Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Declara Benedicto XVI como "venerable" a Juan Pablo II

19/12/2009 06:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Papa Benedicto XVI aprobó hoy el decreto que reconoce las "virtudes heroicas" del siervo de Dios Juan Pablo II, con lo cual alcanzó el título de "venerable", un paso más en su camino a la santidad. La autorización se dio durante una audiencia que sostuvo Joseph Ratzinger con el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Angelo Amato, informó un comunicado la sala de prensa del Vaticano. De acuerdo al texto fueron reconocidas "las virtudes heroicas del siervo de Dios Juan Pablo II (Karol Wojtyla), sumo pontífice, nacido el 18 de mayo de 1920 en Wadovice (Polonia) y muerto en Roma el 2 de abril de 2005". Con este reconocimiento el extinto pontífice recibió el título de "venerable", es decir que ascendió al segundo de los cuatro escalones en el camino a la santidad católica (los otros son beato y santo). El siguiente paso será que la Sede Apostólica estudie un "milagro", concretamente la curación inexplicable del mal de Parkinson de una monja francesa atribuida a la intercesión de Wojtyla. Este episodio deberá ser analizado por una comisión médica, por un grupo de teólogos y otro de obispos y cardenales. Una vez superadas satisfactoriamente estas instancias, un nuevo decreto será sometido al Papa. Si es aprobado por Benedicto XVI, recién en ese momento Juan Pablo II podrá ser declarado como "beato". Para su elevación a la dignidad de "santo" hará falta un estudio similar para otro "milagro". Para la declaración de "venerable" no es necesaria una ceremonia particular; basta con la firma del obispo de Roma sobre el decreto para que el candidato a santo pueda ser llamado "venerable siervo de Dios". Teóricamente la Iglesia católica considera a las dos primeras etapas del camino a la santidad como "preparatorias" y otorga realmente valor significativo a las dos siguientes fases: la beatificación y la canonización. Tanto que, oficialmente, ni los "siervos de Dios" ni los "venerables" pueden tener altares fijos en las iglesias ni deberían ser sujetos de alguna veneración particular. Según las normas del Vaticano sólo en el momento de la beatificación una persona puede ser venerada, pero únicamente en el ámbito de su diócesis o, a lo sumo, en su país. Con la canonización se autoriza la veneración en la Iglesia universal. El proceso de beatificación de Juan Pablo II inició en junio de 2005, pocos meses después de su muerte, gracias a un permiso especial otorgado por Benedicto XVI que exentó el cumplimiento de los cinco años obligatorios exigidos a cualquier "aspirante a santo". El Código de Derecho Canónico (CIC), la ley fundamental de la Iglesia católica, obliga a todos los procesos de beatificación y canonización esperar, al menos, un lustro antes de iniciar el "camino a los altares" de un cristiano modelo. Fuera de ese permiso especial el caso de Karol Wojtyla respetó todos los pasos necesarios: primero un momento de recopilación informativa y de testimonios tanto en Polonia como en Roma, llamado "fase diocesana". Esta etapa concluyó formalmente el 2 de abril de 2007 con una ceremonia formal en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma, durante la cual se entregaron varias cajas de documentación al Vaticano. Inmediatamente después se pasó a la redacción de la "Positio", un documento de más de dos mil páginas que consignó un resumen de la vida, obra y testimonios sobre Juan Pablo II. El texto fue estudiado por una comisión de teólogos e historiadores, quienes dieron su parecer positivo sobre la vivencia "en grado heroico" de las virtudes cristianas de parte del "Papa peregrino". Una vez superada esta instancia otro grupo de obispos y cardenales analizaron el expediente y votaron favorablemente. Así se llegó a este 19 de diciembre con la aprobación, de parte de Benedicto XVI, del decreto por el cual Juan Pablo II es reconocido como "venerable".


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2514
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.