Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Balboa escriba una noticia?

Cuando robar está bien visto

20/05/2009 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Angeles Lakers se adelantaron 1-0 en las Finales de Conferencia de la NBA al imponerse 105- 103 a Denver Nuggets en parte gracias a una recuperación de Trevor Ariza a falta de medio minuto para el final., pero sobre todo a la genial actuación de Bryant. El jueves, segundo partido de la serie

Allá por 1987, Boston Celtics y Detroit Pistons arribaban al quinto partido de las Finales del Este con empate a dos en la eliminatoria.Cuando sólo restaban cinco segundos para la conclusión y Detroit mandaba por un punto, Isiah Thomas se dispuso a sacar de banda cerca de su propia canasta. Bill Laimbeer debía ser el destinatario del pase pero Larry Bird, acercándose desde atrás, se interpuso en la trayectoria del balón, se hizo con él y se lo cedió a Dennis Johnson para que anotase una bandeja. Los Celtics ganaron 108-107 y se acabaron llevando el título del Este por 4-3, aunque más tarde, en las Finales NBA, cayeron ante los mejores Lakers de la historia.

En 2009, también en unas Finales de Conferencia, esta vez en el Oeste, Trevor Ariza protagonizó un hecho similar. Con sólo 30 segundos por disputarse, los Lakers mandaban 101-99. Billups iba a recibir el balón de parte de Carter, quien debía sacar de banda, pero Ariza, igual que lo hiciese Bird hace 22 años, se anticipó y logró hacerse con el cuero, el cual iría a parar a Bryant para que anotase dos tiros libres decisivos. Otro robo para la memoria, en los momentos donde se deciden campeonatos.

Hasta entonces el encuentro había pertenecido casi en exclusiva a Denver debido al impulso de los 16 puntos de Anthony en el primer cuarto (7 de ocho en tiros de campo), aunque ya en el segundo los suplentes angelinos (Farmar, Vujacic, Powell y Walton) lograron dar la vuelta al marcador e irse a ldescanso un punto por delante, (del 23-31 al 55-54).

Ya en el tercer periodo, los Nuggets consiguieron comandar el electrónico siempre por diferencias inferiores a los siete puntos pero con la seguridad del buen hacer. Su dominio del tiempo del partido era absoluto: Carmelo las metía de todos los colores, Billups empezaba a dirigir con la maestría que le caracteriza y Smith sacó su rifle a relucir desde la larga distancia. Mientras tanto, los Lakers se sustentaban gracias a Gasol, Bryant pero sobre todo, y esto es una buena e inesperada nueva, a una racha de siete puntos consecutivos de Fisher. El base acabó con 13 puntos, cantidad que, si consigue mantener, o por lo menos aproximarse a ella durante el resto de la serie, será fundamental para edificar futuras victorias. Cabe destacar que Bryant fue amonestado con su quinta falta técnica acumulada en todos los playoffs y que, en caso de llegar a siete, será castigado con un partido de sanción.

Bryant firmó un cuarto final memorable: 19 puntos, con 4 de 5 en lanzamientos de campo y 9 de 9 en tiros libres

Los últimos doce minutos de juego se correspondieron con el nivel de ambos equipos y la trascendencia del objetivo que se proponen. Por un lado, Denver seguía a lo suyo, manteniendo el ritmo anotador necesario para conseguir el triunfo. Ni Ariza ni Bryant, quienes se intercambiaron la defensa sobre Anthony, lograron detener al “15”de los Nuggets, que no sólo se limitó a anotar desde fuera sino que cargó demaravilla el rebote de ataque para acabar con 39 puntos. Andersen obtuvo más protagonismo del usual ya que Nene fue eliminado por faltas. "The Bird Man", hiperactivo por naturaleza, sumó en positivo para los suyos, ya fuera en ataque o en defensa.Y Billups, cómo no, apareció en su máximo esplendor ahí donde siempre se le espera; cuando se debate la victoria.

No obstante, también acudió al rescate otro que no suele escabullirse de adquirir responsabilidades. Bryant firmó un cuarto final memorable: 19 puntos, con 4 de 5 en lanzamientos de campo y 9 de 9 en tiros libres. El poder anotador de Kobe fue, junto con el robo de Ariza y un triple de Fisher cuando quedaban menos de tres minutos para la finalización del encuentro, la clave que permitió a los Lakers remontar la exigua diferencia que Denver mantenía sobre los angelinos. Con Bynum desaparecido en el banquillo, ni Odom ni Gasol mostraron signos de fiabilidad. El primero, cosechó precipitación tras precipitación y protagonizó una actuación plagada de malas decisiones. El segundo, en cambio, no tuvo la oportunidad de errar como su compañero, ya que su equipo no le buscó en ningún momento, como refleja que en el último periodo sólo lanzase una vez a canasta (un palmeo). Tampoco hay que descargar todas las culpas sobre la escasa participación de Gasol hacia la dirección de Phil Jackson. Pau debe, por calidad, fundamentos, nombre y contrato, aparecer cuando más se le necesita (esto es, en el desenlace del partido) y no pasar completamente desapercibido, en especial en ataque. Los grandes jugadores como Bryant o Billups se descubren en esas circunstancias y Gasol debe aprender de ello. Ya ha sido capaz de erigirse en decisivo con anterioridad y confiemos en que lo vuelva a demostrar. Como efecto añadido, su bagaje anotador nunca, bajo ningún concepto, ha de ser inferior alde Nene (14 puntos) o Martin, (15) jugadores mucho menos talentosos que el español (13 puntos y, eso sí, 14 rebotes, tarea en la que parece mucho más aplicado).

A pesar de todo, si había algún día en el que los escuderos de Bryant se podían permitir el lujo de menguar su aportación, ese fue el del primer partido. El “24”se bastó casi él solito con sus 40 puntos para dar cuenta de Denver, con la ayuda inestimable del“cartero” Ariza. Asimismo, si había un día propicio para que Carmelo y compañía sorprendieran en el Staples, ese fue también el del primer partido. El 105- 103 final evidencia la igualdad que impera entre Lakers y Nuggets y promete una eliminatoria repleta de emoción e intensidad. En la madrugada del jueves al viernes (03:00 hora peninsular), dará inicio el segundo partido de la serie también en Los Angeles, con no sólo Jack Nicholson y demás celebritites como Denzel Washington o Leonardo di Caprio a pie de pista, sino que puede que con “el chaquetero” Spike Lee sentado al lado de Phil Jackson, tal y como sucedió ayer. Contentos deben de estar por New York.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Balboa (266 noticias)
Visitas:
3052
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.