Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Décimo aniversario del sobrevuelo de Cassini de Júpiter

31/12/2010 01:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Imagen de alta resolución

Mosaico en color verdadero de Júpiter, creado a partir de imágenes tomadas por la cámar de ángulo estrecho de Cassini el 29 de diciembre de 2000, tomada a unos 10 millones de kilómetros.

Hace 10 años, el 30 de diciembre de 2000, la sonda de la NASA Cassini realizó hizo su máximo acercamiento a Júpiter en su camino al sistema de Saturno. El objetivo principal era utilizar la gravedad del mayor planeta de nuestro sistema solar para lanzar la nave como una honda hacia Saturno, su destino final. Pero el encuentro con Júpiter, el hermano mayor de Saturno, también ofreció una excelente oportunidad para probar sus instrumentos y evaluar sus planes operativos de cara a su encuentro con Saturno que tendría lugar 3 años y medio después.

"El sobrevuelo de Júpiter permitió a la nave espacial Cassini estirar sus alas, sirviendo de ensayo para su espectáculo en hora de máxima audiencia, en órbita de Saturno", señaló Linda Spilker, científica del proyecto Cassini en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California. "Diez años después, los resultados del sobrevuelo de Júpiter continúan dando forma a nuestra entendimiento de procesos similares en el sistema de Saturno. "

Cassini pasó cerca de seis meses, desde octubre 2000 a marzo de 2001, explorando el sistema de Júpiter. La máxima aproximación de Cassini fue de unos 9, 7 millones de kilómetros de las nubes de Júpiter, el 30 de diciembre de 2000.

Cassini captó unas 26.000 imágenes de Júpiter y sus lunas en 6 meses de trabajo continuo, dibujando el retrato global más detallado que tenemos de Júpiter hasta ahora.

Pese a que las imágenes de Júpiter de Cassini tienen menos resolución que las mejores imágenes de la misión Voyager de la NASA durante sus dos sobrevuelos de 1979, las cámaras de Cassini tienen una capacidad espectral más amplia que las de las Voyager, captando longitudes de onda que permitieron explorar la atmósfera de Júpiter a distintas alturas. Las imágenes permitieron a los científicos ver evolucionar las tormentas de rayos convectivas, además de ayudar a comprender las alturas y la composición de estas tormentas, así como de las múltiples nubes, brumas y otros tipos de tormentas que se extienden por Júpiter.

Las imágenes de la Cassini también revelaron un óvalo oscuro no observado con anterioridad, a unos 60 grados de latitud norte, que rivalizaban en tamaño con la Gran Mancha Roja. Al igual que la Gran Mancha Roja, el gran óvalo fue una tormenta gigante en Júpiter. Pero, a diferencia de la primera, que se ha mantenido estable durante siglos, el gran óvalo mostró ser muy fugaz, creciendo, moviéndose hacia los lados, desarrollando un núcleo interno brillante, rotando y empequeñeciéndose en el trancurso de más de seis meses. El óvalo estaba a gran altitud y en una latitud alta, por lo que los científicos creen que podría haber estado asociado a las potentes auroras de Júpiter.

El equipo de imagen también pudo reunir películas de 70 días de formación de tormentas, su fusión y movimiento cerca del polo norte. Se mostró cómo tormentas más grandes ganaban energía al absorber tormentas pequeñas, los peces grandes se comen a los pequeños. Las películas también mostraron corrientes en chorro en dirección este y oeste en latitudes bajas corrientes dando lugar a corrientes más desordenadas en las latitudes altas.

Mientras tanto, espectrómetro infrarrojo compuesto de Cassini pudo realizar el primer mapa detallado de temperatura y composición atmosférica en Júpiter. Los mapas de temperatura permitieron caracterizar los vientos en las nubes, y ya no tener que depender del seguimiento de estructuras atmosféricas para medir los vientos. Los datos del espectrómetro mostraron la presencia inesperada de una intensa corriente en chorro ecuatorial hacia el este (aproximadamente a 140 metros por segundo, o 500 km/h) de altura en la estratosfera, a unos 100 kilómetros por encima de las nubes visibles. Los datos de este instrumento también permitieron elaborar el mapa de mayor alta resolución hasta ahora del acetileno en Júpiter, así como detectar por primera vez el radical orgánico metilo y el diacetileno en los puntos calientes aurorales cerca al norte y al sur. Estas moléculas son importantes para comprender las interacciones químicas entre la luz solar y las moléculas de la estratosfera de Júpiter.

Cuando Cassini se aproximó a Júpiter, su instrumento de radio y ondas de plasma también se registró de manera natural sonidos creados por los electrones procedentes de un estampido sónico cósmico. El estampido se produce cuando el viento solar supersónico, formado por una corriente de partículas cargadas procedentes del Sol, es frenado y desviado alrededor de la burbuja magnética que rodea Júpiter.

Puesto que Cassini llegó a Júpiter, mientras que la sonda Galileo aún estaba en órbita del planeta, los científicos también pudieron realizar mediciones de forma casi simultánea por dos naves distintas. Esto permitió a los científicos dar pasos de gigante para comprender la interacción del viento solar con Júpiter. Cassini y Galileo proporcionaron las primeras medidas desde dos puntos distintos del límite de la magnetosfera de Júpiter y demostraron que se contraía cuando existía una mayor presión del viento solar.

"El sobrevuelo de Júpiter nos benefició de dos formas, una por los datos científicos que recopilamos, y otra por el conocimiento que adquirirmos sobre cómo operar eficazmente esta compleja máquina", explicó Bob Mitchell, director del programa Cassini en el JPL. "Hoy, 10 años después, nuestro trabajo está fuertemente influenciado por esa experiencia y nos está ayudando mucho."

Al celebrar el aniversario de los 10 años del encuentro de Cassini con Júpiter, los científicos también están entusiasmados con las próximas misiones propuestas al sistema de Júpiter, que incluyen las sondas de la NASA Juno, que se lanzará en agosto próximo, y la misión Europa Jupiter System Mission (EJSM), a la que la NASA le ha dado prioridad.

Fuente original JPL

Publicado en Odisea Cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
4836
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.