Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamvas escriba una noticia?

¿Por qué debemos aumentar los impuestos a los ricos?

07/04/2011 09:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este es un artículo de Robert Reich, exministro del Trabajo de la Administración de Bill Clinton en Estados Unidos, en el cual sostiene que la única forma de evitar el colapso del país, es elevando los impuestos al 1 por ciento más rico de la población estadounidense. Es una linea similar a la planteada porJoseph Stiglitz, y tiene una razón muy justificada: ese 1 por ciento de la población se apropia del 25 por ciento del ingreso total, provocando que la enormebrecha de desigualdadse amplifique más cada día. Como he señalado en otros post:hay tercer mundo en el corazón del primer mundo; y también hay primer mundo en el corazón del tercer mundo. Una solución a la crisis pasa por aumentar los impuestos a los más ricos para evitar que la brecha de desigualdad siga polarizando a este mundo.

¿Por qué debemos aumentar los impuestos a los ricos? Robert Reich

Es el tiempo del impuesto. También es un momento en que los republicanos de derecha están estableciendo la agenda de recortes en el gasto masivo que mas afectará a los estadounidenses.

Aquí está la verdad: La única manera de que Estados Unidos pueda reducir el déficit presupuestario a largo plazo, es mantener los servicios vitales, proteger el Seguro Social y Medicare, invertir más en educación e infraestructura, y no aumentar los impuestos a la clase media trabajadora sino aumentar los impuestos a los súper ricos.

Incluso si nos libramos de los subsidios de bienestar corporativo para las grandes petroleras, la grandes agricultura y las grandes Farmacias, incluso si recortamos nuestro inflado presupuesto de defensa, no sería ni cercanamente suficiente.

La gran mayoría de los estadounidenses no pueden permitirse el lujo de pagar más. A pesar de ser una economía que es dos veces más grande de lo que era hace treinta años, el 90 por ciento todavía está atascado en el barro. Si ellos son empleados que están ganando en promedio sólo 280 dólares más al año que hace treinta años, ajustados por inflación. Eso es menos que un aumento del 1 por ciento durante más de un tercio de siglo. (Las familias están haciendo algo un poco mejor, pero eso es sólo porque muchas familias ahora tienen que recurrir a dos fuentes de ingresos.)

Sin embargo, aun cuando su participación en el ingreso total de la nación se ha estancado, la presión fiscal sobre la clase media ha crecido. El trabajo de hoy y los contribuyentes de clase media están gastando un pedazo más grande de los ingresos de los impuestos de nómina, impuestos sobre las ventas y los impuestos de propiedadque hace treinta años.

Es justo lo contrario para los súper ricos.

La participación del 1 por ciento de la renta nacional se ha duplicado en las últimas tres décadas (de 10 por ciento en 1981 a más de 20 por ciento actual). El más rico de una décima parte de la cuota de un 1 por ciento se ha triplicado. Y lo están haciendo mejor que nunca. Según un nuevo análisis realizado del Wall Street Journal, la remuneración total y los beneficios a que se cotiza en la bolsa los bancos de Wall Street y firmas de valores alcanzó un récord en 2010 de 135 millones. Eso es un 5, 7 por ciento más que en el 2009.

Sin embargo, sorprendentemente, los impuestos sobre la parte superior se han desplomado. Desde la década de 1940 hasta 1980, la renta impositiva máxima sobre tasa de impuesto sobre la mayores ingresos en Estados Unidos era por lo menos de un 70 por ciento. En la década de 1950, fue del 91 por ciento. Ahora es un 35 por ciento. Incluso si se incluyen las deducciones y créditos, los ricos están pagando una cuota mucho menor de sus ingresos en impuestos que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial.

El impuesto al patrimonio (que sólo se alcanza a pagar en un 2 por ciento) también se ha reducido. En el año 2000 fue de un 55 por ciento y después de una patada en $ 1 millón. Hoy en día es el 35 por ciento y patadas en 5 millones de dólares. Las ganancias de capital - que comprende la mayor parte de los ingresos de los súper ricos - fueron gravados con un 35 por ciento a finales de 1980. Ahora están gravados con un 15 por ciento.

Más sobre

Si los ricos estuvieran sujetos a las mismas tasas que hace medio siglo, estarían pagando más de $ 350 mil millones más este año, que se traduciria en miles de millones durante la próxima década. Eso es suficiente para lograr todo lo que el país necesita al mismo tiempo que la reducción del déficit futuro.

Si a esto se le corta lo que no se necesita (como el bienestar de las empresas y la defensa inflada), los impuestos podrían reducirse para todo el mundo que gane menos de $ 80.000, también. Y con un sistema pagador único de atención de salud - Medicare para todos - en lugar de una manada de proveedores con fines de lucro, la nación podría ahorrarse miles de millones más.

Sí, los ricos encontrarán la manera de evitar pagar más impuestos, cortesia de los inteligentes contadores y abogados fiscales. Pero esto siempre ha sido el caso, independientemente de que tipo impositivo se fije. Es por eso que el gobierno debería apuntar aun mas alto. (Durante la década de 1950 en la práctica se redujo la tasa máxima efectiva 50 a 60 por ciento, cuando la tasa máxima fue de un 91 por ciento, los ricos se aprovechaban de esta salida y de sus deducciones -. Aun cuantioso para los estándares de hoy)

Y sí, algunos de los súper ricos moveran su dinero a las Islas Caimán y otros refugios fiscales. Sin embargo, el pago de impuestos es una obligación fundamental de la ciudadanía, y los que toman su dinero y lo mandan al exterior en un esfuerzo por evitar el pago de impuestos estadounidense deberían quitarles su ciudadanía estadounidense.

Pero los super-ricos no tienen el suficiente poder político para destruir cualquier intento de llegar a pagar su parte en forma justa? Sólo si se lo permitimos. Aquí está la cuestión en torno al cual los progresistas, los populistas de la derecha e izquierda, los trabajadores sindicalizados, y todas las demás personas que trabajan y que estan simplemente hartos deberian ser capaz de unirse.

Además, la razón es que tenemos un demócrata en la Casa Blanca - de hecho, la razón por la que tenemos todo un Partido Demócrata - es tratar de reequilibrar la economía exactamente de esta manera.

Todo lo que el Presidente tiene que hacer es conectar los puntos - la explosión de ingresos en medio de la riqueza de los super ricos de Estados Unidos, la dramática caída en sus tasas de impuestos y del presupuesto que se contrae en Washington y en las capitales estatales con devastadoras consecuencias, y el recorte de los servicios públicos esenciales para la clase media y los pobres.

Esto no debería ser difícil. La mayoría de los estadounidenses que están en el extremo receptor. Por ahora saben que el goteo económico es una mentira. Y tienen la sensación de que los dados están cargados a favor de los multi-billonarios y multimillonarios, y que sus empresas, estan pagando una miseria relativa en los impuestos.

El Presidente tiene el púlpito. Pero lo va a usar?

______________

Robert Reich es profesor de Política Pública de la Universidad de California en Berkeley. Se ha desempeñado en tres administraciones nacionales, más recientemente como secretario del Trabajo bajo la presidencia de Bill Clinton. Es autor de doce libros, incluyendo "Aftershock", "El Trabajo de las Naciones", "Encerrado en el Consejo de Ministros", y su libro más reciente, "supercapitalismo"

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Mamvas (3797 noticias)
Fuente:
mamvas.blogspot.com
Visitas:
3053
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.