Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los delitos por drogas se disparan en Barcelona

03/04/2019 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CARMELO ENCINAS

  • Suben ya un 17%. Los narcopisos reviven el fantasma de la heroína.

image

La degradación de Barcelona experimentada en los últimos tres años ya no solo es una percepción denunciada desde distintos ámbitos sociales, sino que se ha convertido en una realidad cuantificable. Muestra de ello es el gran repunte de los delitos por tráfico de drogas: desde 2015, se han disparado más de un 15%.

El principal y mayor exponente de esta lacra ha sido la proliferación de narcopisos y, consecuencia de ello, la reaparición del fantasma de la heroína, enterrado en los años 80 y parte de los 90.

Desde 2015 hasta 2018, los delitos por tráfico de estupefacientes han crecido un 17%, según datos de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. El primer año de Colau al frente del Ayuntamiento concluyó con un total de 428 infracciones relacionadas con este delito ?entre enero y junio, antes de que llegara al consistorio, había alcanzado ya los 226?, mientras que 2018 finalizó con 502. Ese crecimiento se ha reproducido año tras año: en 2016 aumentó hasta los 455 delitos ?un 6, 6% más que 2015? y en 2017 hasta los 478 ?un 4, 8% más que en 2016?.

Las cifras están siendo acompañadas, además, de imágenes de ingrato recuerdo para los barceloneses, especialmente en el Raval, el barrio más castigado por la presencia de narcopisos. La consumición de heroína o jeringuillas a plena vista deja estampas en la calle más propias de los años previos a los Juegos Olímpicos de 1992.

La gran mayoría fueron desmantelados tras una macroperación policial. Barcelona llegó a acumular hasta 60 narcopisos con plena actividad, la mayoría ubicados en el Raval. Destapados en abril de 2017 por las quejas y denuncias vecinales, los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana clausuraron la mayor parte el 29 de octubre en un dispositivo casi sin precedentes en la capital: lograron cerrar hasta 27 narcopisos y 13 más donde se distribuía droga ?algunos se encontraban en otros puntos de la ciudad?, y detener a más de 50 personas.

A estas alturas, se han conseguido cerrar aproximadamente 170 narcopisos desde abril de 2017 ?este año ya se han cerrado una veintena? y se han detenido a más de 200 personas. A pesar de ello, la crisis queda lejos de estar extirpada. Tras la múltiple clausura de narcopisos, los restos de jeringuillas se multiplican ahora por la calle, al igual que las escenas de consumo de heroína. Esto ha mantenido la inquietud, sobre todo, entre los vecinos del Raval, que sospechan que todavía hay pisos de la droga y rastrean para dar con ellos. No es para menos: en las últimas semanas diversos colectivos han denunciado la presencia de utensilios para el consumo de heroína en zonas de máxima sensibilidad ?cerca de parques con amplia presencia de niños o centros cívicos?.

El fenómeno se ha extendido y no solo ha afectado al Raval. En estos tres últimos meses, diferentes operaciones policiales han conseguido desarticular pisos de la droga en Poble Sec, Sant Martí y Turó de la Peira.

Los vecinos del Raval denuncian hasta once puntos de venta de droga

Jeringuillas por doquier y heroinómanos consumiendo a plena luz del día en la calle. Es la estampa a la que muchos vecinos del Raval se han tenido que acostumbrar. A pesar de la macrorredada de octubre y el cierre de multitud de narcopisos, la droga sigue causando estragos por el barrio ?generando también la comisión de otro tipo de delitos como los hurtos? lo que ha provocado el hartazgo y la denuncia de sus vecinos, que en los últimos años han salido recurrentemente a la calle para protestar ?e incluso han organizado acampadas?. Y siguen en pie de guerra: una de las organizaciones vecinales, Acció Raval, va actualizando un mapa en el que aparecen todos los puntos de venta de droga detectados en el barrio.

En estos momentos y según sus datos, se contabilizan hasta once. Mientras tanto, cuando la crisis de los narcopisos se ha cruzado en su camino, la alcaldesa Colau ha echado balones fuera, desviando parte de la culpa a la Generalitat, que, a su entender, no contribuye lo suficiente a la seguridad con los Mossos d'Esquadra.

Desde el otro lado de la plaza Sant Jaume replican que esta lacra no se extirpa solo con la acumulación de agentes policiales, sino con una buena gestión. En este caso, es la unidad de investigación de la Guàrdia Urbana quien está dirigiendo todas las investigaciones ?bajo tutela judicial? que se ciernen sobre los narcopisos. El cuerpo policial, que depende del Ayuntamiento, se queja desde hace cuatro años por la falta de efectivos y durante los últimos meses, el equipo de Gobierno ha tratado de suplir esta carencia pagando horas extras. El narcotráfico les sobrepasa.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (34697 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1724
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.