Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ruendi escriba una noticia?

De la curiosidad al Nobel de Medicina por los telometros y la telomerasa

04/11/2009 09:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se acerca la posibilidad de detener en algo el envejecimiento y eliminar celulas cancerígenas, si se sigue la linea de los telómetros y la telomeraza. Mejor calidad de vida.no creen

De la “curiosidad”, al Nóbel que se merecen, por la “telomerasa”

En Venezuela se acaba de inaugurar un centro de genética, una representante de Lara es la presidenta de la sociedad venezolana de genética médica nacional, es decir tenemos todo para ganar un Nóbel de medicina si seguimos investigando sobre el cáncer, el envejecimiento, la telomerasa o cualquier otra entidad médica, lo que no se, es si tenemos la infraestructura completa, el dinero, la libertad de investigar y las ganas por parte de los interesados. Por este motivo realizo un resumen de trascripción de artículo enviado por correo de “Intramed”, y que sea conocido por el gremio médico y todo el que le interese la investigación.

“El Instituto Karolinska de Estocolmo ha sido un año más el encargado de dar a conocer al nuevo premio Nobel de Medicina y Fisiología, que este año ha recaído en los descubridores de los telómeros y la enzima telomerasa. Los ganadores son la australoamericana Elizabeth H. Blackburn, y los estadounidenses Carol W. Greider y el británico (nacionalizado) Jack W. Szostak. Desde el descubrimiento de los telómeros en la década de los treinta hasta el hallazgo de la telomerasa en 1984 este campo había quedado un poco 'huérfano' de investigadores y fue este trío quien retomó con fuerza los trabajos hasta dar con la enzima de la juventud celular. En 1980, Elizabeth Blackburn, estudiando los cromosomas de un organismo unicelular, determinó que a los telómeros correspondía una determinada secuencia de ADN. En 1982, en conjunto con Jack Szostak, lograron precisar la función de estas formaciones.

Los telómeros son una estructura que protege el extremo de los cromosomas humanos y los protege del proceso de envejecimiento. Greider identificó una nueva enzima, la telomerasa, que era responsable del mantenimiento cromosómico. Los telómeros habían sido visualizados en la década de 1930 pero, dado que todavía no se conocía el ADN, mal podía establecerse su función. Para que una célula se reproduzca, primero tienen que hacerlo sus cromosomas: los telómeros hacen posible que, al dividirse, la transcripción del ADN se efectúe sin errores; en este sentido, contribuyen a que no se produzcan enfermedades hereditarias. El telómero cede un poquito de su propio ADN para que el cromosoma pueda reproducirse, pero esto implica que, con cada división, el telómero queda un poco más corto; al sucederse las divisiones celulares, llega el momento en que el telómero ha quedado demasiado corto, la célula ya no puede reproducirse más y, cuando esto sucede, envejece y muere. Hay una enzima llamada “telomerasa” –también descubierta por estos científicos– que impide el acortamiento del telómero, lo cual permite que las células se dividan indefinidamente, sin morir; pero esta enzima se encuentra en las células cancerosas y es lo que las faculta para proliferar sin límites. Se sabe que la telomerasa aumenta de manera aberrante en las células tumorales para que puedan dividirse de manera inmortal, por lo que se están diseñando sustancias capaces de reducir estos niveles.

¿Las canas, las arrugas, el dolor lumbar tardarán más en aparecer, y posiblemente nos veremos más jóvenes???..no creen

La laureada Elizabeth Blackburn, de 60 años, nació en Tasmania, Australia; actualmente es profesora en la Universidad de California en San Francisco, y ciudadana de Estados Unidos En investigaciones más recientes, Blackburn examinó la hipótesis de que, en las mujeres sujetas a estrés crónico, los telómeros se acorten más rápido que en las demás, “lo cual podría explicar por qué el estrés crónico es dañino para la salud”- Jack W. Szostak, de 56 años, nació en Gran Bretaña y se educó en Canadá. Actualmente enseña en la Universidad de Harvard y tiene ciudadanía estadounidense.

Carol W. Greider, de 48 años, nació en Estados Unidos y actualmente investiga en la Universidad Johns Hopkins. “Nuestro premio muestra la importancia de los descubrimientos motivados por pura curiosidad”.

Estos investigadores mataron como se dice “dos pájaros con un solo tiro”, es decir de una investigación (telómeros y telomerasa); están en la posible solución de dos problemas: el envejecimiento de las células y la posible solución de evitar la multiplicación de las células cancerígenas. Éxito a todos los que sigan esta línea de investigación en la medicina y la fisiología.

La curiocidad en la investigación es la clave por el descubrir los detalles de lo estudiado

Rubén Lopera


Sobre esta noticia

Autor:
Ruendi (28 noticias)
Visitas:
8696
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.