Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lielina escriba una noticia?

Crónica de una enferma crónica: fibromialgia

24/05/2009 01:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sufro de dolores crónicos desde hace 40 años, mi enfermedad primero no tenía diagnóstico, luego no tenía cura. hoy la estoy venciendo, luchando sola. Atrevéte, tu también puedes con tus dolores

Que problemas tan curiosos sufrimos los fibromialgicos. Uno de ellos es que en cuestión de horas pasamos de estar casi postrados en una cama a levantarnos y andar como si nada.

Nuestros cambios ocurren en cuestión de horas, además nos resultan impredecibles.

No sólo pasamos de la inactividad a la actividad normal! No. Peor aún, somos hiperactivos y con frecuencia durante estos episodios nos suceden cosas como: hablar atropelladamente con gran locuacidad, estar inquietos, no podernos quedar un minuto en la misma posición. Pasamos de la cama a la silla, estar de pie, caminar de aquí para allá, luego al sillón y de nuevo de pie. Hasta quedar totalmente agotados.

Acaso no somos los primeros en levantarse de la mesa en busca del salero? El primero en entregar un examen que merece ser revisado? El último en dormir o el primero en levantarse!

En ocasiones ni siquiera nosotros podemos detener tanta energía ni explicar de dónde viene.

Pasamos de la cama a la silla, estar de pie, caminar de aquí para allá, luego al sillón y de nuevo de pie. Hasta quedar totalmente agotados

Esto no sólo desconcierta a quienes nos rodean, nos dejan perplejos a nosotros mismos.

¿Cómo intentaremos explicar que hace dos horas no podíamos ni mover una mano y ahora queremos poner el mundo patas para arriba?

Lamentablemente, estos "brotes" de salud aparente, no hacen más que hacernos "sospechosos" ante los ojos de muchos, que se resisten a creer, que, lo que hoy pudimos hacer, quizás mañana, no nos sea posible!

Estas cosas, tan inesperadas como inevitables nos obligan a depender tanto del apoyo y la comprensión de quienes nos acompañan.

Afirmo que estar junto a una persona con fibromialgia es un acto de amor y fe.

Gracias por leerme. Lie. Si te interesa contactarte conmigo me encuentras en http://fibromialgiayvidaplena.blogspot.com


Sobre esta noticia

Autor:
Lielina (2 noticias)
Visitas:
5074
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.