Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Deja por lo menos 30 muertos represión a protestas en Siria

22/04/2011 13:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más de 30 muertos y un centenar de heridos ha dejado la represión ejercida por las fuerzas de seguridad contra miles de manifestantes que salieron hoy a las calles a través de Siria para exigir la renuncia del presidente Bashar al Assad. Por ahora se desconoce la cifra exacta de víctimas en esta jornada de protestas antigobierno del “Gran Viernes”, debido a que aún continúan las manifestaciones en muchos puntos de ese país, pero las estimaciones van desde alrededor de 30 muertos hasta 70. Las fuerzas de seguridad sirias utilizaron gases lacrimógenos, balas reales y otros recursos no autorizados contra civiles para reprimir las protestas convocadas este día en más de 40 ciudades y pueblos del país, informaron fuentes de la oposición y medios árabes. La cadena panárabe de noticias Al Yazira informó, citando a activistas, que el balance aún preliminar es de al menos 70 muertos en todo el país. Asimismo, estima que estarían confirmados 15 muertos en la ciudad de Izraa, otros 12 en Homs, ocho más en el suburbio capitalino de Duma, al menos uno en Hirak, cerca de Dara, dos en el distrito de Barzeh, en Damasco, mientras en Hama se desconoce el número de víctimas. Sin embargo, el saldo podría dispararse en las próximas horas con nuevas confirmaciones, lo cual convertiría a esta jornada de protestas en la más cruenta desde que comenzaron las protestas en Siria hace un mes. “Las balas nos silbaban por encima de nuestras cabezas, caían como lluvia”, dijo un manifestante de la ciudad de Izraa, en el sur de Siria. En Homs, los manifestantes entonaron frases como “nosotros no somos los hermanos musulmanes, ni somos radicales. Queremos libertad”, para expresar su rechazo a los señalamientos del régimen sirio de que las protestas están organizadas por grupos islamistas extremistas. Ni los decretos ni las promesas de reforma del presidente frenaron la férrea voluntad de miles de personas para salir a las calles este viernes a pedir el fin de seis décadas de gobierno del partido Baath, el único legalizado el país, y cuatro décadas por la misma familia. Las fuerzas de seguridad estuvieron desplegadas desde la mañana para impedir la concentración de manifestantes y en la mayoría de los casos actuaron con severa violencia y mano dura. Además de Izraa y Homs, las principales concentraciones tuvieron lugar en Alepo (en el noroeste), Dara (en el sur), en la capital Damasco, en Duma, en Dir A-Zwur (oriente), la mediterránea Banias, Al Qamishli (noreste), y en algunas otras de menor tamaño. Según Al Yazira, sólo en el distrito de Hamat salieron a manifestarse unas 10 mil personas. “Dispararon gases lacrimógenos y balas”, aseguró a esa televisión árabe un manifestante desde Homs, la tercera ciudad más grande del país y epicentro de los disturbios en la última semana. Estos días son pocos los que hablan en Siria con nombre y apellido porque la situación de violencia y la represión del régimen provocan una mayor cautela al hablar con periodistas, incluso con medios extranjeros. En Midán, distrito de la capital, la policía disparó gases lacrimógenos desde las azoteas a varios miles de congregados que pedían “el derrocamiento del régimen”. La fuerte presencia policial en toda la capital ha sido reforzada con la suspensión del transporte público en algunos barrios, y las carreteras que llevan a Damasco están controladas por retenes militares. La convocatoria del “Gran Viernes” de protestas coincide con el día de descanso semanal en el islam y las mayores concentraciones se produjeron al terminar los rezos en la mezquitas al mediodía. La demanda unísona de la jornada fue la ilegalización del histórico partido Baath, tal y como se hizo en Egipto con el grupo político del expresidente Hosni Mubarak. En un comunicado de la oposición, los líderes del movimiento reformista llamaron este viernes al establecimiento de un “régimen democrático” y la “liberación de los presos políticos”, en concordancia con las promesas de reformas del presidente. Assad refrendó la víspera la abolición de la ley de emergencia que regía desde hace 48 años, y para contener las protestas prometió concesiones que garanticen libertades, como permitir la concentración de “más de cinco personas para manifestarse de forma pacífica”. Según el decreto, “el derecho de manifestación es un derecho humano básico que garantiza la constitución de la República Árabe Siria”, si bien también exige una autorización del Ministerio del Interior y eso deja las cosas como antes, lamentó la oposición.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
692
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.