Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wizfun escriba una noticia?

Cuidado con las fiestas de empresa

16/12/2010 21:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los desmadres en las fiestas de la oficina se pagan caros. He aquí unos cuantos consejos para evitar el desastre

Ademas de las cenas de empresa por Navidad, de cada vez vienen siendo mas comunes las Fiestas en la oficina: la cosa sale infiniutamente mas barata que una cena, puede hacerse al finalizar el trabajo, con lo cual se evitan desplazamientos innecesarios, dura bastante menos que la cena, por eso quienes no se sientan agusto pueden escaquearse, cosa mas difícil que durante un ágape; hay mas compadreo mientras que en las cenas solo tienes relación con los tres de delante y los de los lados. Una serie de ventajas que hacen que las empresas se decanten cada vez más por este sistema de confraternización laboral. Pero, ¡cuidado!, ¡no nos pasemos ni un pelo!, porque todos nuestros actos estan siendo vistos por mas gente de la que nos imaginamos y algunos que desconocemos. Un restaurante no se presta tanto a la francachela como el lugar de trabajo, mas familiar. Por eso hay que ir con los cinco sentido y obrar con prudencia si no nos queremos encontrar con una sorpresa al día siguiente.

Adriana Balaguer en su blog "Desesperadas" nos da los consejos para no hacar el ridículo ni despendolarnos en esas fiestas:

Fiesta en la oficina

Por: Adriana Balaguer, el 25 de noviembre de 2010, 06:26 AM

Fin de ciclo en el trabajo. Cierre de un año repleto de responsabilidades. De presentaciones de informes, viajes de negocios, reuniones con clientes. Y el merecido recreo: la fiesta de fin de año con los compañeros de oficina. Una oportunidad para conocerse un poco más, hablar de otras cosas que no sean trabajo. Y compartir un tiempo de diversión.

Sin embargo, y aunque es un espacio para el relax, hay ciertas reglas que conviene respetar para no ofrecer una mala imagen. Aquí van algunas:

• Si bien no se plantea desde la empresa que la fiesta “es obligatoria”, lo mejor es no evitarla, que no es lo mismo que estar presente del principio hasta el final. Sí un ratito. Conviene llegar puntual, conversar con los compañeros y con el jefe, beber y comer con cautela, despedirse agradeciendo la invitación y retirarse discretamente.

• A pesar de que el clima sea festivo, haya música fuerte, brindis por doquier y risas, recuerda que estás "trabajando". Lo que dices, haces y la forma en que te comportas está siendo observada por más gente de la que te imaginas. Resumiendo: no te desubiques.

• No olvides tampoco que ese hombre o esa mujer que no conoces y a quién estás seduciendo podría ser un supervisor/a o un director.

• Y recuerda que es una buena oportunidad para ampliar tu círculo de relaciones sociales con tus pares y superiores jerárquicos, pero también para hacer nuevas relaciones.

..."Sin embargo, y aunque es un espacio para el relax, hay ciertas reglas que conviene respetar para no ofrecer una mala imagen"..

• Cuando te presenten a alguien, salúdalo mirándolo a los ojos y estrecha su mano con firmeza y confianza. Intenta sujetar tu copa o la comida con la mano izquierda, esto facilitará que puedas estrechar tu mano derecha con las personas a las que vayas saludando y te evitará tener que estar cambiando de mano constantemente (a menos que seas zurdo, obvio).

• Si a la fiesta asisten clientes tuyos, no olvides que son tu responsabilidad. Atiéndelos personalmente como si estuvieran en tu casa. Intenta mantenerte cerca de ellos y controla que se sientan bien servidos (comida y bebida). Preséntales a las personas que crees puede interesarles conocer.

• Aprovecha la ocasión para comentarle a tu equipo que te gustó trabajar con ellos durante este año y para agradecerles su trabajo en los proyectos en los que han estado juntos. Cuéntales sobre los nuevos planes para el año entrante.

• Come y bebe con moderación. Es el peor lugar para emborracharse. Come antes de beber alcohol, suele ser una buena estrategia para reducir sus efectos.

• Si la fiesta es muy formal, vístete de forma formal. Especialmente en el caso de las mujeres, es conveniente ir vestidas con ropa poco provocativa. Deja los vestidos llamativos para las fiestas personales, pero jamás para las laborales.

• Si las parejas de los empleados son parte del festejo, facilita su integración. Trátalos como protagonistas y no como acompañantes. Intenta que no se sientan desplazados.

Sin duda, una fiesta de fin de año es la mejor oportunidad para que los demás conozcan una cara más relajada de tu personalidad. Lo que no quiere decir que no pueda ser también tu mejor acción de marketing personal. Y no olvides que muchas veces, los grandes negocios o alianzas se inician fuera de la oficina, en reuniones sociales de estas características.

¿Cómo fue tu última fiesta de fin de año en el trabajo? ¿Pudiste cumplir con algunos de estos consejos?


Sobre esta noticia

Autor:
Wizfun (353 noticias)
Visitas:
3196
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.