Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Cuba se mueve sigilosamente en la dirección adecuada

21/02/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Zumbido

Cuba se mueve sigilosamente en la dirección adecuada

Cuba y su revolución es un asunto metafísico en el que no hay posiciones intermedias: o se la odia o se la ama. En el camino ha ido quedando mucha gente y abundan los conversos. Aquellos que se beneficiaron y alabaron al régimen que hoy detestan. Entre ellos destaca Zoe Valdés que vive de vender su odio en formatos diversos, después de aquellos maravillosos años en París, al abrigo y provecho de la embajada de Cuba, en los tiempos en los que el régimen tenía dinero para mantener legaciones diplomáticas con dignidad. Zoe no encontraba mácula en el régimen cubano. Estaba orgullosa de representar a la revolución de los hermanos Castro en la embajada ante la UNESCO en París. Jamás fue represaliada, sencillamente se quedó en París un día que no quiso volver a Cuba; y empezó a construir una leyenda de enfrentamiento con el régimen que siempre fue desde fuera, desde la distancia. En 1995 se produjo su caída del caballo de San Pablo, y Zoe empezó a ver el mundo desde la contrariedad. La tiene tomada conmigo, porque intento ver la realidad de Cuba a través de un crisma poliédrico en donde ella sólo ve una parte de la historia, contaminada por ese odio antiguo, de raíz judeocristiana, que siempre han tenido los catequizados a deshora, prestos a encender la pira de quien no se ha dado cuenta de su verdad en el momento que a ellos les ha dado por construirla, cuando se les ha acabado el momio.

Hace años escribió una artículo grosero jugando con mi apellido, como hacen los niños en las escuelas. ¡Qué fácil¡ “ Carnicero” . Tal vez porque nunca fue capaz de acabar ni sus estudios más elementales y sus recursos se agotan en la utilización de un apellido con el que ciertamente es demasiado fácil construir una tesis si su autora no está muy dotada de otros talentos.

Ahora la tiene tomada con si tengo una casa en La Habana. No le voy a dar satisfacción de detallarle mi vida personal y mis relaciones familiares. Sólo diré que no tengo ninguna casa de mi propiedad en Cuba, que es una mentira más de quien habla desde la distancia, de oídas y para mantener el crédito y la ración de odio hacia el régimen cubano que le exigen quienes le tienen patrocinada. Y el hecho de que el sistema legal en Cuba haga muy difícil que yo pudiera tener una casa en La Habana, de mi propiedad, no me contraría hasta el punto de hacerme de la secta en donde milita Zoe Valdés cuando ha perdido los beneficios del régimen cubano.

Más sobre

En Cuba, afortunadamente, el gobierno sigue poniendo en libertad a presos que lo han estado en razón de su oposición al régimen. Muchos de ellos han tenido la indignidad de acogerse a la hospitalidad española para después despotricar de nuestro gobierno socialista porque no les gusta la política que Zapatero ha aplicado y que les ha permitido recuperar una libertad que sin duda les correspondía.

La inteligente labor de la Iglesia Católica cubana, de la diplomacia española y la conexión discreta con el Departamento de Estado norteamericano está enfocando la política hacia Cuba de la manera más razonable posible: con una evolución económica que permita construir una sociedad civil capaz de decidir en libertad su futuro, sin dominaciones internas ni condicionamientos externos.Uno de los más brillantes logros de la política de Zapatero ha sido la relacionada con Cuba.

Ahora el Partido Comunista Cubano tiene que decidir cómo puede sobrevivir un socialismo en libertad válido para las respuestas del siglo XXI. Para los cegados por el odio, cualquier solución que no sea la anexión por Estados Unidos es abominable. Yo amo a Cuba y se me desgarra la vida cada vez que veo a la que considero me segunda patria, pasando penurias, al borde de la desesperación de sus ciudadanos. Y abogo y apoyo una política de transformaciones profundas del régimen que no sea una explosión sin control. Quiero para los cubanos una sociedad mucho mejor que la que construyeron los rusos cuando acabaron con el comunismo. Y ahora que está de moda China, la segunda economía del Mundo, donde a Zoe Valdés le gustaría publicar esos extraños libros que produce, tal vez debieran tener una posición más razonable que la que le da comprensión al gigante asiático, sólo porque va a ser en un cuarto de hora el país más poderoso del planeta, y dejarse de cebar con una pequeña isla del Caribe, que con todos sus defectos y sus déficit de libertad, ha tenido el coraje de plantar cara al imperialismo norteamericano cuando inducía, sostenía y perduraba las más sangrientas dictaduras en Latinoamérica, Centroamérica y todas las partes del mundo donde su política exterior se lo exigía. Yo amo a Cuba, y a pesar de que no se me está permitido tener una casa en La Habana, apuesto por la conciliación de los Cubanos, incluida Zoe Valdés, que tiene tan mala memoria que no se acuerda de aquellos tiempos de amor y confort que le permitió el régimen en un sitio tan privilegiado como París. Pero lo que Zoe tiene montado es un negocio y no seré yo quien se lo quiera cerrar.

Carlos Canicero es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
1911
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.