Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

La cueca brava conquista nuevos territorios

18/09/2009 22:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Callejera e irreverente, la cueca urbana nació en los bajos fondos, entre tipos guapos, y hoy es interpretada por músicos con guitarra eléctrica

Restaurant El Huaso Enrique, uno de los reductos cuequeros de hoy.Restaurant El Huaso Enrique, uno de los reductos cuequeros de hoy.GALERIASImágenes de la Cueca brava Imágenes de la Cueca brava

Desde el escenario se ve una multitud apretada, alegre y festiva. El Galpón Víctor Jara está a capacidad completa. Literalmente no cabe un alfiler. Afuera hay una fila de gente que espera entrar. El guardia les dice que no se puede, que no cabe una persona más, pero ellos no quieren irse. "Disculpen, cabros", dice Daniel Muñoz, el cantante de la banda 3x7 Veintiuna. Parece un concierto de rock, pero no lo es: Muñoz y sus compadres vienen a tocar cueca. Y esto no ocurre en septiembre. Ni siquiera un fin de semana. Son las nueve y media de la noche de un miércoles de mayo. "¡Andate cabrito!". El acordeón arranca y lo siguen la guitarra y los platillos. Los sonidos de la cueca se reparten por el espacio y entusiasman al público. "¡Vamos sacando los pañuelos, rotitos!", grita Muñoz como si estuviera en La Vega o en una plaza de barrio. No tiene ni qué decirlo. Las parejas se arman espontáneamente y el galpón se transforma en una gran chingana. Hay más de 700 personas, la mayoría jóvenes, de diferentes estratos, todos atraídos por el magnetismo de la cueca urbana. Bailan como quieren o como pueden. Afuera la noche está fría, pero acá la temperatura sube. Los tragos corren. Y la fiesta se alarga. "¡Eeeeja!". Es el arranque de Cuecas Todo el Año, un ciclo que se extenderá hasta diciembre, con algunos de los nuevos exponentes del género. El Galpón Víctor Jara, en la Plaza Brasil, no es un recinto tradicional, pero se abrió ante el boom que vive la cueca joven. Una cueca atrevida, irreverente y callejera, que nació en los bajos fondos, entre tipos guapos, y que hoy tocan músicos con guitarra eléctrica. Como el rock o el hip hop antes, hoy la cueca urbana conquista nuevos espacios. "La escena de la cueca se desarrolla y crece", dice Daniel Muñoz, uno de los protagonistas del fenómeno. El actor se integró a este medio a principios del 2000, cuando conoció a Nano Núñez, uno de los maestros de la vieja escuela. Partió como un aprendiz; hoy tiene banda propia y tres discos publicados. "La escena está súper intensa y variada. Los músicos aprenden, aparecen nuevos grupos y la gente joven se siente identificada". El cantante de la 3x7 Veintiuna lo ilustra con sus manos: "Yo entré hace ocho años. Entonces los grupos se podían contar con los dedos de una mano, y con menos dedos los lugares donde escuchar cueca. Hoy no me alcanzan las dos manos. La cueca se contagia más rápido que la gripe". CUECAZO

Jueves, medianoche en el Barrio Yungay. El tecladista ciego Aladín Reyes, uno de los estandartes de la vieja escuela, hace ñeque con La Gallera, banda formada hace tres años. Juntos tienen a casi 200 personas zapateando. Restaurante familiar de día, El Huaso Enrique se transforma por la noche: es uno de los epicentros de cuequeros nuevos y veteranos. Con 57 años de vida, desde su origen El Huaso Enrique fue boliche de cuecas. "Al comienzo venían para acá los cuequeros de La Vega, Mario Catalán (el autor de Aló, aló), los cantores del Matadero", recuerda Carmen Araya, hija del fundador del restaurante, Enrique Araya, y actual administradora. Hoy es un lugar de encuentro de generaciones, que animan la fiesta hasta la madrugada. Inicialmente los jueves eran las noches de cueca, cuenta Carmen Araya. Luego sumaron viernes y sábado. Y ante la demanda agregaron los miércoles, para que se entrenen los músicos menos experimentados. Así, los debutantes se cruzan con leyendas vivas, como Aladín Reyes o Luis Aravena, El Baucha, ex colega de Nano Núñez en Los Chileneros.

