Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juanjoll escriba una noticia?

¿De qué hablar con los niños?

22/08/2009 22:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cómo hablar con los chicos de la guerra? ¿Por qué abordar un tema tan doloroso? Pero a la vez, ¿por qué no hablar de un tema que también los involucra? Estas y otras dudas pueden surgir al conocer la existencia de Cantata de Pedro y la guerra, una obra escrita por María Inés Falconi y dirigida por su pareja Carlos de Urquiza -al frente del grupo de teatro Buenos Aires y presidente de la Asociación de Teatristas Independientes para niños y adolescentes (ATINA)- que puede verse en la sala de la Universidad Popular de Belgrano.

Pensada para chicos a partir de 9 años, "más que nada es la historia de un vínculo -explica María Inés-, de cómo una persona vieja e iletrada a partir del afecto y de su experiencia, salva a este chico de morir cuando los dos quedan atrapados bajo los escombros después de un bombardeo. Y lo hace a través de la palabra, de las historias que le cuenta".

Cuatro actores acompañados por un guitarrista interpretan y cantan esta historia sobre un pueblo escenificado en la puesta por una maqueta. Una estructura que permite el distanciamiento y manejar de alguna manera los diversos niveles de emotividad.

"Con el grupo de teatro Buenos Aires -explica Carlos- venimos desarrollando obras de María Inés en esta línea, que es bastante diferente dentro del teatro para niños. Es interesante abordar temas que hacen a la conflictiva de los chicos". Y agrega: "En nuestro país, en general, tenemos un teatro para chicos muy aséptico, sin demasiado contenido en donde supuestamente el único objetivo es divertir".

Carlos cuenta que desde hace años han venido tratando distintos temas: la obra Juan calle reflejaba la historia de un chico de la calle, Sobre ruedas, una relación entre chicos con capacidades diferentes, El nuevo, la inserción de un chico en un grupo al que no pertenecía. "Todos temas que hacen a la realidad cotidiana de los chicos -explica Carlos-. Creo que estos temas posibilitan, justamente, que el chico al salir de la función, interrogue al padre, al abuelo, por todas las inquietudes que este tema le trae aparejado. O inclusive que se lo plantee al maestro. Aunque la escuela es muy renuente a enfocar este tipo de problemática. En realidad tiene el problema de los padres que pueden disgustarse o del superior que lo cuestione por enfrentar a los chicos con esta realidad".

Lo raro es que se plantee si corresponde o no, cuando determinadas realidades muy duras "lo abordan" al chico todos los días.

Carlos: Sí. Y cuando son otros los medios que conectan al chico con esta realidad nadie lo cuestiona. El chico se sienta frente al televisor y ve imágenes de guerra y nadie lo cuestiona. Ahora, si esto sucede en un teatro el cuestionamiento llega.

Muchas veces la realidad impacta sobre ellos sin que puedan digerirla. El teatro sería un ámbito donde poder asimilar lo que sucede, desglosarlo…

Carlos: Y tener el ida y vuelta con el adulto, que es lo más importante. La comprobación que realizamos ahora con Cantata… es fantástica. La reacción de los chicos es muy interesante, hemos tenido la posibilidad de hablar con ellos al final de la función. Y se emocionan. No se angustian.

¿Por qué creen que en las obras para chicos evitan abordar conflictos?

Carlos: Veníamos de un teatro fuertemente políticio e incisivo en los 70 hasta que llega el Proceso y de ahí pasamos al teatro pedagógico. Luego quedamos en esa media agua en donde si no es pedagógico al menos tiene que ser divertido. Otro motivo es que el gran comprador del teatro para chicos es la escuela y la escuela no quiere conflictos, en general.

María Inés: Aparte de esto creo que hay un prejuicio de parte del adulto, en el sentido de qué es lo que espera encontrar cuando va a ver teatro para chicos. Debe haber una determinada estética, determinada temática, si tiene canciones, mejor. Y si no encuentra eso se siente frustrado.

Pero uno cuando era chico no sólo disfrutaba de "lo lindo", también de algo que lo emocionara o que le presentara un dilema. ¿Por qué al crecer nos olvidamos de eso?

María Inés: Creo que nuestra cultura es muy paternalista. En general los adultos no queremos que los chicos pasen por situaciones difíciles ni dolorosas, queremos mostrarle un mundo feliz. Lo cual creo que juega en contra. Me acuerdo que en la obra de Juan calle, del chico cartonero, había personas que salían indignadas diciendo 'esto no es para chicos'. Y al salir tenían que pasar por entre la gente que dormía en la calle en la puerta del teatro.

Fuente: Clarin.com 22ago09


Sobre esta noticia

Autor:
Juanjoll (288 noticias)
Fuente:
aupv.net
Visitas:
3198
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.