Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josefasuarez350 escriba una noticia?

Crónica sobre la Vida, la Muerte y la Luz

15
- +
22/07/2021 16:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acá, en Venezuela, por la situación política, no sabemos, a ciencia cierta, si los números que dan de los recuperados del COVID y los vacunados son o no ciertos

 Oración del lunes: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en  tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida” - MVC

Creo que inicio una crónica muy difícil; pero estoy obligada a hacerlo, ya que actualmente, vivimos entre la vida y la muerte, por la presencia en el mundo del virus que ocasiona el COVID19, y nosotros, los venezolanos, desde hace casi un cuarto de siglo atrás, perdemos a nuestros niños, jóvenes y adultos (muchas vidas), a consecuencia de la dictadura y a esto se unen las pérdidas humanas por la pandemia del COVID19. A finales del mes pasado, le tocó a mi familia perder a uno de nuestros seres queridos: a mi hermano Alí, un empresario venezolano que siempre se dedicó a la Educación. De joven, fue maestro de Educación Básica en Maca, Petare, posteriormente, se dedicó a sus empresas, de educación también, para los niños, los más pequeños, la etapa pre escolar. Su empresa se llamó SUAPI y posteriormente, Grupo Didáctico 2001, C. A. Trabajaba allí con una de sus dos hijas y con el apoyo de sus otros dos hijos. Cuando él murió, víctima del COVID, el fatal virus, Mary, mi sobrina, en uno de sus mensajes, me escribió lo siguiente: “mi papá fue un alma pura y generosa, como un niño, siempre en paz con todos, perdonando todo, iluminando hasta a los desconocidos. Mi papá ya está en esa fuerza superior, llámese como se llame, porque ya mi papá era parte de ella”.

Sí, Alí partió y el día antes de caer enfermo, con el COVID, me llamó y me preguntó por todos y cada uno de la familia, como preocupado, y lo mismo hizo con mi sobrina Luz, en Carora, donde nosotros nacimos y lo comentamos: fue como una despedida, y recordándolo hoy me vino a la memoria lo que hacía Alí cuando una de sus empleadas estaba de cumpleaños: invitaba a todos los de la oficina a un restaurant y me invitaba a mí, y él pasaba toda la tarde ocupándose de la cumpleañera, se olvidaba de todo, de la oficina y trabajos pendientes, y su atención se centraba en la homenajeada. Por ese motivo, el personal lo quería mucho y pasaban años trabajando ahí. En una ocasión, trabajaban a la vez tres hermanas en la oficina.

Cuando Alí contrajo el virus, no duró vivo ni una semana. Había sido vacunado quince días antes. Ahora, toda la familia de él está enferma de COVID, mi cuñada ha estado muy grave y el resto de la familia muy preocupado por la gravedad de Carmen, orando por todos y por su recuperación.

Yo, actualmente, estoy haciendo un taller: “Regreso al ser y al perdón”, y me pregunto: ¿Hay que perdonar a los causantes de que ese virus fatal fuera utilizado como un arma biológica? A fines de enero salió en Whatsapp una crónica que me impresionó mucho, relataba la desaparición de una familia completa. El matrimonio, una pareja joven (menores de 40 años) y sus tres hijos: una chica de 16 años y dos morochos de 6 años. La mamá contrajo el virus y comenzó a hacerse el tratamiento sin comunicárselo ni al esposo. En pocos días enfermaron y murieron todos. Esta historia fue relatada por la hermana del esposo bajo el nombre de “El Silencio de Rebeca”.

Estamos pasando una etapa muy difícil, cada día se oyen en los noticieros más y más pérdidas humanas, y dan informes sobre las vacunas. Acá, en Venezuela, por la situación política, no sabemos, a ciencia cierta, si los números que dan de los recuperados del COVID y los vacunados son o no ciertos. Además, la vacunación comenzó con los jóvenes de menores a mayores, ¿será porque la tercera edad ya vivió bastante y estos últimos no interesan? Ignoro la logística, quiera Dios que las vacunas alcancen y que sean las válidas, no las cubanas.

