Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

IG defiende como única solución "un acuerdo que resuelva las cuestiones clave entre israelíes y palestinos"

11/07/2010 17:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El portavoz de la Iniciativa de Ginebra (IG) y titulado en estudios árabes, Elad Dunayevsky, estima que la única solución para el conflicto en Oriente Próximo pasa por responder a los "asuntos fundamentales entre israelíes y palestinos". De no hacerse así, "las otras opciones para aquellos que desean una solución biestatal son malas: ya sea la continuación de la situación actual, la retirada unilateral (de Israel) o la idea de un único estado".

"Ningún acuerdo es 'perfecto'", estima Dunayevsky en comentarios a Europa Press. "La cuestión más importante es si el acuerdo que se alcance logra responder a los verdaderos intereses de los dos lados en conflicto. Otra cuestión importante, que cualquiera que persiga una solución biestatal seria es: '¿Puedo vivir con tal acuerdo?'".

Dunayevsky recuerda, en este sentido, que "la fuerza de un acuerdo de estatus permantete reside en que pone fin al conflicto por completo y responde a las demandas mutuas". El representante de IG indica que su propuesta "ha sido firmada por prominentes figuras de ambos lados, y con toda seguridad representa a una porción para nada insignificante porción del público palestino e israelí".

Dunayevsky recalca aspectos territoriales presentados por la Iniciativa de Ginebra, en la que se solicita que Israel acuerde la puesta en práctica de la decisión 242 del Consejo de Seguridad, basada en el establecimiento de fronteras de acuerdo con las líneas del 4 de julio de 1967.

Israel deberá definir que mínimas enmiendas desea incluir según sus intereses --en particular los relativos a los asentamientos, y por su parte propondrá a los palestinos tierras específcas en compensación por el territorio que desea anexionar. "La clave", subraya, "es que el intercambio se realice en una proporción 1:1 (misma proporción de tierras entregadas y recibidas), lo que resolverá las necesidades de los palestinos y puede llegar a un acuerdo de paz".

En referencia a la cuestión de los refugiados, Dunayevsky indica que el modelo de la IG propone que "Israel decida a su discreción el número de refugiados que decide absorber, pero teniendo en cuenta los números propuestos por terceras partes". "El acuerdo de Ginebra está formulado de tal manera que los palestinos no se sentirán engañados, sino para demostrar que, al contrario de la clásica demanda de retorno, estamos hablando de una decisión voluntaria, y soberana, de Israel".

"Si el precio de un acuerdo de estatus permanente es hallar un mecanismo en el que la soberanía Israelí permita el regreso de refugiados palestinos, el precio vale la pena", estimó Dunayevsky.

El pasado viernes, Dunayevsky y otro de los portavoces de la Iniciativa, el director de la oficina del secretario general del comité ejecutivo de la OLP, Samer Jader, expresaron su opinión sobre determinados aspectos de la situación actual en Oriente Próximo.

Se mostraron particularmente interesados en la influencia de Hamás. El grupo islamista y actual Gobierno de facto en la Franja de Gaza tras la toma de poder efectuada en verano de 2007 sobre las fuerzas de Al Fatá --del presidente del Gobierno palestino en Cisjordania reconocido internacionalmente, Mahmud Abbas--, no debería ser parte activa de las negociaciones porque, a juicio de ambos, es una parte "inflamatoria" que alimenta la división entre los palestinos y sirve a los intereses de los elementos israelíes más radicales.

"(Hamás) No nos están ayudando. No contribuyen en absoluto", afirma Jader. "Nunca han demostrado un compromiso con la paz y transmiten un mensaje muy peligroso", sentencia. "Por eso no me gustan".

Dunayevski agrega que el apoyo popular de los palestinos a Hamás ha disminuido sensiblemente desde la victoria del grupo islamista en las elecciones palestinas de 2006, con un 44 por ciento de votos a favor. "Según encuestas en los territorios palestinos, el apoyo se encuentra entre el 10 y el 20 por ciento", aseguró el experto israelí. "Y cuando haya un acuerdo sólido de paz, la vasta mayoría de los palestinos les abandonarán", pronosticó.

"Hace muchos años, el conflicto era entre israelíes y palestinos. Pero en los últimos años, el conflicto ya no es entre estas dos últimas partes, sino entre moderados y extremistas en Israel y Palestina", concluye Dunayevski. "Los radicales están secuestrando las soluciones. Es hora de que los líderes de ambas partes manifiesten sus verdaderas intenciones para la paz".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1084
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.