Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El Dalai Lama expresa su "solidaridad" a los uigures por la "creciente opresión" que sufren a manos de China

10/03/2010 11:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Dalai Lama expresó este martes su "solidaridad" con los uigures, la minoría étnica china que reside mayoritariamente en la región de Xinjiang, en el oeste del país, ante la "creciente opresión" de la que son víctimas, un gesto que podría empeorar las ya de por sí complicadas relaciones que mantiene el líder espiritual de los tibetanos con Pekín.

En un discurso con motivo del 51 aniversario desde que huyó de Tíbet tras un alzamiento fallido contra China, el Dalai Lama se refirió a Xinjiang como "Turkestán Este", el nombre que le dan a este territorio los exiliados partidarios de su independencia. Los uigures son una etnia turca de religión predominantemente musulmana.

"Recordemos al pueblo de Turkestán Este que ha experimentado grandes dificultades y una creciente opresión", señaló ante unos 3.000 tibetanos en Dharamsala, la localidad del norte de India donde reside desde hace cinco décadas. "Me gustaría expresar mi solidaridad y ponerme firmemente junto a ellos", añadió.

Las autoridades chinas en Xinjiang llevaron a cabo una dura campaña de represión contra lo que califican de violenta actividad separatista por parte de los uigures, después de que una ola de violencia en esta región entre uigures y la etnia mayoritaria han dejara al menos 200 muertos.

Por otra parte, dirigiéndose a los tibetanos que trabajan para el Gobierno chino, el Dalai Lama dijo: "invito a los funcionarios tibetanos que sirven en varias áreas autónomas tibetanas a que visiten a las comunidades tibetanas que viven en el mundo libre, bien de forma oficial o de forma privada, para observar la situación por sí mismos".

China prohíbe a los tibetanos que trabajan para el Gobierno que visiten a las comunidades exiliadas, pero muchos tibetanos de a pie hacen viajes peligrosos e ilegales para estudiar budismo en Dharamsala.

El Dalai Lama también prometió que él y miembros de su autoproclamado gobierno en el exilio no adoptarán ninguna posición política cuando la cuestión de Tíbet se resuelva. El domingo, el nuevo gobernador de Tíbet designado por Pekín dijo que sólo el socialismo puede "salvar" a la región y garantizar su desarrollo, y acusó al Dalai Lama de los problemas de Tíbet.

Las protestas lideradas por monjes budistas contra la soberanía china en marzo de 2008 llevaron a una grave ola de violencia en la que se incendiaron tiendas y se golpeó a los habitantes, incluidos han y musulmanes de la etnia hui. Los tibetanos ven a los han como intrusos que amenazan su cultura.

Al menos 19 personas murieron en dichos disturbios, mientras que los grupos pro Tíbet aseguran que 200 tibetanos murieron en la represión posterior por parte de las autoridades chinas.

El Dalai Lama dijo que Pekín ha puesto a los monjes y monjas "en condiciones como las de una prisión", haciendo que "los monasterios funcionen más como museos (...) para aniquilar deliberadamente el budismo". Pero, pese a todo, reiteró su oferta de seguir dialogando con Pekín, aunque ve "poca esperanza" de resultados.

El Gobierno chino y los emisarios del Dalai Lama han mantenido varias rondas de conversaciones desde 2002 pero sin que se hayan alcanzado grandes progresos. Pekín acusa al líder espiritual tibetano de separatista y de fomentar la violencia, pero el Dalai Lama niega ambos cargos, asegurando que lo que busca es una verdadera autonomía para esta región del Himalaya.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1653
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.