Ahora sí voy a pasar al tema del título de la crónica: “La Vida, la muerte y la luz”

¿Qué es la vida? Es “ser”, “sentir” y “vivir”, es estar aquí y ahora, es tener conciencia del presente: “yo soy”, “Yo siento”, “yo existo”, es mucho más, es saber que ya estaba, que había sido y que siempre estaré. Sé que estuve, no con remembranzas de un pasado, sé que estoy con una conciencia cierta, “Yo soy la vida” palpitando, pensando, actuando, sintiendo y amando... Es saber que estamos aquí, que pertenecemos al Infinito y nos hicimos finitos a través de muchos cuerpos para estar aquí en el presente, en este momento, en este planeta, en la Tierra, cubiertos por el cielo, y somos parte de ella y de sus elementos: en el agua y sentirla formando parte de nuestra vida, en el aire y vivir de él, y en el fuego y sentir su calor que nos da vida y la fuerza para amar... Es sentirnos aliento de vida, espíritu elevado de una instancia infinita, de una energía superior... es el descender de una inteligencia sublime, ser hijos de Dios, al que pertenecemos por siempre y a la vez nos hace libres para entender la verdadera libertad y aceptar que todos estamos unidos como integrantes de la humanidad. Ahora, pasaré al tema de la luz. Cuando estoy escribiendo, acudo a mis escritores favoritos, los que me ayudan a plantear o aclarar algunos de los temas para los que no estoy preparada. Entre ellos: Brian Weiss, que en el libro “El Mensaje de los Sabios”, nos impacta con el tema de la luz, “Encontrar la luz” del capítulo XI.

“Por ahora, solo siento la paz. Es un momento de consuelo. Hay que consolar al grupo. El Alma... El alma encuentra aquí la paz. Deja atrás los dolores corporales: el alma está tranquila y serena. Es una sensación maravillosa... como si siempre te alumbrara el sol. ¡La luz es tan brillante¡ ¡Todo proviene de la luz! ¡De esta luz surge la energía! Nuestra alma se va hacia ella inmediatamente. Es como una fuerza magnética hacia la que nos sentimos atraídos. Es maravilloso. Es como una fuente de energía. Sabe como curar” “uno de los descubrimientos más consecuentes de la investigación sobre las experiencias cercanas a la muerte, es que el sujeto puede percibir una luz hermosa y reconfortante. Y no se trata de una reacción neuroquímica, que se produce en un cerebro dañado, sino de un resquicio maravilloso que permite vislumbrar el mundo que hay más allá... Junto a la luz, puede estar un familiar querido, ya fallecido, o un ser espiritual, ofreciendo consejo, información y un amor profundo. La persona puede darse cuenta de detalles y hechos que antes desconocía... Aunque determinados detalles de este tipo pueden variar de una cultura a otra, la percepción de esa luz parece ser un fenómeno universal”. Brian Weiss, que en el libro “El Mensaje de los Sabios”, nos impacta con el tema de la luz, “Encontrar la luz” del capítulo XI Pp. 191-192.

El 21 de marzo de 1999, me tocó compartir con un grupo que celebraba la edad de la luz y el inicio de la primavera para una nueva era. Mi conclusión sobre el aprendizaje de esos trabajos es de que somos seres de luz, debemos irradiar luz y verla siempre cubriéndonos como si olvidáramos los caminos del hombre... para tomar los caminos de la luz...

En esa ocasión, fue muy hermoso sentir la vibración conjunta de un nutrido auditórium, que se sentía ese día, muy cerca de Dios, dentro de una disciplina espiritual. Yo estoy convencida que el trabajo de ese día contribuyó a la evolución individual de cada uno de los asistentes y, a la vez, esos haces de luz, se irradiaron en el espacio-tiempo, para trascender de la tierra y volver a ella, para inundarnos de luz, de amor y de piedad, esa luz llegaba en la vida a nosotros, a nuestros semejantes, a la humanidad toda... Todo ese trabajo lo hicimos dirigidos por Carmen Santiago, escritora metafísica y coordinadora del grupo Nuevo Pensamiento que publica una revista y allí trabaja como asistente mi sobrina Zahir.

