Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Planeta escriba una noticia?

Crueldad animales para la guerra

11/07/2010 12:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En algunos paises como Pakistán, se adiestran animales para morir matando

Talibanes entrenan monos para la guerra, para manejar armas y aprendan a atacar al enemigo en la guerra que llevan contra EE UU.Según corresponsales británicos, se ha visto en el campo de batalla monos soldados que cargan fusiles AK-47 y ametralladoras en la frontera con Pakistán. EE UU por su parte, llama despectivamente a los primates como “monos terroristas. Pero EE UU no está a salvo de esta cuestionada incursión de animales en la guerra, ya en la década de los 60 y 70 entrenó un gran número de monos mediante la “Operación bananos” enviándolos a territorio vietnamita .

También Fuentes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos dan cuenta, además, de la muerte o lesiones sufridas cada año por al menos 320 mil primates, cerdos, cabras, ovejas, conejos, gatos y otros animales, en virtud de experimentos con fines de guerra. Así es como los animales han sido convertidos en instrumentos de guerra y del tema queda mucho más que publicar aún.

MAS SOBRE LA CRUELDAD DE LOS ANIMALES EN LA INDUSTRIA BELICA.

Http://www.peta.org/trauma/

Los animales no humanos víctimas de la guerra y la industria militar

por Oscar Horta en 22 Junio 2010

Los animales no humanos son usados de forma notable en el ámbito militar. Y un enorme número de ellos son matados o mutilados durante las guerras. Tales agresiones, pese a estar lejos de ser las más evidentes que los animales sufren, conllevan una cantidad inmensa de sufrimiento y de muerte. Esta entrada va dedicada a esta cuestión.

He subido esto ahora porque hoy es un día algo particular para mí. Se debe a que justo hace diez años tuvo lugar el juicio al que fui sometido por negarme a cumplir el servicio militar, entonces obligatorio en el estado español, por oponerme a participar en las agresiones militares a los animales no humanos.

Los animales en la guerra: un exponente más de la guerra contra los animales

Tanto en tiempos de paz como en caso de conflicto bélico, el militarismo ha sido y es responsable de un gran número de muertes y de un enorme sufrimiento. En la inmensa mayoría de los casos, las víctimas son animales no humanos, aunque esto sea algo en lo que mucha gente no repare.

Las agresiones que padecen los animales no humanos por estos motivos tienen lugar fundamentalmente en tres ámbitos:

· Cuando los animales son víctimas directas del armamento empleado en las guerras, o mueren por motivos indirectos tras el ataque a una zona determinada.

· Cuando son empleados en experimentos con fines militares.

· Cuando son empleados en las propias guerras como armas o recursos a disposición de los ejércitos.

Experimentación militar

Podría parecer que en tiempos de paz las agresiones a las que los animales no humanos son sometidos en este ámbito se ven minimizadas, pero la realidad está alejada de esto. Aunque no haya una guerra declarada como tal, existe realmente otra guerra sin declarar abierta contra los animales. Esta es la que se libra en los preparativos que de modo continuo se realizan para el enfrentamiento armado. Para los animales heridos o muertos en estas prácticas la situación no se diferencia en nada de enfrentamientos “reales” entre seres humanos. Las agresiones que ellos padecen son las mismas.

En ocasiones estos experimentos se han hecho públicos. Así ha sucedido en el Reino Unido en el caso del centro de investigación militar de Porton Down, donde decenas de miles de conejos, ratas, cerdos, ovejas, cabras, perros o monos entre otros animales han sufrido en las últimas décadas experimentos de todo tipo (ya en 1982 tuvieron lugar movilizaciones masivas contra este centro). Con todo, en la inmensa mayoría de los casos el secretismo que rodea a este tipo de pruebas e investigaciones hace que resulten completamente desconocidos.

Los procedimientos que pueden tener lugar en este ámbito son muy variados. En ciertos casos, su objeto consiste en desarrollar nuevas armas o balas. Los procedimientos seguidos para ello consisten, por ejemplo en la inmovilización de los animales para hacer en ellos blanco con distintos proyectiles y comprobar la profundidad con que éstos penetran en su carne. En otros casos, se lanzan bombas contra los animales, para comprobar su efectividad.

A su vez, otros procedimientos tienen un objeto distinto, consistente en determinar es la resistencia que los animales pueden tener a un cierto armamento, de cara a tener una cierta idea de lo que podría resistir un soldado a una agresión con él. Un ejemplo de estos experimentos lo consiste el llevado a cabo en la Base de la Fuerza Aérea de Brooks, en Texas, Estados Unidos, por medio de la llamada “Plataforma de Equilibrio de Primates”. Esta consiste en un simulador de vuelo en forma de silla al que se encadena a chimpancés y otros primates.

