Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

En Cuba: Incrementar conciencia social arma eficaz contra saqueadores del patrimonio arqueológico

16/10/2009 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por su estratégica posición geográfica, Cuba ocupó un lugar protagónico en el llamado comercio de flotas entre la metrópoli española y buena parte de sus colonias asentadas en el Caribe y Centroamérica durante los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX

Ello convirtió a sus mares adyacentes en una de las zonas con más tráfico naval del Nuevo Mundo, lo que unido al paso de ciclones tropicales, frentes fríos, los ataques de corsarios y piratas, y a la presencia de determinadas características geomorfológicas peligrosas para la navegación de entonces, propició que su plataforma marina fuera escenario de numerosos naufragios, sobre todo desde el centro hacia el occidente del archipiélago.

http://www.3d-screensaver-downloads.com/images/pirate-ship/big3.jpg

Según los datos de la otrora empresa Carisub y del Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad, hay localizados y registrados con sus respectivos expedientes más de 2 000 hundimientos, la mayoría concentrados entre el litoral norte de Matanzas y la costa noroccidental de Pinar del Río.

Fotos: Ismael BatistaFragmentos de forros de plomo y cobre pertenecientes a la estructura del barco hundido localizado recientemente en Guanabo. La casi totalidad de esos barcos y galeones que yacen en el fondo del mar atesoran instrumentos de navegación, monedas de época, cerámicas, vajillas, botellas, armas y otros objetos de extraordinario valor documental e histórico, pertenecientes al patrimonio nacional. Para desvelo de expertos e investigadores, en los últimos años la indisciplina social y el vandalismo asoman con particular fuerza en no pocos de estos sitios. ¿QUIéN PONE EL CASCABEL?

El reconocido buzo y arqueólogo marino Alessandro López Pérez, uno de los especialistas principales del Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad, expresa que muchas personas carecen hoy de la conciencia conservacionista que la Revolución logró crear desde sus inicios con el objetivo de proteger y preservar el patrimonio.

"Yo recuerdo la paciente labor educativa desarrollada al respecto en las comunidades costeras. Así se logró crear una suerte de red de información a lo largo de todo el país, formada básicamente por pescadores y residentes en tales asentamientos, mediante la cual se informaba de inmediato sobre cualquier tipo de hallazgo, y aquellas propias personas asumían la custodia del lugar, hasta la llegada de los especialistas", aseveró.

Lamentablemente, señala Alessandro, en la actualidad se ha ido perdiendo "y pongo el ejemplo más reciente de lo sucedido en Guanabo. Hace apenas dos semanas y a una distancia aproximada de entre 100 y 120 metros de la orilla, varios individuos de los llamados paleteros (se dedican a buscar prendas y otros objetos perdidos en la playa) descubrieron varias balas de cañón de distinta tipología.

A pesar de las medidas tomadas por el personal del Museo de Guanabo, cuando a los pocos días llegamos a explorar el área quedaba poco allí".

Rescatamos una granada de la época y algunas otras piezas que encontramos abandonadas en la duna de la arena, las cuales al parecer formaban parte de la estructura de un barco presumiblemente hundido en la primera mitad del siglo XIX, indicó.

El también presidente del comité científico de la Federación Cubana de Actividades Subacuáticas, significó que al estar el lugar alterado por las excavaciones hechas en el fondo del mar, y haber desaparecido muchas de las evidencias del naufragio, resulta imposible desarrollar los estudios arqueológicos correspondientes.

Como bien apunta Alessandro, también han sido blanco del saqueo el sitio aborigen sumergido de Punta Macao, en el propio Guanabo; la nave Cristóbal Colón, perteneciente a la célebre flota del almirante Cervera, hundida durante la batalla naval escenificada en la bahía de Santiago de Cuba en 1898; el crucero Sánchez Barcaíztegui y el barco San Antonio, por citar algunos ejemplos.

De acuerdo con la opinión autorizada del licenciado Roger Azcarraeta, director del Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad, las acciones de vandalismo han ocurrido, además, en sitios de arte rupestre, enterramientos aborígenes, ruinas de inmuebles, plantaciones y cafetales, monumentos, y hasta en edificaciones antiguas de la propia Habana Vieja.

Más allá de ser un problema de educación y formación cultural, ambos investigadores comparten el criterio de que si bien existen las leyes que velan por el cuidado del patrimonio colonial, aborigen y sumergido de Cuba, en la práctica muchas veces no se cumplen.

La causa principal, sostuvieron, obedece a la falta de un efectivo mecanismo estatal para monitorear el estado de conservación de cada lugar y garantizarles protección permanente contra las acciones irresponsables.

Acabar con la indisciplina social en tan preciada esfera es un reto que hoy resulta impostergable resolver.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
2417
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.