Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crisalida Perenne escriba una noticia?

¡¡Deben ser más eficaces las órdenes de alejamiento contra los maltratadores!!

05/01/2011 09:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La protección judicial a las mujeres no basta contra la violencia machista

Las órdenes de alejamiento (o de restricción) son decisiones que cambian la vida de las personas, y que en la mayoría de los casos, suponen el alejamiento de un hombre de la mujer que denuncia (93% de los casos), la prohibición de comunicarse con ella (89%), la salida del domicilio conyugal (20%), el ingreso en prisión, la suspensión de la tenencia de armas o la prohibición de volver al lugar en el que se cometió el delito.

En casi todos los casos, una misma orden de protección puede contener varias medidas penales, según el criterio del juez, y se pueden dictar incluso en ausencia del hombre.. Sin embargo, la aplicación masiva de estas medidas no ha reducido los crímenes machistas. De las 71 mujeres asesinadas en 2010 en España por su pareja o ex pareja, solo habían denunciado 20 y, por tanto, solo esa veintena podía estar bajo una orden de protección.

Con o sin orden de protección, las mujeres siguen muriendo y el sistema judicial y policial se demuestra ineficaz para combatir esta lacra, pese a que España es uno de los países en que se producen menos crímenes por violencia machista. Un estudio del Instituto Universitario para el Estudio de la Violencia revela que en el año 2006 hubo una media de 2, 8 homicidios por cada millón de mujeres, por detrás de Italia y Noruega (3, 7), Reino Unido (4, 2), Francia (5, 2), Finlandia (9, 3) o Austria (9, 4). El Código Penal español prevé penas mucho más duras que las de otros países para la violencia machista.

Otro factor que afecta la eficacia de dichas órdenes, es que muchas mujeres vuelven a convivir con su pareja, pese a haberle denunciado unos días antes y obtener una orden de alejamiento que también la obliga a ella a cumplirla. Ese regreso (derivado en muchos casos de la dependencia emocional de su agresor y por falta de medios económicos que sufren las mujeres) se puede convertir en un riesgo letal. Como el caso de la mujer de Tarragona asesinada en octubre junto a sus dos hijos a manos de su marido, contra el que existía una orden de alejamiento que ella no respetó. O el caso de la mujer muerta en Badajoz a medidos diciembre por un disparo de su ex pareja, sobre el que pesaba otra orden.

Cada muerte de una mujer que tenía una orden de protección supone un fracaso del sistema. pero la última mujer asesinada en España, que tenía 24 años y cuatro hijos, había denunciado a su asesino un mes antes y todavía no había sido dictada orden de protección.

Cada muerte de una mujer que tenía una orden de protección supone un fracaso del sistema

Al maltratador le importa poco la pena que se le pueda imponer, entre otras cosas porque muchos se suicidan. Y aún le importa mucho menos tener una orden de alejamiento si al final acaba en un simple trámite.

Las órdenes sirven para que se frene la actitud del hombre y en muchas ocasiones funcionan. El problema es que la ley no distingue y trata igual el caso de un moretón que el de una paliza. En ese sentido, Justo Sáenz, presidente de la Confederación Estatal de Madres y Padres Separados asegura que "a veces se dictan órdenes de protección con demasiada alegría y otras veces no se le hace caso a la mujer que acude al juzgado porque no va con el ojo morado y no se creen lo que está diciendo", se lamenta. Muchos opinan que los juzgados de violencia actúan con normalidad, pero que debería insistirse más en la violencia psicológica y habitual para recabar más elementos antes de expedir una orden de alejamiento..

El juez Carlos Pascual admite que, en ocasiones "acuden al juzgado mujeres pidiendo una orden de protección que ella misma va a romper en cuanto pase la tensión familiar que la ha llevado a denunciar" y reconoce que "si los jueces diésemos menos órdenes se podría exigir a la policía que se cumplieran más, pero así es muy difícil". En su juzgado se han solicitado más de 200 órdenes en lo que va de año y apenas ha concedido el 10%. Y otra compañera suya, en Barcelona, ni siquiera ha otorgado el 5% de las peticiones.

Es imprescindible que las autoridades de cada país del mundo, resuelvan las "lagunas" que existen en las formas para aplicar las leyes, en cuanto a este tema se refiere, y que como vemos, cada día corre el riesgo de aumentar incontrolablemente. Pero también es importante la responsabilidad que cada mujer tiene para protegerse a si misma, y respetar su porpia decisión de alejarse de sus maltratadores una vez hecha la denuncia y al haber solicitado una orden de alejamiento.

Debe haber un equilibrio social y personal en cuanto a la protección de los derechos físicos, emocionales y de vida de las mujeres, y eso se logrará uniendo fuerzas y denunciando, pero también, agilizando la aplicación de las leyes para prevenir, y en su caso, castigar a los agresores, maltratadores y asesinos de mujeres.

Actualmente se cuestiona la eficacia de las órdenes de alejamiento. Se dictan a miles y la policía no puede vigilar su cumplimiento


Sobre esta noticia

Autor:
Crisalida Perenne (73 noticias)
Visitas:
9232
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.