Más sobre

Después de haber intentado esbozar conceptos sobre la vida y la luz, pasarela de la muerte, agregando el escrito de una iluminada coordinadora mexicana: Nairobel Meléndez, con quien tuve la suerte de recibir un valioso taller por Internet: “Regreso al Ser y el Perdón”, que para mí fue de gran ayuda en esta etapa de mi vida. Ella escribe: “La muerte no es la mayor pérdida, la mayor pérdida es lo que muere en nosotros mientras estamos vivos”. Cada cual cuenta con un concepto sobre la vida y la muerte.

La vida. Es el lapso de tiempo en el que nuestra alma habita un cuerpo físico, con el fin de sanar. Nuestra alma es eterna, nunca muere, y vendrá a este mundo las veces que así se establezca para continuar su evolución y seguir trascendiendo. Por lo tanto, la muerte no existe como tal, solo que el cuerpo que habita, deja de respirar; no obstante, el destino de nuestra alma es seguir su evolución. Nadie muere la víspera, sino cuando le corresponde, aún cuando esta muerte sea súbita, por accidente, una enfermedad, una catástrofe natural, un asesinato o una pandemia. Escogimos nuestro día y forma con antelación. Cuando se deja de respirar, se entra en un proceso de ascenso y en ese momento, se ve todo con ojos de amor, con una comprensión y compasión totales, y es cuando ascendemos a un espacio llamado intemporalidad (que no es medible)

La muerte es un acto de sanación y nuestro propósito de vida debería ser el de sanar y ser felices; nos permitimos sanar a través del perdón. La muerte es amiga que no nos lleva, sino que nos conduce a la trascendencia, donde nos reunimos todos con lapsos de tiempo diferentes”. Día 47 del taller regreso “al ser y el perdón”, coordinadora Nairobel Meléndez.

Durante el segundo trimestre de este año, mi familia perdió a cinco seres muy queridos por sus familiares y muy estimados por la sociedad donde vivían. Sabemos que todos vamos a morir; pero nuestra sociedad occidental, al contrario de la oriental, no nos prepara para la muerte. A finales del mes de abril, murió Wilmer, farmaceuta que estaba integrado a mi familia desde joven, porque era el hermano espiritual de mi hermano Alí. Wilmer era una persona increíble, alegre, simpático, cariñoso y con un sano sentido del humor. Siempre se comportaba tranquilo, animoso y feliz; pero sobre todo, era muy considerado, compasivo y positivo.

En el mes de mayo, falleció Tino, que estaba en nuestra familia desde que era un joven estudiante, ya que era el hermano menor de Themis, una de mis cuñadas. Él era profesor de física, trabajó en Tucupido, ciudad llanera. Últimamente, se dedicaba a los cultivos de plantas medicinales y alimenticias pues era botánico de corazón. Su diagnóstico de muerte fue leucemia, Estuvo enfermo apenas tres semanas. (Se dice que la leucemia no se produce en personas de la edad que él tenía al morir)

El tercero en morir fue mi hermano Alí, a finales de junio, ya mencionado en este escrito por el Covid 19. Le sigue: mi cuñada que permaneció veintiún días grave también con el Covid, mejora un día antes de morir, el 16 de julio día de la Virgen del Carmen, y murió al dia siguiente.

Hace una semana, falleció María, la suegra de mi hijo menor. Ella era educadora, había dedicado toda su vida a su profesión y a su familia. Sobrevivió al COVID, el año pasado, superándolo al igual que un cáncer de mama hace algún tiempo, Estaba bien y sufrió un infarto fulminante, sin haber sufrido nunca del corazón, incluso tenía pocas semanas de haberse vacunado contra el COVID.

Ella esa una persona buena, responsable y animosa, que al igual que mi hermano Alí, dedicó muchos años de su vida a la educación Pre Escolar, trabajando en la Ciudad de Barinas como Coordinadora de ese nivel educativo y ayudando con sus orientaciones a los docentes.

Solo me queda pedir a Dios que reciba a los cinco en luz y amor... pedir por la sanación de todos los enfermos de COVID en el mundo y la sanación de nuestra patria: Venezuela


Sobre esta noticia

Autor:
Josefasuarez350 (69 noticias)
Visitas:
567
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.