Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Filibustero escriba una noticia?

De la originalidad en la ciencia

24/12/2017 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿El mero hecho de aportar nuevos conocimientos dentro del campo científico nos hace ser originales?

 

                                                                                                                                                                                                        Ricardo Rincón Huarota*

Todos, o casi todos, cuando emprendemos un proyecto de investigación aspiramos a que los resultados de nuestras pesquisas, además de coherentes, contengan una buena dosis de originalidad. En efecto, requisito indispensable del avance científico es la contribución de nuevos datos, planteamientos o interpretaciones sobre determinado campo de estudio.

Para ser original no es necesario ser el primero en realizar algún procedimiento experimental o incursionar en áreas de conocimiento inexploradas. También se es original cuando se aborda algún tema específico bajo nuevos enfoques o cuando se someten a prueba las ideas de otros. Asimismo, la originalidad la encontramos cuando se utiliza un método proveniente de una disciplina para aplicarlo en otra distinta, o bien cuando se trasladan los conocimientos y técnicas de un país a otro.

En este sentido, cometería un grave error todo aquel que distinguiera a otro como el parteaguas de tal materia o el hito en la investigación. Incluso, pecaría de pretencioso quien así se autoproclamara.

Si bien la mencionada originalidad es un factor determinante en las disciplinas científicas, a mi juicio tal concepto implica simple y llanamente la aportación de vertientes alternas que se insertarán en un marco preexistente de discusión. Los nuevos principios serán un peldaño más en el inexorable paso del conocimiento y por fuerza deberán ser sometidos a la consideración de los interesados en una polémica históricamente determinada.

Para ser original no es necesario ser el primero en realizar algún procedimiento experimental o incursionar en áreas de conocimiento inexploradas

Bajo esta perspectiva, debemos aspirar a que nuestras investigaciones sean originales en la medida que vengan a proponer algunas ideas lo suficientemente capaces de ser contextualizadas en un plano general de estudio. Obvio es decir que en dicho plano participan los estudiosos primigenios de la temática que se tratará, los que la trabajan en la actualidad, así como los posibles investigadores que en el futuro incursionarán en la misma. A los dos últimos grupos les quedaría reservada la prerrogativa, mediante el saludable ejercicio de la crítica, de refutar o autorizar nuestras propuestas.

En caso de suceder lo primero, tendríamos que asumir total y absolutamente el costo de nuestros errores por haber distorsionado de manera tan impune la realidad. Son los riesgos que se corren cuando se propone.

Si ocurriese lo segundo, se lo deberíamos a los estudiosos que abrieron brecha a quienes veníamos detrás, por lo que quedaríamos en deuda perenne con todos y cada uno de ellos.

Al fin y al cabo, la tan renombrada originalidad, no es más que una sucesión interminable de plagios.

 *SEMBLANZA DEL AUTOR

Ricardo Rincón Huarota. (Ciudad de México, 7 de noviembre de 1963). Arqueólogo especializado en religión prehispánica. Escritor. Ganador del Premio Nacional de Ensayo sobre la Huaxteca (2016), con la obra Presencia de Tlazoltéotl-Ixcuina en la Huaxteca prehispánica, organizado por el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Cultura Federal. Ha sido investigador en el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Desde julio de 2016 forma parte de la Enciclopedia de la Literatura en México, auspiciada por la Secretaría de Cultura Federal. Autor de diversos artículos especializados entre los que se cuentan: Algunas reflexiones sobre la arqueología y la etnohistoria de Sonora (1992) y Estudio comparativo entre las garantías de seguridad jurídica actuales y la normatividad del Derecho azteca (UNAM-IIJ, 1993). De 1989 a 1994 fue colaborador y coordinador de diversas publicaciones del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, entre las que se cuentan: Nuestra Constitución (1991); Diccionario Histórico y Biográfico de la Revolución Mexicana (1991); Las mujeres en la Revolución Mexicana (Coordinador, 1992); Ricardo Flores Magón. Programa del Partido Liberal y Manifiesto a la Nación (1992). Entre 1998 y 2008 coordinó el Programa de Recorridos Turístico-Culturales de la Ciudad de México, del Gobierno del Distrito Federal. En 2009 incursionó como articulista en las revistas de gastronomía Soy Chef y elgourmet.com. En esta última fue autor de la Columna Bicentenario (2010), que abordó temas de gastronomía y su vinculación con la Independencia y la Revolución. Su cuento Calaveritas de azúcar fue uno de los ganadores del concurso “Escribe un cuento de terror”, convocado en 2012 por la editorial Random House y El mecanismo del miedo. En 2014 el jurado del Concurso “Cuentos de futbol”, lo seleccionó como uno de los ganadores con el relato corto de terror El campeón, antologado en el libro Cuéntame un gol. Cuentos de Futbol, (España, Verbum, 2014) presentado por el autor en mayo de 2014 en Madrid. Dicha antología fue presentada el 5 de diciembre de 2014, en el marco de la FIL de Guadalajara. A finales de 2014, el relato Agua salada y tierra de panteón fue publicado en la antología Necrópolia. Horror en Día de Muertos (Ed. independiente). Su interés por el patrimonio cultural de la Ciudad de México y la literatura fantástica, lo motivó a escribir Dieciséis Fantasmas. Cuentos de terror de las 16 Delegaciones del Distrito Federal, coedición entre Rosa María Porrúa Ediciones (México, 2015) y Editorial Verbum (España, 2015) Dicho libro fue presentado en el marco de la FIL del Zócalo en octubre de 2015 y en la FIL Guadalajara en diciembre de ese mismo año. En noviembre de 2015, fue uno de los miembros del Jurado del concurso internacional de relato de terror “Cuentos de Fantasmas”, convocado por la Editorial Verbum, y que dio como resultado la antología Palabras en la Niebla. 20 cuentos de fantasmas. (España, Verbum, 2016). En octubre de 2016 presentó Presencia de Tlazoltéotl Ixcuina en la Huaxteca prehispánica, obra ganadora del Premio Nacional de Ensayo sobre la Huaxteca, en el marco de la FIL del Zócalo, y en diciembre del mismo año la citada obra se presentó en la FIL Guadalajara. Actualmente colabora en el periódico virtual GLOBEDIA.


Sobre esta noticia

Autor:
Filibustero (58 noticias)
Visitas:
6438
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.