que sean otros quienes políticamente  tomen las riendas del poder   para que  en substitución aborden vía urgencia la redefinición de políticas de nuevo cuño e impulsen desde la renovación  una reconstrucción económica y social menos excluyente y más igualitaria, como único remedio de afrontar con solvencia el cambio que el país y la  situación requiere, pues solo a través de  reformas económicas y políticas será posible erradicar  los perniciosos e inútiles  efectos de esta lacra.

Ni la  democracia puede   quedar reducida  a papel mojado, ni las políticas económicas pueden conducirnos a la  catástrofe, de ahí que cara a los próximos comicios del 10-N, el electorado progresista  debe actuar en consecuencia optando en las urnas por candidaturas sin ataduras ni  dependencias con el neoliberalismo,   como único remedio de lograr su derrota, y en consecuencia  instaurar en su defecto  el modelo alternativo, pues cualquier  opción  distinta será perpetuar la continuidad.

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (394 noticias)
Visitas:
375
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.