A base de descargas eléctricas (repetidas diariamente hasta la saciedad durante mes y medio) se enseña a los primates a manejar este simulador (simultaneando los electrochoques con movimientos de la plataforma, de manera que si quieren evitar el intenso dolor que les producen as descargas deben mover los mandos del simulador hasta mantenerlo en posición horizontal). Cuando los animales aprenden esto, son sometidos a distintas dosis de radiación y a agentes de guerra química para comprobar por cuánto tiempo son capaces de continuar pilotando el simulador en esa situación, aplicándoles continuas descargas cada vez que se equivocan, entre las náuseas y los posibles vómitos provocados por los productos tóxicos y las radiaciones.

Experimentos semejantes han sido realizados en otros lugares, como el Instituto de Investigación de Radiobiología de las Fuerzas Armadas en Bethesda, Maryland, también en Estados Unidos. En ellos, se entrenó a distintos simios en la llamada “rueda de actividad”, que estos eran obligados (también mediante descargas eléctricas) a mantener en constante movimiento a gran velocidad. Cuando, tras más de dos meses de este terrible entrenamiento podían ya resistir varias horas dentro de este instrumento de tortura, se pasaba a comprobar, como en el experimento anterior, cuánto más podían llegar a aguantar en movimiento siendo sometidos a radiaciones y a distintos tipos de venenos y armamento químico-biológico (entre ellos, el “soman”, un gas nervioso extremadamente tóxico descubierto durante la segunda guerra mundial). Durante estos experimentos, corriendo todavía, y vomitando dentro de la rueda, los simios tardaban entre un día y medio y cinco días en morir.

Finalmente, otro ámbito en el que los animales sufen experimentos en el ámbito militar tiene como objeto su posterior utilización militar. Así, por ejemplo, durante la II Guerra Mundial, la marina de Estados Unidos emprendió la realización de experimentos con murciélagos con el fin de emplearlos como bombas. Y en este mismo país se ha continuado entrenando a todo tipo de animales con este y otros fines.

Así, animales, como delfines, han sido empleados como espías, dirigiéndolos a zonas enemigas con cámaras asidas a su cuerpo.

El uso de los animales no humanos por los ejércitos

Por otra parte, y en línea con los experimentos que acabamos de ver, los animales no humanos han sido en muchas ocasiones utilizados como instrumentos bélicos. Algunos de estos, como los presentados arriba, consisten en su uso como armas. Un ejemplo bien conocido de esto lo constituye el uso de perros para convertirlos en máquinas anti-tanque. Este tuvo lugar en particular durante las dos guerras mundiales. Desde cachorros, estos perros eran alimentados dentro de tanques, o junto a ellos. Con posterioridad, eran mantenidos sin alimento para ser soltados hambrientos en plena zona de combate cargados de explosivos. Como puede imaginarse, el motivo de esto era llevarlos a dirigirse a los tanques enemigos, donde se hacía detonar las bombas que cargaban. Una suerte semejante la han sufrido y continúan sufriendo otros animales, como camellos o burros (estos han sido utilizados recientemente por grupos armados para atentar contra grupos de soldados enemigos).

Existe bastante documentación sobre este uso de los animales. Varios resúmenes interesantes de los distintos usos de los animales en la guerra pueden ser vistos en las siguientes webs:

http://www.animalaid.org.uk/images/pdf/booklets/war.pdf

http://www.environmentalgraffiti.com/featured/animals-recruited-war/15846

http://animalesbelicos.blogspot.com/

http://www.cynical-c.com/?p=7820

http://purpleslinky.com/trivia/history/five-craziest-uses-of-animals-in-war/

Como no resulta sorprendente, muchos de las presentaciones de este uso de los animales no humanos no son críticas, sino apologéticas. Estos son algunos ejemplos:

http://community-2.webtv.net/Hahn-50thAP-K9/K9History31/

http://www.qmfound.com/K-9.htm

http://www.war-dogs.com/

http://www.defense.gov/home/features/2006/Working-Dogs/index.html

http://militaryhistory.suite101.com/article.cfm/animals_of_war

Estas otras webs apologéticas tratan en concreto del uso de los animales en la I Guerra Mundial:

http://www.greatwardifferent.com/Great_War/Animals_at_War/Animals_at_War_00.htm

http://www.historylearningsite.co.uk/animals_in_world_war_one.htm

Esta y mas noticias de interés en:

www.amigasmascotas.com


Sobre esta noticia

Autor:
Planeta (156 noticias)
Visitas:
9407
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.