Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Cuba: Entre dudas, esperanzas y sombras…

19/02/2011 18:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Siempre es interesante e ilustrativo viajar a Cuba, nada de lo que se lee en la prensa oficial, “alternativa” o internacional puede reflejar tan bien el espectro de realidades de la ínsula caribeña

Como la experiencia de vivirlo en vivo y en directo. Lo que hace un año fue, hoy no es y menos lo será mañana, se pudiera decir que hay un estado de ebullición, con aristas positivas y negativas. Para poder reflejar en parte lo que vivimos y sentimos acerca de Cuba y su realidad trataremos de versar sobre tres aristas, la economía, la sociedad y la política que se mueve en la mayor de las Antillas. La economía es un tema fundamental de la vida antillana y la joya de la corona sin dudas se la lleva la apertura del estado, para que proliferen las cafeterías privadas (paladares en el argot cubano). Se cuentan en cientos de miles los establecimientos familiares que han sido abiertos en los últimos meses, estos van desde la sencilla cafetería del portal familiar, hasta lujosos ranchones, cubiertos del típico guano con muebles atemperados a la más típica campiña cubana y donde la mayoría de los clientes se presentan a bordo de vehículos automotores. Aunque todos (los negocios) por igual enfrentan un sinnúmero de retos, desde la competencia por acaparar el cada vez menos abultado bolsillo de los consumidores, la “lucha” por conseguir los insumos necesarios para brindar los servicios, la “justificación” de estos ante los inspectores de la ONAT (Oficina Nacional de Administración Tributaria) y toda la “lucha” a la que el cubano está acostumbrado para subsistir se aplica igual a los pequeños o medianos negocios gastronómicos abiertos por un “sector privado” que se antoja pujante y ansioso de probar una alternativa diferente a la que por más de 50 años fue la casi única opción para los cubanos (trabajo en el sector gubernamental). Pese a todos los factores que a priori tienen en su contra, vale la pena destacar que el fenómeno “paladar” ha traído a municipios por ejemplo donde apenas sobrevivían un par de pizzerías una diversidad que al menos luce saludable al paladar del consumidor, sin contar que acerca mucho el producto al lugar de residencia del consumidor final. El tema precios es otro elemento interesante, pues producto del aumento de precios del estado a los carburantes y como pasa en todas partes del mundo (si no pregúntenle a los 30 millones de habitantes de la Ciudad de México), los precios han subido en el orden de los dos a 5 pesos en todos los sentidos de la vida del cubano. Ejemplos: Las pizzas de queso que se cotizaban en 6 pesos en moneda nacional (hace un año) están ahora en 8 pesos, una pizza de jamón con queso entre 12 y 14 pesos y así por el estilo. El tema transporte junto a la alimentación es uno de los ejes claves de la vida (al menos del cubano de a pié) y este atraviesa situaciones interesantes, cuando no complejas. El transporte público estatal que recibió hace apenas unos tres – cuatro años una importante revitalización con la llegada de los ómnibus chinos (los populares yutong), otra vez es rebasado por la dinámica vida caribeña, en primer lugar resaltar los daños que la indisciplina social ocasiona a estos costosos vehículos, el maltrato generalizado en accesorios y partes como ventanas, cristales, techos, asientos, puertas, según las autoridades en Ciudad Habana se reconoce que se dejan de realizar cientos de viajes diarios por el maltrato al parque vehicular. A esto se suma que los ómnibus en función en las horas picos son ampliamente rebasados por las necesidades de transporte de trabajadores, estudiantes y público en general que se mueve en uno y otro sentido a diferentes horas del día, sobre todo en horas de la mañana (entre 6 y 7 AM) y la tarde (a partir de las 4 y hasta las 8 de la noche). Sin contar a eso que como parte de las indisciplinas sociales que arriba referimos pagar el módico costo de un pasaje en Guagua (camión o autobus) de 40C en moneda nacional se ha convertido en un echo raro, donde proliferan las entradas por las puertas traseras a las guaguas o simplemente el habito de no pagar el transporte público (eso si, solo cuando este es de papá estado). A esto se suma la apatía de los choferes a los que en su mayoría les da igual si ud paga o no paga el pasaje. La indisciplina social y la pérdida de valores se enseñorean a bordo de un ómnibus estatal, en contraste con lo que ocurre si ud