Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arcadiafitness escriba una noticia?

¡Cuidado, la SGAE con Ramoncín y sus secuaces atacan a los pueblos!

19/08/2009 21:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De nuevo otro episodio más de desvirtualización de la ley ejercido por la SGAE y los secuaces de Ramoncín, "en beneficio de la cultura"

De nuevo están aquí, los defensores de los derechos de autor, los legalistas de la cultura, los aprovisionadores de los derechos de la propiedad intelectual, los mercenarios de la era ¡legisle usted todo lo que exista!.

Ya hace mucho tiempo, al propio personaje se le olvidó, cuando un tal Ramoncín, conocido como "el rey del pollo frito", ejercía de antisistema y provocador por los escenarios de la España de la transición política. Era la época de la movida madrileña, el rock pegaba fuerte y todos querían derribar las barreras culturales, musicales y políticas para hacer llegar su música y su espíritu progresista al pueblo que empezaba a ser soberano y dueño de su destino, al menos intelectual y politicamente.

Esos años pasaron y a nuestro "amigo" Ramoncín le llego otra época, la de recaudador cultural, ¿quiere usted poner la tele en su bar?, ¿quiere hacer uso de un libro, de una canción o de una representación teatral?, páguemelo a mí que yo velo por los intereses de los artistas, esos a los cuales solo les llega nada más que un mísero euro de los treinta que valen los cds, ¡que justicieros!

Lo primero que tienen que hacer es presentar un listado de artistas asociados a la SGAE y ya decidiré yo si voy a poner la música de sus afiliados o pongo música étnica de las islas Fiyi por la cual no tendría que pagar ni un céntimo, ¡y dejen ya de intimidarnos dentro de nuestros propios negocios!

Lo último ya es demasiado escandaloso, hacer pagar a un ayuntamiento por representar una obra de teatro que trata de su propia historia.

La localidad cordobesa de Fuenteovejuna, universalizada por Lope de Vega en la obra del mismo título, se unió ayer a la localidad extremeña de Zalamea de la Serena, en la que Calderón de la Barca situó «El alcalde de Zalamea», en el rechazo a la pretensión de la Sociedad General de Autores (SGAE) de cobrarles derechos de autor por la representación popular de ambas obras, espectáculo que vienen realizando desde hace años.

La SGAE reclama al Ayuntamiento de Fuenteovejuna una deuda total de 31.900 euros, de los cuales 11.600 corresponden a las representaciones en los años 2004 y 2006, y 20.387 por diversos actos culturales organizados entre los años 1998 y 2008. En el caso de Zalamea de la Serena (Badajoz), la Sociedad de Autores le pide 24.000 euros porque lleva desde 1988 sin pagar los derechos de autor de los diferentes actos culturales que se realizan en el pueblo. Asimismo, la SGAE puntualizó el pasado jueves que la cantidad que debe pagar el Ayuntamiento por cada representación de la adaptación de «El alcalde de Zalamea», realizada por Francisco Brines, es de 95 euros por cada función. Antonio Rojas, director de Comunicación de la SGAE, dijo que Zalamea no paga derechos de autor desde el año 1988 de las diferentes actividades culturales que organiza, aunque sí paga los 90 euros en concepto de «grupos de teatro de aficionados» por representar la obra.

Ya están aquí, los defensores de los derechos de autor, los legalistas de la cultura, los mercenarios de la era ¡legisle usted todo lo que exista y cobre cuanto quiera!

El director de este montaje, que se celebrará entre los días 20 y 23 agosto, Miguel Nieto, explicó que la obra se representa por los propios vecinos del pueblo y se ha elegido la versión de Francisco Brines porque el texto original de Calderón es «muy farragoso». La fiesta, declarada de interés turístico regional, alcanza este año su XVI Edición y desde que se representa ha reunido a más de 200.000 espectadores.

Javier Paredes, alcalde de Zalamea, señaló que la intención de la SGAE de cobrarles «por todos los actos culturales, entre ellos el teatro» le parece «un atraco, sean 95 euros o 9.500». Y añadió: «Mientras pueda, les voy a dar de lado, sinceramente».

Por otra parte, la alcaldesa de Fuenteovejuna, Isabel Cabezas, considera absurdo tener que pagar por representar la historia del pueblo y, al igual que el alcalde de Zalamea, utiliza la palabra «atraco» para referirse a la Sociedad General de Autores. Cabeza señaló que el propio director y adaptador de la obra, que se representa cada dos años en la localidad cordobesa, Fernando Rojas, ha renunciado a los derechos de autor y dijo que el Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de evitar el pago «con algún tipo de acción».

La regidora hace un llamamiento a la unidad entre los ayuntamientos afectados por situaciones similares.

A pesar de que los actores aficionados de Fuenteovejuna no cobran por su trabajo, el Ayuntamiento «sí tiene que hacerse cargo del montaje del escenario, del sonido y de la iluminación», según Isabel Cabezas.

El Ayuntamiento cobra unos 12 euros de entrada al espectáculo y el precio se mantiene sin variación desde que comenzó a representarse esta obra en la población. Los ciudadanos, pese a la polémica, continúan con los ensayos.

Dentro de poco tendremos que pagar por escribir nuestas propias anécdotas e historias, o por contarnos las intimidades, o por utilizar algún acorde que ya haya sido utilizado antes, por inspirarse en una poesía que ya existe o por cantar una canción bajo la ducha. ¡Viva la represión cultural!


Sobre esta noticia

Autor:
Arcadiafitness (23 noticias)
Visitas:
14449
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.