Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Knifer escriba una noticia?

Crítica de ""Dios No Está Muerto"" (God's Not Dead)

14/05/2014 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

¿Alguna vez hemos dudado de nuestra fe? ¿Somos ateos o cristianos? ¿Ha sucedido que se nos da la oportunidad de defender la existencia de Dios por una voz que escuchamos en nuestro interior pese a todas las objeciones a nuestro alrededor? ¿Por qué las personas buenas suelen sufrir más mientras los malos tienden a tenerlo todo en una vida inmersa de comodidades? ¿Estará Dios muerto como muchos científicos o maestros "inteligentes" suelen insistirnos al desechar el creacionismo por el evolucionismo?

Dios No Está Muerto es la película perfecta tanto para creyentes como no creyentes de acercarnos a Dios mismo, recordar el amor de su hijo Jesús hacia nosotros y reafirmar nuestra fe en su misericordia, nuestra salvación. Sabiamente el guión de Cary Solomon y Chuck Konzelman se aleja de la religión enfocándose en sí en la esencia del cristianismo. No existe controversia alguna en este debate espectacular de palabras, citas y argumentos.

A través de distintas historias entrelazadas, comprendemos los diversos puntos de vista y cómo cada persona llega a adoptar esta fe. Los escenarios presentados están ricos en emociones humanas de las cuales eficazmente en un personaje te identificarás o por lo menos reconocerás haber estado en alguna problemática similar. Dada la premisa planteada, el desarrollo fluye con elegancia concluyendo poderosamente en un movimiento activo de fe.

Se retoman versículos claves de la Biblia pero también se implementan los valores, la importancia de nuestro origen y sobre todo el amor a los demás. A veces el sentimentalismo tiende a manchar los buenos deseos y las tragedias trastornan nuestra percepción divina pero no debemos olvidarnos del libre albedrío, la guía del espíritu santo y la razón detrás de la existencia del mal, aquí en esta trama se explica todo esto de la forma más clara posible.

El director Harold Cronk se conduce limpiamente entre los diversos relatos de esta adaptación cuya edición es evidencia suficiente para contrarrestar el exagerado negativismo de algunas sociedades críticas. Habiendo costado $ 2 millones de dólares y con una recaudación de más de $ 50 millones solamente en los Estados Unidos, podría asegurársele como un triunfo taquillero. No cualquiera puede cruzar esta frontera, ni mucho menos estando en salas limitadas.

Cronk ya se había hecho cargo de esta clase de película pero su reconocimiento no se le había atribuido hasta ahora. Inclusive el departamento de edición merece bastante crédito por la forma en que endulzó el debate entre el estudiante y el maestro. Aquellas ilustraciones sirvieron para darle a las presentaciones más dinamismo y un contagio emocional. Básicamente el propósito de entretener pasa a un segundo plano, priorizándose así la necesidad por educarnos en cuestiones divinas.

Shane Harper sobresale como Josh Wheaton, el estudiando que debe enfrentarse a su maestro en orden de defender su fe. Uno de sus aspectos primordiales es su distanciamiento del melodrama, el joven se ve tan cómodo en su papel que las acciones hablan por sí solas y de buena manera. En momentos hace uso de su capacidad expresiva y nos prepara cada vez la atmosfera al subir al pódium. No una cualidad de cualquiera mantenernos a la expectativa mientras nos demuestra la existencia de Dios ante un tiburón.

En el rol del antagonismo, Kevin Sorbo es sublime y por tanto su defensa es notable ante los ojos de cualquiera. Dado su naturaleza del maestro "omnipotente" nos provoca algunas quejas como también contribuye con referencias sólidas. No todo es cómo se ve, aquí yace un secreto del cual una vez que se revela durante la culminación de esta batalla, causará una inmediata comprensión en algunos como también un par de aplausos por la forma en que se exige la confesión.

David A.R. White nos entrega una mezcla humana de sabiduría e incertidumbres como el Pastor. Sus diálogos son una base fundamental de la película debido al historial profesional del personaje en conjunto con la comprensión de la biblia. Como ser humano, suele cansarse y dudar momentáneamente de algunos "incidentes" pero al final su responsabilidad genera nuestra atención.

También se cuenta con las participaciones de Trisha LaFache, Hadeel Sittu, Marco Khan, Cory Oliver, Dean Cain, Jim Gleason, Benjamín Ochieng, Cassidy Gifford y Paul Kwo. No serán todavía reconocidos pero cada uno de estos actores y actrices logran destacarse en sus roles secundarios brindándole ese sentido de complejidad a la temática central y subsecuentemente beneficiando el acto final donde se cuenta con el cameo de la banda roquera Newsboys.

En conclusión, se reafirma el valor de la fe a través de esta adaptación inesperada en el sentido donde su ingenioso inicio, su conflictivo desarrollo e inesperado final nos recuerda que en definitiva Dios No Está Muerto, sino sigue estando demasiado vivo y dentro de nosotros, en nuestro corazón y a través de Jesús podemos llegar a conocerlo tan bien como se nos asegura en este impactante debate fílmico.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Knifer (905 noticias)
Fuente:
entretenimientocasual.blogspot.mx
Visitas:
2784
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.