Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Se cumplen tres años del conflicto entre Israel y el Hezbollah

12/07/2009 03:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por José Parra. Colaborador Jerusalén, 12 Jul (Notimex)- A tres años del inicio de la guerra entre Israel y el grupo chiíta libanés Hezbollah, la región hace hoy un balance de lo que fue y sobre todo de sus consecuencias de cara a un posible nuevo enfrentamiento. La guerra definida oficialmente como la "Segunda Guerra del Líbano" acabó con ambos contendientes reivindicandose la victoria. La guerra tuvo un balance de mil 100 muertos libaneses (según datos de Naciones Unidas, 700 eran miembros de Hezbollah y el resto civiles), 165 muertos israelíes (121 soldados y 44 civiles), un Líbano semidestrozado. Así como una resolución de Naciones Unidas (1701) que supuso el alto al fuego y el envío de una fuerza de interposición internacional en la frontera israelo-libanesa. Otras víctimas, aunque políticas, fueron el primer ministro israelí, Ehud Olmert, el ministro de Defensa, Amir Peretz y el jefe del Estado Mayor, Dan Jalutz, criticados por el Informe Vinograd, que los acusaba de fracaso y negligencia en la toma de decisiones. Los dos últimos fueron obligados a dimitir. El grupo extremista reinvidicó su "heroica victoria" aunque es consciente que muchos libaneseses no perdonan su acción que provocó la contundente reacción de Israel en el país de los cedros. El 12 de julio de 2006, en una operación preparada por meses, Hezbollah lanzó decenas de cohetes al norte de Israel y atacó una patrulla del ejército. Mató a ocho soldados, capturó a dos más, Eldad Reguev y Ehud Goldwasser cuyos cadáveres fueron devueltos como parte de un polémico canje. El líder grupo armado, el jeque Hassan Nasrala, esperaba una fuerte respuesta israelí pero no la que decidió Olmert que en el Parlamento pronunció que "un Estado debe saber el momento de decir basta. Y ahora Israel dice íBasta!". Durante 34 días bombardearon objetivos de Hezbollah. Así como 46 gasolineras, 92 puentes, 14 estaciones de rádar, 52 túneles, varios hospitales, aeropuertos y miles de viviendas. Asimismo, provocó el desplazamiento de casi un millón de personas del sur al centro del Líbano. En tanto, el grupo armado lanzó sus misiles y cohetes Kastiushas contra el norte de Israel. Las lanzaderas no dejaron de funcionar pese al continuo bombardeo y la posterior incursión terrestre israelí en el sur del Líbano. Tras la guerra y los errores descubiertos, el ejército experimentó una auténtica trasformación, multiplicando los entrenamientos y dando más atención a los refugios en la retaguardia. Del altanero jefe del Estado Mayor, Dan Jalutz se ha pasado al condecorado y más modesto Gaby Ashkenazy, curtido en mil batallas y que ha devuelto la confianza de los israelíes en sus fuerzas armadas. El aniversario se conmemora en el Líbano desde dos puntos de vista. Mientras Hezbollah celebra lo que llama "victoria" con algunas manifestaciones y triunfales discursos, la coalición gubernamental recuerda la destrucción del Líbano, criticando a Israel pero también a "la aventura inecesaria de Hezbollah". El presidente libanés, Michel Suleimán, que contó con el apoyo de Hezbolla para su nombramiento, recuerda el enfrentamiento armado como "una lección para el Estado judío que continúa violando la resolución 1701". En un comunicado emitido con motivo del tercer aniversario de la guerra con Israel, Suleiman afirma que "la victoria que obtuvo el Líbano se produjo gracias a poderosos factores, como la cooperación entre el ejército, el pueblo y la resistencia". El comentarista militar israelí, Amos Harel, expresa en el diario Haaretz el sentimiento generalizado en su país, "Israel no perdió la guerra en el Líbano 2006. Los resultados estuvieron más cercanos al empate pero fueron vistos como fracaso porque no respondieron a las expectativas de los israelíes. Agregó que su ejército, que había conseguido antes frenar la ola de terror palestino durante la intifada, no pudo parar los cohetes lanzados por sus vecinos". En israel prefieren destacar estos tres años de enorme tranquilidad en la frontera y el hecho que "Hezbollah ya no se atreve a lanzar ni un solo misil". Tres años después, Israel se ha reforzado y ha detectado los errores en muchos campos de la retaguardia y el ejército. Tres años después, Hezbollah aún no ha conquistado el poder político en el Líbano pero ha triplicado su número de misiles y mejorado su alcance y tecnología.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
4898
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.