Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfy escriba una noticia?

La crueldad hacia los animales genera mayor crueldad

25/05/2009 19:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Grupos y movimientos “por la defensa y cuidado de los animales” cobran cada vez más vigencia, fuerza y penetración en el escenario mundial y nos advierten de las nefastas consecuencias que son inherentes a la crueldad hacia los animales

Es del todo ilegítimo, degradante y funesto para el bienestar de la humanidad hacer sufrir a los animales en cualquiera de sus formas. La crueldad hacia un animal puede manifestarse a través de las siguientes acciones “humanas”: indolencia en el cuidado, abandono, desaseos y desabrigos, diversiones por medio de funciones crueles (juegos taurinos, coleos, pelea de gallos, entre otros), comercialización de sus carnes, pieles (como el sonado caso de Tina Friedman, esposa de Leonardo Farkas, quien vistió en la segunda noche del certamen viñamarino un abrigo de piel de leopardo original) y demás miembros sobre la base de su sufrimiento, o acciones de crueldad directas y adrede.

¿No deberían nuestros gobiernos legislar a favor de los animales y castigar con todo el peso de la ley cualquier forma de salvajismo? Esta es la razón de ser de estos grupos y movimientos pro-animales: que se establezca un sistema de leyes equitativo y coherente que vele por la protección de los animales y que, además, castigue su maltrato e infausta comercialización.

La protección eficiente y eficaz de los animales es un asunto de relevancia nacional y mundial. Nos incumbe a todos por igual. Somos la corona de la creación y los administradores legítimos de las riquezas naturales. El equilibrio integral de las sociedades podría verse obstaculizado como consecuencia de un deficiente comportamiento de los seres humanos hacia el mundo animal; incluso, podría desencadenar una crisis moral y de valores entre los hombres y los pueblos, pues la crueldad genera mayor crueldad; en otras palabras, nos traería un fatal desequilibrio social.

Estos conceptos deben ser enseñados y trasmitidos en todas las facetas de la educación: desde la formación familiar hasta la universitaria, que vaya más allá de la adquisición de conocimientos simplemente “elementales y básicos” (Educación Ambiental), esto es, que se presente como una cuestión de conciencia universal.

El equilibrio integral de las sociedades podría verse obstaculizado como consecuencia de un deficiente comportamiento de los seres humanos hacia el mundo animal

Por supuesto, este aprendizaje debe ir afín al respeto que se deben unos a otros los seres humanos, sin importar su origen, religión o condición social. Que no se caiga en el error en el que cayeron algunos infectos líderes de la historia humana, esos que ampararon “ideologías” que valoraban más a los animales que al hombre mismo (racismo, xenofobias, antisemitismo y nacionalismo enfermizo). Muchos se esos “líderes” se jactaban de propulsar "sociedades protectoras de los animales".

Las leyes de nuestros gobiernos, sus sistemas legislativos y judiciales, han de ser diseñados de tal manera que permita el equilibrio y la armonía en la relación del hombre con el reino animal: sin menoscabar la dignidad del hombre para exaltar al reino animal, y sin despreciar a los animales para glorificar lo puramente humano, pues todos conformamos una unidad perfecta y somos miembros del mismo equilibrio ambiental.

Una legítima y bien estructurada defensa de los derechos de los animales generará, a su vez, un sentimiento de sensibilidad del hombre hacia el hombre. Este es un hecho verídico y objetivamente demostrable.

De allí que se diga que la Ley Divina, cuando dictamina un Precepto relacionado al buen trato hacia los animales, busca, por otro lado, la modificación del carácter humano en pro de una relación justa, cordial y respetuosa hacia sus semejantes y hacia el resto de la Creación.

Una legítima y bien estructurada defensa de los derechos de los animales generará, a su vez, un sentimiento de sensibilidad del hombre hacia el hombre


Sobre esta noticia

Autor:
Alfy (1 noticias)
Visitas:
15775
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.