Grupo clave de la cueca urbana, Los Chileneros han sido una inspiración para los músicos emergentes con su disco La cueca centrina (1967). A principios de esta década grabaron un disco en vivo, producido por Daniel Muñoz y Mario Rojas, ex De Kiruza. El álbum fue uno de los detonantes de la actual escena, así como la grabación de Los Tres en MTV en 1996, donde tocaron temas de Roberto Parra, y el lanzamiento de la web cuecachilena.cl, de Rojas. "La cueca se está abriendo un espacio en la música popular. Es un fenómeno que no ocurría hace mucho tiempo, tal vez desde los 60", piensa Rojas. "Está saliendo del nicho folclórico en que estuvo recluida. La dictadura abusó de ella como elemento simbólico y la convirtió en una cuestión fome y acartonada. Los músicos jóvenes se han reencontrado con la cueca urbana, arrabalera, de los márgenes, que fue donde nació a principios del siglo XIX. La cueca urbana es heredera de esa primera cueca". El sitio web de Mario Rojas acaba de cumplir ocho años. La celebración fue el lunes en la sala SCD y se convirtió en un gran cuecazo. Allí estuvieron desde músicos con oficio y apegados al canon de Nano Núñez como Los Santiaguinos y Los Palmeros, a bandas con acento teatral, como Los Trukeros, o de espíritu punky, como Los Porfiados de la Cueca, pasando por Las Capitalinas, Las Niñas y Las Peñascazo: cueca brava con voz de mujer. EROTICA Y ESCANDALOSA

Callejera e irreverente, la cueca urbana nació en los bajos fondos, entre tipos guapos, y hoy es interpretada por músicos con guitarra eléctrica

Martes, 23 horas, barrio Parque Forestal. En la esquina de Merced con José Miguel de la Barra solían escucharse sonidos de jazz, funky o rock. Ahora se oyen acordes de cueca: son Los del Lote, una de las bandas del segundo ciclo Cuecas en Llamas en el bar Catedral. Organizado por Pablo Ilabaca, de Chancho en Piedra, y Camilo Salinas, de Inti Illimani, el ciclo partió en marzo. Ya estuvieron Los Tricolores, Los Trukeros y Mario Rojas. En esta segunda patita se suman Los Santiaguinos, Los Pulentos de la Cueca y Daniel Muñoz. "La idea era llevar esta cueca arrabalera a un público de un estrato más alto", dice Ilabaca. "Fue un experimento. Y resultó súper bien", agrega. Así, se expande el circuito, que completan el bar Las Tejas, El Romerito, El Indio Pícaro y la Chimenea. Popular y escandalosa, la cueca brava inspiró también a la historiadora Araucaria Rojas, quien lanza Piernal de cueca chora, un libro objeto ilustrado por Alberto Montt y que celebra el espíritu festivo y el poder seductor de la cueca. El mismo que impera en "La casa de la cueca". El primer domingo de cada mes María Ester Zamora y Pepe Fuentes, pareja emblemática y número fijo en la Yein Fonda, abren su casa en avenida Matta. Llegan músicos, actores y, sobre todo, jóvenes. "La gente ha descubierto la potencia y la mística de la cueca. Esto está recién empezando", apuesta Ilabaca. "Los cabros se identifcan con la cueca por su carácter erótico y transgresor", afirma Daniel Muñoz, que da testimonio de su propia conversión: "Con la cueca descubrí una pasión, muy intensa. Y sentirse apasionado por algo es sentirse vivo".


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
11138
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.