Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Juez escriba una noticia?

El daño que causan los ácidos grasos trans

28/10/2009 10:35

1 La tasa de mortalidad por enfermedades crónico-degenerativas ocupa el primer lugar en los países desarrollados

1

Los investigadores coinciden en afirmar como causa de este fenómeno al invento de 3 tipos artificiales que no existen en la naturaleza y mucho menos en el organismo humano: los isómeros de ácidos grasos poli-insaturados de configuración cis-trans.

Estos inventos de la industria humana son capaces de abaratar los costos de producción y almacenamiento industrial y comercial, de mejorar el sabor, olor, textura, vista y la vida útil de los alimentos que los contienen, pero incapaces de mantener y de restaurar la salud del consumidor. Al contrario, funcionan como antiácidos grasos esenciales o mejor dicho como una toxina sumamente perjudicial.

Durante muchos años la FDA aseguró que los ácidos grasos artificiales, no presentaban efectos adversos ni fisiológicos sobre la salud humana y que no alcanzaban a atravesar la placenta y a dañar a los bebes en gestación. Hoy cambió la FDA, porque se demostró que los ácidos grasos artificiales resultan dañinos para la salud humana, alteran y desorganizan las membranas celulares y se encuentran implicados en distintos tipos de cáncer y enfermedades crónico-degenerativas.

Se ha propuesto como causa de las principales enfermedades crónico- degenerativas que azotan a la humanidad, a la disfunción del metabolismo de los ácidos grasos esenciales y de los eicosanoides, porque influyen en la generación excesiva de radicales libres. De otra parte se han incorporado a la dieta cantidades de alimentos industrializados pobres en ácidos grasos esenciales de configuración cis-cis, pobres en antioxidantes y en otros micronutrientes necesarios para el metabolismo de los ácidos grasos esenciales.

Se considera por tanto que una mejora en el perfil de ácidos grasos esenciales, de antioxidantes y de otros micronutrientes que se consumen, puede desacelerar y retardar el deterioro biológico del cuerpo y de la piel, así como de la aparición de sus signos y sus síntomas y mejorar la estética, la salud, la calidad y la expectativa de vida.

Funcionan como una toxina sumamente perjudicial

Durante los últimos 30 años se ha substituido la grasa de origen animal, por la de origen vegetal en los alimentos para consumo humano y ello ha sido acompañada por un aumento en el consumo de aceites, margarinas y mantecas vegetales con un elevado contenido de ácidos grasos artificiales, que en la actualidad corresponde a un 50% de todas las grasas consumidas por el hombre.

El giro hacia los aceites vegetales industrializados ha traído asociado un aumento en el consumo de ácidos grasos Trans, que se producen durante la industrialización de los aceites vegetales. Proceso usado para incrementar el rendimiento industrial en la extracción de aceites e incrementar su vida de anaquel con la finalidad de abaratar los costos de producción y de almacenamiento y de disminuir las perdidas por el enranciado de grasas y alimentos, pero todo eso a costa de eliminar las cualidades físicas, químicas y fisiológicas de las grasas naturales indispensables para la salud humana.

Estos nuevos ácidos grasos artificiales que se encuentran en la alimentación moderna, una vez ingeridos, se incorporan a las células de todo el organismo, principalmente a sus membranas y también a las lipoproteínas que en la sangre transportan a los lípidos. Una vez incrustados en las membranas celulares, se agolpan ahí volviéndolas rígidas e inertes y alterando su permeabilidad selectiva originando un proceso de desnutrición y de autointoxicación celular.

Los ácidos grasos industrializados aumentan el riesgo y la frecuencia de diversas enfermedades crónico-degenerativas, entre ellas las enfermedades cardiacas y aceleran el proceso de envejecimiento de los órganos cuyas células requieren en sus membranas una mayor cantidad de ácidos grasos esenciales: cerebro, corazón, sistema nervioso, piel, sangre.

Información tomada del libro “Cómo vivir cien años”, del Dr. Rafael Velasco Terán, especialista en medicina anti-envejecimiento.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

micaela li (13/03/2013)

tiene mucha importancia este yo leido, debido a que vemos como llevandonos de los 7 grupos basicos de una dieta balanceada, cometemos el gran error de ingerir aceite vegetal, porque estamos ciendo engañados con el mismo. 50 de getetales y 50 artificial sometido a transgenias.