Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javilopez escriba una noticia?

De familia

14/07/2010 17:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Relaciones familiares en el mundial de Sudáfrica

DE FAMILIA

Pensando en escribir una previa sobre la semifinal de hoy andaba yo maquinando sobre el "buen rollito" que parece haber tanto en la selección holandesa como en la uruguaya y en la naturalidad con la que en ambos combinados se afrontan situaciones que en otros países - el nuestro por no ir más lejos- provocarían ríos de tinta contra los respectivos seleccionadores ( los pantagruélicos "asaditos" de Uruguay retransmitidos a través del facebook de Forlán ó los galones de mando que nadie discute en Holanda a Mark van Bommel por mucho que sea el yerno del técnico, Bert van Marwick) Así a través de este último dato, el parentesco entre jugadores y técnicos, mentalmente he ido tirando del hilo llegando a la conclusión de que, para muchos, este campeonato se ha acabado jugando en familia.

La hija del jefe.

En el relato biográfico de Diego Forlán (Uruguayo - Editorial El tercer nombre) cuenta el Cacha cómo su abuelo materno dirigió a su yerno ( Pablo Forlán) al frente del seleccionado uuguayo en la Copa América de 1967 y cómo siempre pensó que esa coincidencia no volvería a repetirse nunca hasta coincidir con el Kun en el Atleti y comprobar como se juntaba con su suegro, Diego Armando Maradona, en la lista de la albiceleste para el presente mundial.

No es que les haya funcionado demasiado bien ni a suegro ni a yerno en este campeonato ya que uno está asumiendo toda la responsabilidad de la eliminación de Argentina y el otro ha jugado bastante menos de lo que parecería lógico esperar pero está claro que en el caso holandés el parentesco ha funcionado bastante mejor ya que la jerarquía de Van Bommel en el campo es innegable desde cualquier esquina que se divise cualquiera de los partidos de Holanda.

Y el hijo del jefe.

En el caso de otros dos combinados presentes en este Mundial, EE.UU. y Eslovaquia, la relación trasciende de la afinidad hasta llegar a la consanguinidad haciendo que los padres ( Bob Bradley y Vladimir Weis respectivamente) no hayan tenido duda alguna a la hora de seleccionar a sus hijos ( Michael Bradley que juega en el Borussia Monchengladbach alemán y Vladimir Weis que pertenece al todopoderoso City inglés) y nadie en sus respectivos países haya osado criticar tal decisión.

Otros " hijos ilustres" sí encontramos en el seleccioando español ( Sergi Busquets es el hijo de Carles Busquets que fue portero del Barça con Cruyff quien también hacía jugar a su hijo para él y Xabi Alonso es hijo de Periko Alonso que hizo historia con la Real Sociedad y con los culés a los que, curiosamente, vicepresidió en su día el abuelo de Gerard Piqué) ó en el ghanés ( donde tanto el talentoso Andre Ayew como el inédito Ibrahim Ayew son hijos del mítico Abedí Ayew al que los que ya tenemos cierta edad conocimos como Abedí Pelé en el OM campeón de Europa de 1993) por no citar al propio Diego Forlán que ha acabado devorando a base de goles la fama de su padre que fue también un más que aceptable defensor que disputó tres mundiales para Uruguay.

Ninguno de ellos llega sin embargo a la rocambolesca historia de los Maldini en la que mientras el padre, Cesare, dirigía al combinado de Paraguay el hijo, Paolo, jugaba para la selección italiana.

Líos de familia.

Sí que han acabado por enfrentarse en el presente campeonato dos hermanos jugando para distintas selecciones. Si famosos son los casos de hermanos que hayan coincidido jugando para la misma selección ( a mi memoria acuden los casos de los Laudrup en Dinamarca olos Charlton en Inglaterra sin olvidar otros como los De Boer en Holanda) ya más complicado es que miembros de una misma familia ocupen 3 de las 23 plazas disponibles por combinado nacional como lo hacen los Palacios para Honduras pero desde luego quienes rizan el rizo son los Boateng en Alemania y Ghana. Hermanastros que comparten el mismo padre, Jerome ocupa el lateral izquierdo del equipo alemán mientras que Kevin Prince se cansó de esperar la llamada de Löw aceptando finalmente jugar para Ghana que es el país de su padre. Por si la ración de pimienta le parece insuficiente, ambos hermanastros no se dirigen la palabra más que para criticarse uno al otro en la prensa y además Kevin es el artífice de la ausencia del alemán Ballack al haberle lesionado con su equipo, el Portsmouth, en un partido frente al Chelsea a menos de un mes del inicio del torneo.

Primos, sobrinos y demás familia...

Leído lo leído, a nadie sorprenderá ya encontrarse a dos primos, Samir y Jasmin Handanovic, disputándose la plaza de portero en la selección Eslovena ni a tío y sobrino, Rigobert y Alex Song, tratando de poner algo de orden en el camarote de los hermanos Marx en que se ha convertido la selección de Camerún bajo las órdenes de Le Guen para este Mundial.

Hasta aquí lo que se puede leer - ó en mi caso escribir- y contrastar con los datos del Libro de Familia de cada uno. Hay quien también apunta a que si Annan, mediocentro de Ghana que juega para el Rosenborg noruego y que me ha fascinado en los partidos disputados con los black stars, puede tener algún parentesco con Kofi, premio Nobel de la Paz y ex-secretario general de las Naciones Unidas... A tanto ya no llega mi banda ancha y, si no vamos a contrastar más que el apellido, Fernando no es hijo de Periko ni Jennifer es mi prima ni Patxi mi tío-abuelo.


Sobre esta noticia

Autor:
Javilopez (8 noticias)
Visitas:
7872
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.