Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rogelio Paniagua escriba una noticia?

Cuando el sol muera

06/11/2009 23:06 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

La energía solar es la fuente de la luz y el calor; los seres humanos, todo ser vivo y todo lo que existe a nuestro alrededor nunca hubiesen existido sin los rayos del sol. La desaparición de la energía solar representaría el final de toda manifestación de vida sobre nuestro planeta

El Sol es el centro del sistema solar, junto con nueve planetas y sus satélites, asteroides, cometas y meteoritos, polvo y gas interplanetario. Los nueve planetas conocidos giran en torno al sol. Varían en tamaño, masa, temperatura, velocidad de rotación y composición. Por ejemplo, Mercurio es pequeño, rocoso y cálido, porque se encuentra a una distancia media de 58 millones de km del Sol, mientras que el gélido Plutón está a 5.900 millones de km. Venus gira relativamente despacio y en sentido retrógrado (opuesto a su revolución alrededor del Sol), de modo que el periodo de luz diurna es de 58 días terrestres. Júpiter es el mayor planeta de este sistema, con un volumen de 1.400 veces el de la Tierra. Saturno tiene un amplio grupo de anillos y más de veinte satélites. Marte se caracteriza por su coloración anaranjada y sus capas de hielo polar, mientras que el metano de las atmósferas de Urano y Neptuno da a estos planetas un color azul verdoso brillante. Al ser el planeta más lejano al Sol, Plutón tiene el periodo de revolución más largo: 247, 7 años.

A pesar de que el Sol es solamente de una medida mediana, es el objeto más grande de nuestro sistema solar. El sol es inmenso comparado a la tierra. Si el Sol fuera una pelota hueca podría contener más de un millón de tierras.

El Sol ha existido desde hace mucho tiempo atrás. Tiene 4.5 billones de años de edad. El sol tiene un diámetro de 1.35 millones de kilómetros. La distancia del la tierra al sol son 93 millones de millas. Si tu quisieras viajar en carro a 60 millas por hora te tardarías como 176 años para alcanzar el Sol.

El pasado y el futuro del Sol se han deducido de teorías de estructura estelar. Durante sus primeros 50 millones de años, el Sol se fue contrayendo hasta llegar a su tamaño actual. La energía liberada por el gas calentaba el interior y al llegar a una temperatura suficiente en el centro la contracción cesó y comenzó la combustión nuclear del hidrógeno en helio en el centro y desde entonces ha permanecido en esta etapa durante unos 4.500 millones de año.

La superficie aparente del sol es denominada fotosfera (esfera de luz). Alrededor de la fotosfera se extiende una capa de vapores incandescentes, de colores vivos, por lo cual se llama cromosfera (espera del color). En torno a la fotosfera y a la cromosfera se encuentra la corona, que es un gigantesco halo de gases que envuelve al sol; la corona sólo es visible durante los eclipses. En la fotosfera se observan porciones más brillantes denominadas fáculas y otras oscuras, a las que se les da el nombre de manchas.

La fotósfera: la mayor parte de la energía solar que se recibe en la Tierra proviene de la fotósfera que emite un continuo de radiación electromagnética, casi toda en el visible.

La cromósfera: hasta antes de la invención del cronógrafo, en 1930, la cromósfera y la corona solares sólo podían ser observadas durante eclipses totales de Sol, cuando la Luna bloquea la intensa luz del disco. En esos momentos es posible observar un anillo de intensa coloración rojo magenta que yace inmediatamente encima de la fotósfera con un grosor muy variable, entre 1 000 y 8 000 kilómetros; esta intensa coloración es la que dio a la cromósfera su nombre que significa "esfera de color".

Mediante la radiación de su energía electromagnética, aporta directa o indirectamente toda la energía que mantiene la vida en la Tierra

La corona: más arriba de la cromósfera se encuentra la última y más extensa capa del Sol: la corona, llamada así porque al observarla durante un eclipse total de Sol resplandece con tenue luz blanca aperlada, coronando el disco oscurecido. La luz de la corona cerca del Sol es apenas tan intensa como la de la Luna llena por lo que sólo es posible observarla sobre el limbo durante un eclipse total.

El centro es la parte mas caliente del sol. La temperatura del centro es 27 millones grados Fahrenheit y la superficie es de10, 000 grados Fahrenheit.

En el núcleo del Sol hay hidrógeno suficiente como para otros 4.500 millones de años, y cuando este combustible se agote el Sol sufrirá cambios: según se vayan expandiendo las capas exteriores hasta el tamaño actual de la órbita de la Tierra, el Sol se convertirá en una estrella gigante roja, algo más fría que hoy pero 10.000 veces más brillante a causa de su enorme tamaño. Sin embargo, la Tierra no se consumirá porque se moverá en espiral hacia afuera, como consecuencia de la pérdida de masa del Sol estas reacciones nucleares permanecerán durante sólo 500 millones de años. Después de la etapa de gigante roja, se encogerá hasta ser una enana blanca, aproximadamente del tamaño de la Tierra, y se enfriará poco a poco durante varios millones de años.

Composición y Estructura: La cantidad total de energía emitida por el Sol en forma de radiación constante, y no varía más que unas pocas décimas de un 1% en varios días. Al igual que la mayoría de las estrellas, el Sol se compone sobre todo de hidrógeno (71%); helio (27%) y otros elementos más pesados (2%), la densidad del sol es 150 veces la del agua. Bajo estas condiciones, los núcleos de los átomos de hidrógeno individuales actúan entre sí, experimentando la fusión nuclear. Lo que da como resultado que cuatro núcleos de hidrógeno forman un núcleo de helio, y la energía surge en forma de radiaciones gamma. Una enorme cantidad de núcleos reacciona cada segundo, generando una energía equivalente a la que se produciría por la explosión de 100.000 millones de bombas de hidrógeno de un megatón por segundo. La ‘combustión’ nuclear del hidrógeno en el centro del Sol se extiende a un 25% del radio solar. El sol es una gran esfera de gases incandescentes, pero se cree que su porción central o núcleo, se encuentra en estado líquido.

El sol nos da calor además la luz. Si por alguna razón el sol dejara de brillar, todos los seres vivos – animales y vegetales – se congelarían. En poco tiempo todos los lagos, ríos y océanos quedarían cubiertos de hielo. Pocos días después toda el agua de los océanos formaría una masa helada. El aire que rodea la tierra se convertiría en líquido y cubriría la faz del planeta. Aun este aire líquido se congelaría y solidificaría. La temperatura de la tierra descendería a un nivel que apenas podemos imaginar.

Si faltará la luz solar nuestro planeta sería un mundo triste y tenebroso. La sucesión de los días y las noches constituye un hábito tal, que no podemos imaginarnos vivir sin la luminosidad del sol. Las plantas necesitan la luz para producir sus alimentos. Nosotros la necesitamos para vivir saludables y trabajar. Aunque desde otras estrellas llega a la tierra alguna luz, tal luz no sería suficiente para sostener la vida.

El Sol, es la estrella que, por el efecto gravitacional de su masa, domina el sistema planetario que incluye a la Tierra


Sobre esta noticia

Autor:
Rogelio Paniagua (127 noticias)
Visitas:
3312
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Mar (16/11/2009)

elsol es una maravilla del universo que nos dio la vida, es increible su poder