Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Franco Mc escriba una noticia?

Cuadernos universitarios X: Sobre el Parlamentarismo

11/07/2010 12:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Comentario sobre la publicación en el diario “Correo” de la columna titulada “El parlamentarismo salvaría de golpes” en donde el jurista Javier Valle Riestra plantea una posición controvertida

I.

Sobre el parlamentarismo:

Esta forma de gobierno propia del Reino Unido, se encuentra organizada sobre la base de un Parlamento con atribuciones para conformar Gabinetes Ministeriales que dirijan la política del gobierno; y donde sólo el Monarca, que es jefe de Estado, es independiente de las cámaras legislativas.

Y es que dentro de este sistema, el partido con mayoría en los Comunes es el encargado de formar gobierno y que el primer ministro es el líder del partido mayoritario; y a su vez el Gabinete – conformado por los mismos parlamentarios electos – puede en ocasiones disolver el Parlamento convocando a nuevas elecciones para elegir representantes. Un sistema de contrapesos que se sostiene en el manejo coherente de la política británica con respecto a proyectos globales. Bien dice Vicente Villarán[1]:

¿Qué el Gabinete? Es la Junta Directiva de uno de los Partidos que ha obtenido la mayoría en la elección. ¿Qué es el Primer Ministro? El Primer Ministro es el presidente . el líder del partido. ¿Qué es la mayoría? La mayoría del partido que tiene encargo de gobernar al país por medio de sus jefes ¿cuál es la actividad del gobierno? No es otra cosa que poner en práctica el programa del partido en mayoría.

...Un Gabinete presenta un proyecto que es rechazado; como consecuencia, el gabinete formado por grupos distinguidos tiene que renunciar en masa...si el Gabinete todo desaparece, es por la existencia de los partidos, porque esa desaprobación importa la desaprobación de la opinión, porque indica que el Gabinete no cuenta con la confianza completa del Congreso; y si entonces el veredicto de las Cámaras significa que ya no conviene que ese partido siga gobernando. Se trata de planes antes de hombres.

Este sistema tiene la ventaja de reducir en gran proporción la posibilidad de enfrentar al Ejecutivo con el Legislativo; y cuando esos impases surgiesen, exista una salida constitucional dada de por si, para superarlos convenientemente. Este sistema es el modelo que recoge Valle Riestra a partir de una publicación hecha en 1994 de José Linz titulada en español “La quiebra de la democracia presidencial”; y en donde concluye que el Parlamentarismo aplicado al sistema republicano peruano habría evitado en su momento golpes de Estado, mencionando tres ejemplos.

Valle Riestra concluye, que estando hoy viviendo la patología de la globalización...Hay que ir a un sistema más flexible.

II. Sobre su conveniencia:

El derecho constitucional en el Perú ha tenido como fuente de inspiración desde su incorporación a la vida republicana (S. XIX) dos corrientes concretas: Estados Unidos y Francia. Y básicamente en el tema materia de análisis; la doctrina adoptó la figura del Presidente de la República tomada de EE UU dando vigencia a la corriente presidencialista que hoy nos determina. En tal sentido la tendencia presidencialista tiene elementos históricos muy fuertes y enraizados en la mentalidad política del país. Sin embargo Valle Riestra concluye, que estando hoy viviendo la patología de la globalización...Hay que ir a un sistema más flexible... con lo que indirectamente esta proponiendo una reforma en las relaciones Ejecutivo – Legislativo, que pasa únicamente con una reforma constitucional en la materia. Una reforma que pondría fin a la corriente norteamericana como doctrina apelable. El presidente que gobierna con el Gabinete seleccionado por él y un proyecto puesto en marcha en función de su dirección; convierte esto al Primer Ministro en un minipremier que en el sistema británico no existe por la fortaleza de sus atribuciones frente el jefe de Estado.

Sin embargo, se había hecho notar en el texto de Villarán que para que el sistema camine sin contratiempos era necesario poseer un sistema de partidos que privilegia planes antes que hombres. Algo casi utópico en la política peruana. Primero, por la fragilidad de las instituciones partidarias y la carencia de un sistema de partidos generado por una crisis de representación que se inició paradójicamente en la década de 1980 cuando justamente funcionaba el último sistema que más o menos distribuyo la ideología y la base social en el país[2].

Sobre los acontecimientos históricos descritos por el jurista, para sustentar su posición habría destacar que en el Perú al no existir una salida constitucional elaborada comprobadamente; cuando el jefe de Estado se enfrentaba al Parlamento que tenia una mayoría opositora, han ocasionado grandes crisis políticas cuyos resultados han sido variables y siempre favoreciendo a quien obtuvo respaldo militar en el momento. El militarismo ha jugado también en este proceso. Primero contra el populismo de Billinghurst al cual la oligarquía derrocó gracias al apoyo de Oscar Benavides; luego contra las reformas de APRA, partido que dominaba el Parlamento y logró enfrentarse al gobierno moderado del Frente Democrático Nacional ocasionando una crisis que los agroexportadores decidieron poner fin con el apoyo de Odría; y por último contra la institucionalidad del país en 1992, que desintegró el Parlamento por obstrucción a las delicadas reformas que intentaba imponer el presidente Fujimori que terminó aliándose con las Fuerzas Armadas que lo respaldaron en un proyecto Cívico-Militar. El componente militar en nuestra historia republicana hace impredecible la aplicación más férrea de las normas constitucionales.

III. Conclusiones

El proyecto resulta interesante en la medida que el sistema parlamentario a la usanza inglesa permite que, en palabras de Villarán[3] el gobierno representativo ingles tiende a transformarse en democracia pura, en gobierno directo del país, que tiene dirección suprema, inmediata y perfecta. Resulta un proyecto muy sano para nuestra situación democrática, pero para ello hay que tomar en cuenta otra situaciones que son cuestiones no resueltas en el país como la crisis de representación y el problema de los militares en el poder, que de resolverse permitirían otorgar espacios para volver la reforma viable. En este caso se dejaría de lado la corriente presidencialista para tomar una parlamentarista que no contraviene para nada los criterios fijados por el Tribunal Constitucional en sus fundamentos para la reforma constitucional (puntos 71 al 77), puesto que respeta el Estado de Derecho y la División de Poderes por cuanto si bien privilegia atribuciones al Parlamento en la conformación del Gabinete, este puede disolverlo llamando de inmediato a elecciones para confirmar el respaldo nacional, puesto que el control es mutuo.

[1] Villarán, Manuel Vicente. Lecciones de derecho constitucional; Lección decimocuarta: “Cambios evolutivos en el gobierno de Inglaterra” en Pág. 119-120

[2] Sobre el tema ver: Tanaka, Martín; Los espejismos de la democracia y colapso del sistema de partidos. Lima, IEP. 1998

Este sistema tiene la ventaja de reducir en gran proporción la posibilidad de enfrentar al Ejecutivo con el Legislativo

[3] Villarán. Pág. 115


Sobre esta noticia

Autor:
Franco Mc (80 noticias)
Visitas:
9355
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.