Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Cuba - Estados Unidos: Más contactos, menos justificaciones

08/12/2009 21:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El aniversario 20 de la caída del Muro de Berlín fue conmemorado con grandes celebraciones y entusiasmo el pasado 9 de noviembre. Este hecho histórico ha pasado a representar simbólicamente el fin de "Imperio Soviético" en todo el este de Europa

Resulta paradójico que a miles de millas de allí, en Cuba, se mantenga el totalitarismo, más maltrecho que nunca, a pesar de que su líder histórico ya no esté al frente del gobierno, aunque aún se sienta su inmenso poder.

Quizás la explicación fundamental de la permanencia del sistema obsoleto radique en que las políticas internacionales, fundamentalmente desde Estados Unidos, hacia Europa del Este y Cuba han sido muy distintas. Mientras que en el primer caso a partir de la década de los setenta el objetivo central de Occidente fue estar presente y apoyar la Ostpolitik del canciller alemán Willy Brandt, con su tendido de puentes, sin cejar en los esfuerzos por lograr cambios democráticos, en Cuba la principal nación ha estado ausente, y hasta ahora ha caído en las provocaciones de Fidel Castro.

La política estadounidense, sin quererlo, ha brindado durante decenios al absolutismo cubano la coartada para cultivar el nacionalismo, el miedo al "enemigo externo", y la excusa para reprimir y justificar el desastre interno provocado por el propio sistema.

Actualmente, a pesar de los pasos dados por el presidente Barack Obama y el cambio positivo de la imagen del vecino norteño en Cuba, todavía hay quienes se afanan por defender las viejas políticas fracasadas. Si Brandt y otros políticos hubieran hecho caso a los llamados a proseguir el alejamiento de la RDA y de los demás países llamados socialistas, manteniendo la Doctrina Hallstein —una especie de Ley Helms-Burton— en lugar de terminar con las exclusiones y facilitar algunos ingresos económicos a esos regímenes, posiblemente aún los comunistas seguirían en el poder.

Por el contrario, la política de Brandt y los posteriores dirigentes alemanes, además de hacer posible los contactos entre los alemanes del oriente y occidente, desarrolló el comercio con significativas ventajas económicas para la RDA, a través de importantes inversiones y entregas de tecnologías, a fin de estar presente en el este y desde esa posición influir en el avance de la libertad y la democracia.

Eliminar la coartada

Cuando se discute ahora en el Congreso de Estados Unidos el levantamiento de las prohibiciones a sus ciudadanos para visitar Cuba, algunos legisladores siguen sin comprender la importancia política del encuentro masivo de norteamericanos y cubanos, como un elemento sumamente valioso para demostrar las ventajas de la libertad para el pueblo cautivo de la Isla.

Ellos sólo perciben el hecho real del fomento de los ingresos por concepto de turismo, sin tener en consideración el factor político y humano, cuando en Cuba se desarrolla una gran toma de conciencia sobre la necesidad del cambio radical de un sistema que ha llevado la nación al desastre.

Por otra parte, la poca capacidad interna para satisfacer a la considerable cantidad de turistas que llegaría al país de levantarse las restricciones a los viajes, obligaría al país —que actualmente importa más del 80% de los alimentos— a adquirir más suministros en el exterior, fundamentalmente en Estados Unidos, y emplear en ello un alto porcentaje del dinero recaudado. Por tanto, los ingresos netos serían muy inferiores a lo considerado por quienes se oponen a los viajes.

Algunos insisten en que el gobierno cubano emprenda cambios sustanciales antes de que Washington tome medidas liberalizadoras. No parecen comprender que en el gobierno cubano se mantienen fuertes personalidades sin el más mínimo interés por el mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos, sino todo lo contrario. Necesitan que se mantenga el clima de hostilidad y, por las actuales condiciones críticas del país, que se acreciente, lo que promueven mediante provocaciones y actos hostiles.

Estados Unidos debe desatender las provocaciones y continuar las medidas proactivas iniciadas por la Administración Obama, dirigidas fundamentalmente al pueblo cubano. Entre ellas, propiciar el fortalecimiento de los contactos en todas las esferas, como académicas, religiosas, culturales, deportivas, incluido el arribo del turismo norteamericano.

Un cambio de dinámica en la política norteamericana, con el objetivo de acercarse al pueblo cubano y transmitirle los valores democráticos de Estados Unidos, no significa renunciar al fin del totalitarismo en la Isla. Por el contrario, es una forma sabia de contribuir a lograrlo de forma pacífica, como en Europa del Este.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
3508
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.