Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antorchaplanet escriba una noticia?

Critica | Mi Otro Yo

16/06/2011 20:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Walter Black (Mel Gibson) atraviesa por una depresión peligrosamente contagiosa para el resto de su familia. Afortunadamente, parece encontrar la solución ─o, al menos, el punto de partida para alcanzarla─ en una marioneta de trapo. "El castor (The beaver)" (ver tráiler) es la tercera película como directora de Jodie Foster, y posiblemente sea la más ruidosa por una cuestión que supera lo meramente cinematográfico; y es que su amistad con Gibson, últimamente de capa caída en lo personal y, por ende, en lo profesional, ha llevado a centrar más la atención en la vuelta del actor a la gran pantalla que en lo que cuenta la historia en sí. Una propuesta rara pero estimable; una cosa no quita la otra, por supuesto.

«Todo el mundo necesita un amigo. Y tú me tienes a mí». Firmado por el debutante en el largo Kyle Killen, este extraño drama acerca de las soluciones con las que cada cual afronta sus problemas y necesidades, sobre el peligro de la herencia genética y moral, sobre los riesgos de perder el norte para los que nos rodean y quieren ─«eres un agujero negro que se traga a todos los que se acercan»─ se beneficia más de la sólida y sencilla dirección de Foster ─apoyada por un buen trabajo en todos los departamentos técnicos: edición, sonido, fotografía─ que del propio texto, tendente a desvariar en algunas situaciones y relaciones paralelas a la línea principal ─el tira poco y afloja más entre Anton Yelchin y Jennifer Lawrence no acaba de cuajar desde sus propios personajes─.

Gibson salva el trance, imbuido ─inevitablemente─ de ese aura metacinematográfica que disfraza su Walter Black de herramienta de purga personal también en la vida real; por supuesto, su química con una Jodie Foster calmada y segura de sí misma funciona sobradamente, al igual que lo hiciera en aquella divertida "Maverick" (1994) que tan lejana queda ya en el recuerdo. Sin pretender nada mayor, y sin ceder excesivamente ─más allá de lo obligadamente necesario─ a ampulosidades melodramáticas abusivas que saturen el conciso metraje, "El castor" invita a revolverse contra los demonios que pueden incrustarse en nuestro ánimo en el momento más insospechado. Le puede pasar a cualquiera.

José Arce


Sobre esta noticia

Autor:
Antorchaplanet (1272 noticias)
Fuente:
antorchaplanet.com
Visitas:
3438
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.