Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Katbyan escriba una noticia?

La decisión de compras en tecnologías de la información. Continuación

16/02/2011 08:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Anteriormente hablamos del proceso por el cual, mediante el asesoramiento de especialistas externos, podríamos delimitar las opciones de inversión en tecnologías de información entre las opciones existentes. Hoy continuaremos el proceso hasta la toma de decisión final

Un primer paso, de gran valor en la ejeución de la compra, es limitar el número de posibles opciones como posible objetivo de inversión en nuestra organización. Será en este momiento, y de entre estas opciones cuando podremos afinar mucho más, cuando podremos discriminar sobre la base de detalles más precisos, hasta lograr identificar aquella opción que será la óptima para nosotros. Y, a partir de aquí iniciamos nuestro nuevo artículo, el concepto de inversión óptima.

Comenzaremos la definición del concepto de inversión óptima descartando la inversión perfecta. Aspirar a alcanzar la decisión perfecta, es aspirar a lo imposible e inalcanzable y, por ende sólo supondrá el consumo de tiempo y esfuerzo en busca de una quimera inexistente. Cuando hayamos girado y girado sin cerrar la decisión, a la espera de que podamos localizar la alternativa perfecta, posiblemente nos hayamos encontrado con que se ha perdido la oportunidad de lograr un beneficio con nuestra inversión, para tener que comprender que finalmente la oportunidad se ha transformado sólo en una necesidad de continuar en el mercado, pues nuestros competidores se adelantaron. Pasarmos de ejecutar una acción oportunidad a una acción reactiva...

<a href="http://www.flickr.com/photos/34596003@N03/3978518942/" target="_blank">freeflyer09</a> via Flickr

Una vez que hemos determinado un número limitado de opciones de inversión, es el momento de proceder a realizar un segundo análisis, herramienta por herramienta, identificando diferencias objetivas, así como su adaptación o no nuestras necesidades. Por elllo proponemos que se prepare una matriz en la que se identifiquen aquellos aspectos que son más relevantes a la hora seleccionar entre nuestras posibles opciones. A modo de ejemplo, nosotros hemos identificado algunas, aunque deberá ser nuestra propia necesidad la que defina finalmente las que serían de aplicación:

Algunas cuestiones, que serían de carácter técnico:

- ¿Es necesaria su instalación en un servidor? ¿Cuento con servidor? ¿Cuento con servicio de mantenimiento?

- ¿Cuento con un sistema propio de seguridad de la información, almacenamiento y guardado de la información?

- Si la herramienta, cuenta con módulos en internet, ¿Cuento con servidor de internet? ¿Cuento con servicio de mantenimiento?

- ¿El precio de licencia de la herramienta, se fija por usuario o por instalación?

- ¿El precio de compra incluye un servicio postventa? ¿El servicio postventa es un coste adicional?

- ¿El precio de compra incluye el mantenimiento y actualizaciones? ¿El mantenimiento y actualizaciones es un coste adicional?

Hemos realizado la mejor de la compras posibles pero, tenemos que evantar una bandera roja: atención, vamos a integrar e implantar, y éste es un proyecto de riesgo..

- ¿La instalación precisa de algún coste hardware adicional, sistema operativo, switchs, red, ...?

Algunas cuestiones que serían de carácter uso:

- ¿Cubre la instalación de la herramienta todas mis necesidades de negocio?¿Cuáles se quedan fuera? ¿Son las más críticas? ¿Son las más recurrentes? ¿Son las más costosas?

- ¿Es flexible y fácil de configurar la herramienta? ¿Tendré que realizar adaptaciones?

- ¿Es necesaria una persona que dedique tiempo de trabajo al mantenimiento, administración y adaptación de la herramienta? ¿Cuánto tiempo necesitará? ¿El perfil será técnico o de consultoría?

- ¿El interface es amigable, se siente cómodos con él los usuarios?

- ¿El uso de la aplicación es intuitivo, necesita mucho esfuerzo de adaptación comenzar a usarla?

- ¿Puedo integrar la herramienta con otras con las que cuento en la actualidad, y en los procesos que soportan, de una manera fácil y eficiente?...

Este listado puede ser tan amplio o escueto como queramos, pero lo importante es que lo proyectemos sobre todas las opciones finalistas para nuestra inversión, de manera que podamos realizar una comparativa objetiva de las oportunidades que cada una nos provee, o de las deficiencias o costes que inicialmente permanecían ocultos.

Una vez tomada la decisión de compra, comenzaría el proyecto de integración e implantación. Este proyecto en sí mismo, precisará de la dedicación propia de un futuro artículo porque, y he aquí la mala noticia, a pesar de haber decidido invertir óptimamente, la mala ejecución del proyecto de integración e implantación puede llevar al traste todas nuestras expectativas. Es decir, hemos realizado la mejor de la compras posibles pero, tenemos que ser cautos, y levantar una bandera roja en nuestra en nuestra organización que avise claramente: atención, vamos a integrar e implantar, y éste es un proyecto de riesgo...

Katby@n


Sobre esta noticia

Autor:
Katbyan (55 noticias)
Visitas:
4527
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.