toma un taxi privado (los famosos Almendrones (Carros de Manufactura Americana de la década de los 50 del pasado siglo)). Refiriéndonos a estos acotar que debido al alza de los combustibles los precios en el pasaje han subido en un orden que va de 5 a 10 pesos, en dependencia del viaje y el tipo de vehículo.La salud uno de los logros y baluartes del proceso revolucionario se encuentra en un momento especialmente difícil. La falta de personal calificado (los mejores especialistas se encuentran laborando en el exterior), la falta de insumos, como Jeringas, Nebulizadores, Autoclaves y un gran etc. Se suma al deterioro de las unidades asistenciales incluso en aquellas que fueron reparadas hace pocos años y que han sido descuidadas y maltratadas con alevosía o sin ella por el personal encargado de mantenerlas y velar por ellas y por los usuarios (pacientes). Dando la impresión que el maltrato cotidiano y constante hacia la propiedad colectiva o estatal es una forma de protesta ciudadana ante el estaticismo, la mordaza gubernamental y la falta de esperanza en un futuro promisorio en que se encuentra la mayoría de los habitantes de la isla.En el plano social es inevitable abordar el tema de la reducción de plantillas en los centros de trabajo que calcula como sobrante a más de millón y medio de trabajadores. En todas partes se especula al respecto, se crean comisiones de idoneidad, se recortan plazas que nunca estuvieron ocupadas, en fin que la picardía caribeña también sale a flote en este sentido. Las personas que quedan sesadas en sus trabajos cuentan con una gama de más de 173 ocupaciones por cuenta propia pero se vislumbra una dura metamorfosis para miles de personas, que estudiaron, crecieron y trabajaron toda su vida a la sombra del estado y que de repente se tienen que enfrentar a las leyes del mercado laboral por cuenta propia, recordemos que todo el mundo no sabe manejar una peluquería, poner uñas, hacer pizzas, arreglar bicicletas o levantar paredes de ladrillos. En la Cuba de hoy viven cientos de miles de personas que toda su vida han estado atrás de un escritorio gubernamental, acogidos a un régimen muy diferente al que van a encontrar en sus nuevos destinos.Claro, siendo justos debemos acotar que un exceso de centralización y de paternalismo estatal generalizado provocó las plantillas súper infladas donde 5 secretarías en La Habana realizaban el mismo o menos trabajo del que realiza una colega suya en Miami, México o Buenos Aires. Esa formula aplica a casi todas las aristas de los centros de trabajo en Cuba si importar cual sea su rama o función. Por lo que en las condiciones actuales de la macroeconomía cubana se convirtió en incosteable, lo lamentable es que al final el cubano común, Pedro, Juan o María (parafraseando a Arjona y su canción Puente), tenga que pagar los errores de cálculo y la adopción de modelos económicos erróneos de la clase dirigente. La política hacia dentro de la isla se marca por el discurso, ideología y propaganda gubernamental en la que cada vez menos los cubanos fijan sus esperanzas de resolver los problemas acuciantes que los aquejan en su vida diaria. Es que ha sido medio siglo con el mismo discurso y medio siglo después los mismos problemas como la falta de vivienda y materiales de construcción, de transportación, vialidades en mal estado y hasta la calidad del pan de la bodega, se siguen discutiendo…

Con este panorama el sexto congreso del PCC (único partido admitido y reconocido) genera pobres expectativas dentro de la población, máxime cuando se ha boceado con bombo y platillo que el único y primordial tema en debate es la economía. Dejando en el tintero acuciantes temas sociales, como la venta “legal” de viviendas, el traspaso vehicular o el tema migratorio, asuntos estos que afectan a cientos de miles de ciudadanos.En fin, son más las dudas que las respuestas que surgen en torno a Cuba, aún viendo y experimentando en carne propia su realidad.

Más sobre

Es difícil discernir el futuro en un país donde, por ejemplo, la edad promedio de sus ministros, incluido el presidente rebasa los 70 años y no hay un relevo joven (al menos visible) a la vista. (Todos los que tuvieron alguna perspectiva de ser el relevo de la generación histórica hoy están apartados de las filas gubernamentales).Al final el tiempo y claro los cubanos son los que nos darán las claves para descifrar y tomarle el pulso a su realidad…


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4819 noticias)
Visitas:
6966
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.