Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

De la Rosa con espinas

03/10/2010 10:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya se sabe que no se puede ser bueno en este mundo. Yo soy la prueba viviente de ello, pero en fin... Cuando uno sale tan virtuoso no puede luchar contra ello, ese impulso de poner la otra mejilla.

Sin embargo, cuando toca referirse al despido de Pedro Martínez de la Rosa, no comparto las opiniones que pintan a Sauber como un equipo traidor, igual que no compartí las que continuamente pintaron igual a McLaren. Tanto unos como otros recogieron a Pedro de la cuneta, los unos para probador -donde se hizo mayor como piloto- y los otros para titular. Así que de estar alguien en deuda, ese sería Pedro para con ellos. Y ¿desde cuándo se puede exigir lealtad en F1? Eso ya no lo tiene ni Schumacher para con Ferrari.

En mi humilde opinión, sospecho que Peter Sauber no está del todo descontento con Pedro. La carrera de Spa fue muy pobre, porque salirse dos veces en el mismo sitio, y además echando a perder una remontada, es ser claramente una de las cruces de la carrera. Pero Kobayashi ha tenido mucha mejor suerte, no cabe duda: Llevaba las ruedas oportunas para que la estrategia en Valencia le cuadrara, y en gran parte el montón de puntos que le saca a Pedro es consecuencia de: 1) El nuevo sistema de puntuación y 2) las malas salidas de de la Rosa en carreras clave en la lucha contra su compañero.

La calificación es todavía más reveladora: Pedro nunca se ha quedado en la Q1. Kobayashi lo ha hecho tres veces -ridículo de Hungría incluido, donde fue bloqueado por un doblado y luego lo terminó de arreglar saltándose el semáforo de la FIA-. El paso a la Q3 arroja un saldo de 3-2 en favor de Kobayashi. No se puede decir que, en velocidad pura, el japo le haya pegado una paliza a Nippon Icci.

De veras creo que Peter Sauber no está descontento con de la Rosa, por la sencilla razón de que nadie esperaba mucho más de él, y seguro que su empleador tampoco. ¿Cuál es la verdadera razón de su salida? Pues bien, creo que no se trata tanto de la salida de Pedro de la Rosa como de la entrada de Nick Heidfeld.

Hablando de Nick Heidfeld, el tranquilo Peter Sauber, el hombre pegado a su puro, ese del que se dice que nadie te hablará mal de él en el paddock con lo que el paddock es para defenestrar a las personas-el famoso Club de las Pirañas-; ese Peter Sauber, lleva un carrerón en despidos a mitad de temporada o por la puerta de atrás. Felipe Massa salió antes de tiempo en 2002 cuando, mira tú por dónde, se llevó por delante a de la Rosa y, con tal de evitar la severa sanción, fue despedido para el par de carreras que quedaban. Nick Heidfeld decepcionó en su tercer año con el equipo y también sufrió la cólera del "tranquilo" Pete. Y, en 1997, al menos sí que recuerdo que hubo un cambio con el que entró Gianni Morbidelli, y luego Norberto Fontana. ¿No?

Y la historia también se repite en cuanto a que tanto Heidfeld como Massa están ya reconciliados con el suizo y toda la escudería, han vuelto en cierto momento y han sido altamente valorados allí. Pero me da a mí, por razones obvias, que de la Rosa ya no vuelve...

Si tú estás al frente de Sauber, piensas lo siguiente: Tengo a un piloto normalito junto a un semidebutante semiestelar. Tengo a un hombre de casa, como quien dice, matándose a probar neumáticos Pirelli con la confianza en que tal honor acabe organizando una rifa por él entre los equipos. Un tío consistente, que puede hacer el trabajo y, probablemente, ganar carreras. Probablemente el mejor piloto que nunca va a ser campeón de entre todos los que habrá en la parrilla de Singapur. Puedes hacerte con sus servicios poniéndole un caramelo en la boca: Darle el asiento YA. Resultado: de la Rosa se queda "plantado" -plantado, ¿lo pillais?-.

En el país de la Piruleta, Pedro seguiría corriendo para Sauber, Heidfeld estaría junto a Rosberg alejando a Mercedes de Renault, y Schumacher estaría regando las "rosas" de su jardín suizo de 1.000 m2. Pero la F1 no es el país de la Piruleta: Era el Club de las Pirañas, si mal no recuerdo, y Heidfeld perdió unos cuantos dedos cuando se centró en pillar de una vez por todas un asiento puntero.

P.D: ¿Lo ves, Martín? ¡Sauber opina como yo sobre Nick Heidfeld!

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
5158
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.