Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Reuter escriba una noticia?

¿Cuanto pesaban las espadas medievales?

13/05/2010 17:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El peso de las armas medievales

Está arraigado en el imaginario colectivo el concepto de que las espadas y el resto de panoplia medieval como objetos muy pesados, y que era necesario ser un hombre vigoroso para poder manejarlas con soltura; lo cual está bastante alejado de la realidad.

Las espadas auténticas no eran realmente tan pesadas como se cree, pues todos los hombres tenían que servirse de un arma que les permitiera un manejo suelto y flexible, además de rápido, permitiendo moverse con agilidad en combate y ser manejada sin que su usuario se agote en el transcurso del enfrentamiento, teniendo en cuenta que en caso de no usar escudo la espada debía hacer las veces de defensa, siendo necesario pasar al ataque con rapidez, para que el contragolpe sea efectivo.

Los maestros armeros medievales eran excelentes artesanos que trabajaban hasta conseguir espadas que combinaban poder de corte, resistencia, equilibrio y ligereza. Se empleaban recursos en las hojas de las espadas como acanaladuras o costillas para rebajar el peso, y disminuían su grosor hacia la punta para dotar de un correcto equilibrado la espada, con el fin de dotarla de un manejo fluido.

Las espadas medievales, tecnica y equilibrio

En ocasiones, por necesidades de logística, se fabricaban armas en masa de una calidad inferior a la estándar, para poder dotar a algún ejército con rapidez, estas eran menos resistentes o cortantes, pero cuidando siempre la proporción de su peso en aras de su manejabilidad.

El peso de las espadas que se usan a una mano estaba entre 1300 y 1600 gramos, las espadas de mano y media, entre 1600 gramos y dos kilos, las grandes espadas de guerra, unos tres kilos, y los espadones de dos manos usados en el renacimiento rondaban los cuatro kilos y medio.

Por extensión, podemos incluir en lo antes mencionado a todas las demás armas medievales, incluyendo los escudos. También se tiende a creer que los escudos medievales eran grandes y de acero, muy pesados y resistentes. Las hachas y lanzas, los martillos, las mazas, las armas de asta y demás nunca fueron artefactos demasiado pesados como para impedir su correcto manejo por parte de un hombre normal, y los escudos eran de madera, si acaso con la piel de un buey curtida y tensada encima.

Se hicieron escudos enteramente de metal, pero siempre eran modelos pequeños, como los broqueles, o versiones más pequeñas de los escudos heráldicos o de lágrima.


Sobre esta noticia

Autor:
Reuter (34 noticias)
Visitas:
21059
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.