Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Knifer escriba una noticia?

Crítica de Whiplash: Música y Obsesión

14/02/2015 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Andrew Neiman es un jovencito de 19 años estudiando en el mejor conservatorio de música. Su pasión radica en la batería ya que espera convertirse en el siguiente Buddy Rich y para su sorpresa, es seleccionado personalmente por el gran conductor Terrence Fletcher quien lo pondrá al borde del perfeccionismo y la obsesión.

Honestamente no esperaba tanto pero vaya que el guión de Damien Chazelle resultó una obra extraordinaria a la gran pantalla. La historia goza de un excelente desarrollo de personajes y pese a su simpleza, se disfruta cada minuto del contexto caótico. Cabe destacar que Chazelle también la dirigió por tanto debe aplaudirse su exquisita tensión orquestada.

Básicamente su estilo parece inspirarse en Cisne Negro y El Diablo Viste A La Moda, omitiendo la moda y lo visualmente psicológico. De inmediato nos sumerge al mundo del Jazz con referencias y canciones que pondrán felices a los conocedores mientras que los nuevos se empaparán de este arte olvidado. Sólo es cuestión de escuchar primero, la apreciación viene después, créanlo.

Chazelle no le teme a la controversia porque dentro de sus temáticas nos pone a meditar sobre lo bueno y lo malo de dejarse empujar mediante el maltrato físico, mental y emocional con tal de cumplir las expectativas de la inalcanzable perfección. Esto representa un verdadero dilema sobre nuestras propias enseñanzas, sacrificios, educación y deseos de superarnos.

En el papel de Andrew, Milles Teller es espléndido, nomás porque la competencia estaba dura no logró la nominación. Indudablemente es un joven talentoso que no teme mostrar sus sentimientos. Vemos mucho dolor no sólo en su rostro sino sus gestos corporales lo trasmiten, aquella transformación de entusiasta a obsesivo es impactante de verse.

A estas alturas, muchos se preguntarán si J.K. Simmons es merecedor de todos los premios ganados por Actor de Reparto. Tras finalmente quitarme la curiosidad, estoy más que seguro que tiene su Oscar no sólo ganado, sino fielmente merecido. Fácilmente la mejor actuación de su carrera. Hemos visto esta faceta en el pasado, mas aquí el veterano lo llevó al siguiente nivel.

Simmons se desata, no se guarda nada. Gracias a él sentimos toda clase de sentimientos, desde resentimiento hasta presión, preocupación como satisfacción. Ya sea que nos haga reír o llorar, el hecho es que nos hace importarnos no sólo por su identidad sino por la de Teller y los demás compañeros con quienes interactúa.

Me sorprendió verla ganar Edición en los BAFTAs, ahora veo la razón. Los encuadres son directos y por tanto las secuencias fluyen con ritmo en parte a la adición de la música. Para haber costado $ 4 millones de dólares, se siente como si hubiesen sido $ 20 millones los invertidos. Así que recibes mucho más de lo que se pagó.

Su título podría no generar la atracción, pero la verdad es que te estarías perdiendo de un sublime drama musical, casi a la perfección de su propia trama la cual te mantiene enganchado desde que Simmons entra hasta el sensacional duelo durante el desenlace. Altamente recomendada, en serio, no querrás perdértela.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Knifer (942 noticias)
Fuente:
entretenimientocasual.blogspot.mx
Visitas:
2107
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.