Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Cuestiona CIDH uso de ejército para dispersar protestas en Honduras

25/03/2011 14:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cuestionó hoy el uso del ejército para dispersar manifestaciones en Honduras por considerarlo inapropiado. El comisionado Felipe González refutó la justificación presentada aquí por funcionarios hondureños sobre el uso del ejército en esas tareas, el cual aseguraron no viola los derechos humanos. Al hablar en una de las tres audiencias sobre Honduras que se realizaron este viernes ante la CIDH, González insistió en la incompatibilidad del perfil de las fuerzas armadas con estas tareas. Citó un informe anterior sobre el país centroamericano, en el que la CIDH dejó en claro que el entrenamiento que las fuerzas castrenses reciben “está dirigido a derrotar al enemigo y no al control de civiles”. “El hecho que la delegación estatal esté compuesta por un miembro de las fuerzas armadas y no la policía (...) habla por sí mismo de la importancia que se le está dando a las fuerzas armadas en este tema. Los comentarios de González se dieron después de que un oficial del ejército hondureño compareció en la segunda audiencia y defendió que los militares dispersen lo que que calificó como “manifestaciones ilícitas”. El militar hondureño reconoció que si han actuado en “apoyo a la policía (...) para hacer que se cumpla la ley”, pero insistió que la intervención de las fuerzas armadas no implica la violación de los derechos humanos. Aseguró además que si bien en Honduras “existe una violencia generalizada”, ésta no es producto “de aspectos de grupos políticos sino del crimen organizado”. El tenor de esa audiencia no fue diferente al de las otras dos, donde representantes del gobierno de Honduras negaron que exista una política de Estado en contra de los activistas humanitarios. Pese a ello, representantes del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Honduras (Copadeh) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) presentaron un panorama diferente. Al hablar en la primera de las tres audiencias, ambos grupos informaron sobre 675 casos de agresiones contra defensores de los derechos humanos entre 2009 y 2010, además de más de medio centenar de asesinatos de activistas, algunos de ellos de la comunidad homosexual. Los representantes gubernamentales desestimaron que Honduras viva una situación de guerra como lo han denunciado sus opositores, y defendió el despido de media decena de jueces críticos del golpe de Estado de junio de 2009. Al respecto, la magistrada Adela Cafati pidió a la CIDH desestimar una demanda presentada por seis jueces destituidos quienes insistieron en la audiencia que su cese fue un acto de represalia. Cafati insistió que la demanda no procedía por no haberse agotado los recursos internos y acusó a los jueces de querer “convertir a la CIDH en un comisario político”.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1415
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.